28.11.16

GRACIAS CUBA, GRACIAS FIDEL.


por Abdalahi Salama Machnan

Un día de Julio de 1987 a eso de las once de la mañana, mi vuelo de cubana de aviación acababa de pisar el asfalto de las pistas del aeropuerto internacional de la Habana “José Martí”. A bordo veníamos un grupo de alrededor de doscientos y treinta niños saharauis; nuestras edades en aquel entonces oscilaban entre los diez y trece años respectivamente. De repente una voz sale de la megafonía del avión con acento marcadamente cubano anunciando el aterrizaje: Pequeños pasajeros, bienvenidos al aeropuerto Internacional de la Habana “José Martí”- Por favor, permanezcan sentados, y con el cinturón de seguridad abrochado hasta que el avión haya parado completamente los motores y la señal luminosa de cinturones se apague. Se abrieron las puertas y acoplaron las escaleras para descender, bajábamos aturdidos y desorientados; habían sido catorce horas de vuelo desde Argel hasta la Habana. Al descender una suave brisa de aire fresco nos acarició la cara, un clima plácido, y un grupo de monitores cubanos de comitiva dándonos una calurosa bienvenida: Vamos chamacos por aquí, trato efusivo y cariñoso. Nos pasaron al protocolo para el chequeo médico, después una relajante ducha y al comedor a reponer fuerzas, nos pusimos las botas con aquel inolvidable y rico menú: Arroz blanco, frijoles negros, fricase de carne y de postre arroz dulce con leche.

Al día siguiente nos repatriaron con destino a la Isla de la Juventud, antigua isla de los pinos. Allí comenzaría la historia individual y colectiva de cada uno de aquellos niños, nuestras vidas acababan de dar un giro Copérnico de 180 grados; sí hacía 72 horas que estábamos descalzos pateando pelotas en las áridas tierras del desierto. Ahora estábamos en un oasis del caribe, un idioma diferente, una cultura distinta, a partir de entonces nuestro cronómetro biológico, mental y social puso sus dígitos en cero. Comienza una nueva etapa: Estudiar, Aprender, Ver, Errar, Tropezar, Levantar, Caer, Crecer, Reír, Llorar. Esa es la auténtica escuela cubana, la que amolde y enseña al niño ser alegre, al hombre ser libre, les da alas e imaginación para que nadie lo embauque, para que nadie lo engañe. Como testimonio para la historia- jamás los cubanos nos adoctrinaron a ser comunistas o ser de izquierdas o de derechas-. Nos inculcaron valores de suprema belleza, a amar la dignidad y a respetar al prójimo.

A título personal no tengo palabras para agradecer a Cuba todo lo que ha hecho por mí y por mi pueblo. Sólo podré decir: Gracias Cuba por todas las veces que me han soportado cuando estaba cayendo. Por todas las veces que me diste educación, formación, atención sanitaria, seguridad y la alegría de vivir. Por el apoyo incondicional cuando lo tenía todo en contra. Por soportar mis travesuras de muchacho inquieto. Por hacerme sentir como un cubano más entre vosotros. Por todas las veces que les hice sentir orgullosos, y por todas aquellas que os he defraudado. Por todas las veces que me han hablado con el corazón abierto diciéndome: estudia, aprenda, goza, baila, y sobre todo abre bien los ojos y pisa suelo. Por cómo me he hecho crecer. Por los valores que me han transmitido. Por los grandes gestos de afecto y amor que me han dado desde la Isla de la Juventud hasta la ciudad de los tinajones “Camagüey”. Por los inolvidables momentos que me han hecho reír tanto. Por darme la oportunidad de conocer y deleitar de los buenos soneros y boleros cubanos.

