19.2.08

EL PARLAMENTO: LA INSTITUCIÓN DEVALUADA.

por Huneifa ibnu Abi Rabiaa

Ya en el Siglo XVII, en Francia, se vivía una revolución cuyo objetivo era trasladar el poder desde la corona hasta el pueblo. El Rey apoyado por el clero y la nobleza, quería seguir administrando todo el poder, mientras el pueblo, dirigido por la burguesía, quería quitar el poder al Rey y radicarlo en una institución que representara legítimamente al pueblo: El Parlamento.
No hay similitud alguna con lo que, siglos después y en escenarios radicalmente distintos, acontece en la Hamada.
Pero ciertamente, el enorme poder que administra el Comisariado Nacional Saharaui, en comparación con las migajas que administra el Parlamento constituye una anómala situación que reclama profundos cambios.
En cuanto a su origen, ambas instituciones presentan diferencias notorias. En el pasado XII Congreso, por ejemplo, podía y debía asistir todo aquél que se siente identificado con los ideales del POLISARIO. Era un congreso de un Movimiento de Liberación Nacional. Daba igual, estar en los Campamentos, en las Zonas Ocupadas, en el extranjero, ser mauritano o de Tanzania. Los congresistas ahí reunidos, tenían por misión fundamental, fortalecer el espíritu del POLISARIO y trazar su programa. En cambio, para ser parlamentario, no tiene sentido, guardar un cupo para los que están en las Zonas Ocupadas, como tampoco tiene sentido, la representación de la emigración en Argelia, Mauritania o España.
En cuanto a sus funciones, hay una grave colisión de intereses. Al Comisariado Nacional le corresponde la función de guiar (léase legislar); al Gobierno, que nace de ese Comisariado, le corresponde la función de ejecutar. Y al pobre Parlamento, tan sólo le queda una residual función de controlar.
Su producción normativa, es más bien escasa, debido la intencionada idea de vaciarlo de las capacidades necesarias para asumir el reto de legislar. Mientras los más preparados disputan la carrera del Comisariado Nacional, al Parlamento, apenas acuden quienes ni siquiera tienen formación. Y es, probablemente, ahí donde radique la mayor causa de su devaluación.
Más aún, cualquier análisis comparativo del trato informativo dispensado al XII Congreso y al Parlamento y, también, las diferencias de recursos drenados para un evento y otro, revela la escasa importancia que el Poder (diríase el Rey) dispensa a esta devaluada Institución.
Por desgracia, los problemas reales de la gente, los problemas que disparan los niveles de descontento, la desmoralización rampante, los incesantes torrentes de crítica, sólo podrán aspirar a tener razonables esperanzas de solución, el día en que tengamos un Parlamento con todas las de la ley.
Es decir, el día en que nuestro Parlamento tenga la capacidad y fuerza que se merece. El día que tenga atribuidas las funciones que la ciencia política universal le atribuye, entonces podremos aspirar a reducir la intensidad y fuerza de esos niveles de descontento y desmoralización generalizados.
Sólo cuando el ciudadano de a pie, tenga la seguridad de que su voto a un candidato u otro al Parlamento, va a tener una gran incidencia en su vida diaria, en la educación de sus hijos, en los abastecimientos, en el funcionamiento del sistema sanitario y en el funcionamiento de la Administración en general, entonces ese ciudadano, se cuidará muy mucho de elegir a los mejores. Pero como quiera que el Parlamento actual carece, prácticamente, de toda relevancia, todos le dan la espalda. A diferencia de las intrigas que suceden en los Congresos del POLISARIO, a la elección al Parlamento ni siquiera hay competencia.
Pero hay un dato más grave aún. Tomando el ejemplo de las opiniones publicadas en arso.org, existen cincuenta artículos dedicados al Congreso y ni uno sólo al Parlamento.
La magia del poder es tal, que ni siquiera en estas páginas de arso.org, tan prolíficas a veces, se ha visto el interés de esas mentes, mal o bien amuebladas, que a la mínima atacan la yugular. Ese silencio revela el carácter meramente contestatario y poco preparado de nuestra nutrida bolsa de críticos con el Sistema, lo que pone al descubierto la ignorancia cuando no la inmadurez política e intelectual de los exilios dorados en Suiza y en otros sitios.

Huneifa ibnu Abi Rabiaa, a 9 de Shey Achur del año XXXIV de la fundación del F. POLISARIO

--------------
Esto texto esprime la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Ce texte exprime l'opinion de l'auteur et n'engage pas les modérateurs du forum.
This text exprimes the opinion of the author and not of the moderators of the forum.
Share/Bookmark

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece muy bien este análisis tuyo señor Huneifa, pero le diría que personalmente en uno de esos artículos dedicados al congreso he tratado esta temática misma resaltando la omnipresencia del SN frente al invisible parlamento y exhaltando la importancia de que ese último ocupe una posición más relevante dentro del aparato del Frente. Es uno de los problemas estructurales y funcionales del sistema del partido único. Las estructuras terminan lapidandose y las funciones correspondiendo donde no deben.

Saludos

Khaled

Anónimo dijo...