Este viernes 25 de Noviembre, por esas siniestras casualidades que depara el azar, en todo occidente y más allá del charco nos han colapsado la mente en todos los medios de comunicación hablando solo sobre el “BLACK FRIDAY”; un método más del capitalismo bestial para inducir al furor consumista. Las paradojas de la vida, miren por dónde que terminó por ser un “VIERNES NEGRO”. Evidentemente por un motivo más trascendental: Ha fallecido Fidel Castro Ruz, uno de los grandes iconos del siglo. El revolucionario visionario y estadista nos deja, se ha ganado un lugar respetado en la historia de la humanidad. Fidel encarnaba como nadie una infrecuente condición de puente entre la dignidad y la justicia, porque supo defender a todos los desprotegidos allá donde se encuentren, transmitía sublime emociones con un lenguaje al alcance de cualquier alma con sensibilidad. Testigo de ello su discurso en la Séptima cumbre de los No alineados en nueva Delhi en marzo del año 1983, defendiendo la justa causa del pueblo Saharaui. Se va Fidel por la puerta grande, dejando atrás un gran legado:

- Cuba tiene una tasa de mortalidad del 4%.
- Cuba tiene el mayor índice per cápita de médicos del mundo (1 médico por cada 130 habitantes)
- Cuba es la única nación latinoamericana sin desnutrición infantil
- Cuba tiene un nivel de escolarización del 100%.
- Cuba es el único país del mundo que cumple la sostenibilidad ecológica.
- Cuba es el único país que ha erradicado la transmisión madre- hijo del VIH

Fidel desafió en vida a once administraciones americanas, y a más de 600 de intentos de asesinatos. Se va un talón de acero, y entra un alocado Trump por debajo de los muros que quiere levantar. El mundo adquiere tintes preocupantes, Europa deshaciéndose por todas partes. Vuelve el miedo y, con él, vuelven los discursos que blindan fronteras, recortan derechos y asedian a los refugiados, como si el retorno a la caverna los salvara de los peligros de la selva. Realmente vivimos malos para la lirica. El mundo pierde a un sabio, venerado por millones. Incomprendido por otros.

Gracias Cuba, gracias eterno comandante Fidel Castro Ruz, os lo agradezco mucho. Os estoy agradecido porque más allá de mis defectos, si soy lo que soy, es merito vuestro. Gracias por todo. Y espero que mi presidente no me decepcione y que asista al merecido homenaje de despedida. Hasta siempre comandante y que repose en eterna paz y sosiego.

Hasta la victoria siempre Comandante Fidel Castro Ruz.

ABDALAHI SALAMA MACHNAN, BARCELONA.
28.11.16
sah_camaguey99@hotmail.com

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

The Malabo Fortuity

by Nafaa Mohamed Salem

The Gulf kingdoms tu quoque argument is flawed in principle. It envisages the sovereignty recognition as based upon on a narrow bilateral exchange of little favours.

In Malabo, the argument whereby the fact that Western Sahara is not a UN member state offers no valid defence to the Palestinians. These same Gulf kingdoms had supposedly pledged to recognise a Palestinan Statehood. This argument rests qualitatively on the strategy created decades ago by the Zionist entity.

That is to say, this argument may amount to saying that breaches of fairness, being committed by this Arab lunatic fringe, justify similar breaches by the Zionists. I don't understand why they could not see that this argument is full of holes and is pointless and consequently is a dire threat to the Palestinian aspirations they have always been defending.

The showdown at Malabo comes amid the eventful transition now taking place across the African continent and the middle east, leaving Morocco’s strategic stands uncertain. Morocco has watched with concern as the poltical sphere in Egypt, Tunisia and Mauritania have created an unfilled vacuum in the traditional support to its claims.

The bid on the Arab petrodollar system has proven treacherous to Morocco. It has energized affinities on both sides of the conflict, fueled anti-Morocco return to the African Union, jeopardized Moroccan’s alliances and harmed The Arab’s Inter-African status. But rather than attempt to break the deadlock and rescue their Moroccan "Babe in arms" from this debilitating fortuity, the Arab fathers have resisted taking the lead.

Nafaa Mohamed Salem
nafaasalem(a)yahoo.com
18.11.16

--------------  This text expresses the opinion of the author and not of the moderators of the forum.
Share/Bookmark

26.11.16

Note of Condolences On Fidel Castro Ruz

by Nafaa Mohamed Salem

Dear comrades,

I am inexperienced and out of practice in comforting people in grief and offering them solace.

But here I am sending my sympathy during these hard moments and whereas there's no time limit on sympathy I also extend it day-in and day-out as the Revolutionary Cuba continues to exist.