No se como piensa el Huneifa este,que nos acusa a todos los que en este foro de ignorantes por no tratar un tema determinado, y tampoco entiendo la replica de Khaled proclamando su inocencia, diciendo YO NO.
Al sr Huneifa, le digo que como toda opinion, la suya merece ser respetada, y que hablando del Parlamento, es como hablar de algo que no existe en la realidad, tu conclusion lo dice,y nuestro gran problema no radica en la falta de una institucion legislativa. Ojala fuera solo eso....
Discut este tema es como hablar de una cosecha sin haberla sembrado; pero hay que respetar lo que dices.
Otra cosa es tu calendario, el año lo tienes bien, lo demas.....

Anónimo dijo...

Tu articulo, aunque contenga ciertos elementos de verdad,( nada novedosos por cierto) destila un cierto tufillo de pedanteria y prepotencia.´
Si de algo empezamos a estar hartos los sahrauis, es de los "enteradillos y sabenlotodo" que se cren investidos de autoridad "intelectual,moral,tribal.... o de cualquier otra chorrada) para deslegitimar y despreciar la opinion de los demas.
Tu lenguaje refleja tu talla intelectual y moral.
La humildad no es tu fuerte y por lo que veo no tienes abuela.
EX- militante

Anónimo dijo...

Estimado Hunaifa, en mi opinion tu contribucion a esta tribuna comienza ha estar devaluada, en la medida en que cada vez más, incurres en inchorencias en tu discurso y pecas de arrogancia y prepotencia, llamandonos a los demas, ignorantes por no estar a la altura de tu "sagaz y brillante inteligencia".
La eleccion de tu seodonimo ya dejaba adivinar (para los que estamos minimamente versados en nuestra cultura árabe)que la humildad no seria uno tus fuertes.
Te recomiendo que visites con mas frecuencia a tu abuela,a menos que ya no la tengas, y eso explicaria en parte el tono de tu discurso.
Saludos de un compatriota.

Anónimo dijo...

Compatriota Huneifa, le recuerdo que de todos los que escribimos en este foro, fue Usted quien le mareo la magia del poder al escribir su inoportuno y mezquino articulo titulado: Enhorabuena al Frente Polisario. Por otra parte le digo que para que exista un verdadero parlamento, tiene que ser dentro de un Estado que goza de su plena soberania sobre su territorio,lo cual no es el caso de la RASD lamentablemente.Los refugiados saharauis en su mayoria estan en suelo Argelino, y Argelia es el unico Estado que ejerce su soberania sobre todo su territorio incluido Rabuni y los lugares donde estan ubicados los campamentos.Hablar de un Parlamento saharaui es mas demagogia que otra cosa.

Ali uld Lembarki 23/2/2008

Anónimo dijo...

Sr. Lembarki. Podrá Usted juzgar de mezquina mi enhorabuena al POLISARIO, como también podrá seguir tirando sapos y culebras sobre todo lo que huele a POLISARIO.
Yo soy simpatizante del POLISARIO y no se me ruboriza la piel para defenderlo y criticarlo. Le he dado la enhorabuena y se la seguiré dando cuando lo juzgue oportuno.
En cuanto a su ignorancia al hablar del Parlamento, la RASD, la soberanía argelina, etc, eso no revela más que el tamaño y gravedad de la empanada mental que tiene en su cabeza.
Huneifa ibnu Abi Rabiaa.

Anónimo dijo...

espero no me censuren .Ex- militante

moderadora dijo...

Se borran los comentarios que repiten los mismos ataques contra la
persona de Hunaifa. Una vez basta!
Porque no comentas las ideas y los argumentos, seria mas interesante.

Anónimo dijo...

A mi entender los artículos de Huneifa son brillantes en el estilo, prueba de un alto nivel de formación y eso no tiene que incomodar a nadie, todo lo contrario, deberia alegrarnos por tener entre nosostros a muchas personas en este foro con gran capacidad de analisis. Además, encuentro que son artículo moderados en el planteamento y como no puede ser de otra manera y para mi es lo fundamental, están a favor de la independencia y el fortalecimiento de las instituciones de la RASD. A mi sinceramente me gustan los artículos de Huneifa; No sé a que vienen las descalificaciones personales y hasta lesivas con la dignidad humana cada vez que no estamos de acuerdo con alguien. Si lo del parlamento está repetido, bien, hablemos del parlamento, una y cien veces, con el fin de perfeccionarlo y convertirlo en una herramienta eficaz de control. A no ser que, en última instancia alguien no crea en la viabilidad de una nacion saharaui y carece de valentia en decirlo abiertamente, recurra al rescurso facil de decir que todo esta mal o peor aun se lanza directamente al insulto y a la vejación. De modo que diferencias políticas y incluso diria idiológocas a parte, no creo que como saharauis ni como democrátas nos hace falta tanta tensión. Creo que el artículo contiene unas cuantas ideas interesantes,que podamos desarrollar política y dialécticamente, una por una y no hace falta llegar a acuerdos, pero debatir con madurez y responsabilidad. Ahora, si ya de entrada algunos se lanzan mediante la violencia verbal a acribillar y a medrantar a quien libremente quiere expresar su opinión, una de dos, o es esa su misión o carecen de cualuier rasgo de tolerancia y respeto hacia los demás y por tanto ellos mismos se desacretiden. La suerte es serán siempre minoria.

Anónimo dijo...

saludos sr huneifa
soy lector insaciable de tus escritos pero creo que el problema principal nuestro es que hemos perdido de verdad el porque estamos en el exilio . liberar el sahara y no ministerio ni parlamento creo con tres ministerios defensa, educacion y sanidad vamos sobrados.
saludos patrioticos
toda la patria o el martirio
ugba ben nafe.