Fidel's legacy is evident in the formidable strength and success of the Polisario Front and its militants as they reach this milestone.

Fidel left behind a wonderful legacy. For all time, his values will live on in the memories and thoughts of thousands of Saharawi doctors, teachers, engeneers and militaries that he was instrumental in training.

May Fidel rests in peace. May we who remain find much strength and inspiration from the life of this great man and his achievements.

Nafaa Mohamed Salem
nafaasalem(a)yahoo.com
26.22.26

 -------------- This text expresses the opinion of the author and not of the moderators of the forum.
Share/Bookmark

22.11.16

El puesto “vacío” que hizo temblar a Marruecos

por Zrug Lula

Desde el pasado día 17 de noviembre se viene celebrando en la capital de Guinea Ecuatorial, Malabo, la Cuarta Cumbre África-Mundo Árabe, a la que le quitó protagonismo otro foro más importante, la Cumbre de Asia-Pacífico (APEC).

Esta Cumbre, que concluye mañana 23 de noviembre, fue marcada por varias escenas teatrales protagonizadas por Marruecos, que ya se le conoce por estos episodios, debido a la presencia, aunque simbólica, de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

El día más agitado de esta cumbre fue ayer cuando se tuvo que aplazar la apertura de la reunión del Consejo Mixto de Ministros de Exteriores más de medio día por la objeción de Marruecos a la presencia del puesto (placa con el nombre del país y la bandera) de la RASD en la plenaria donde se efectuaba la ceremonia.

Este hecho, que convirtió a la ausente RASD en la protagonista del evento, con periodistas y delegados tomándose selfies junto a la bandera y la placa del puesto “vacío” (imaginen que hubiera alguien presente), evidenció una vez más la imprudencia y contradicción que caracterizan a Marruecos con tal de imponerse y robar la atención mediática, aunque sea a costa de la reunión.

Hubo varios momentos de suspense, incluida la interrupción de declaraciones oficiales, peregrinaciones de aliados de Marruecos, como Arabia Saudita, para convencer a la parte africana de retirar la placa y voces, a favor y en contra, de la presencia de una cuestión que se ha convertido en un principio para los africanos y de intereses banales para la parte árabe. Afortunadamente, al final ganó la razón y el respeto de los principios, que una de las partes tiene que aleccionarse para comprender que sin ellos no se pueden forjar alianzas, a pesar de poseer todo el dinero del mundo y la potestad divina adjudicada sin mérito.

Este hecho reveló las verdaderas intenciones de Marruecos por las que quiere reincorporarse a la Unión Africana (UA). Su ignorancia y falta de respeto a los acuerdos, tratados e instrumentos de esta organización, principalmente la Carta de la Unión Africana y su Declaración Solemne del 50o Aniversario de la OUA/UA, no dejan margen de duda para concluir que sus intenciones para volver a la UA son únicamente para sembrar la discordia, boicotear la presencia de la RASD, quizás su eventual expulsión, e inclinar la balanza de apoyo dentro del continente a su favor. Por otra parte, ha sido una señal clara para que los saharauis empecemos a reforzar nuestra diplomacia y pasar de la defensa a la ofensiva.

En medio de esta controversia, ha habido intervenciones que realmente merecen ser mencionadas para quedar en la historia como razón y evidencia de que África representa el aliado estratégico que los saharauis debemos aprovechar, reforzando nuestra presencia para evitar cualquier brecha que el enemigo pueda utilizar a fin de debilitar nuestra presencia o divulgar sus envenenadas falsedades dentro del continente. Hay que destacar aquí que esta no es la primera vez que ocurren sucesos como este en eventos similares en los que ha estado Marruecos, a causa de la participación o no de la RASD. También hubo escenarios parecidos en la Cumbre África-Mundo Árabe de 2013, en Kuwait, y la Cumbre África-Turquía en 2014.

Países como Zimbabue, Sudáfrica, Argelia, Uganda y Chad, que ostenta la presidencia del Consejo Ejecutivo de la UA, hicieron frente a Marruecos y sus aliados en defensa de los principios de la UA. Zimbabue llegó a comparar la cuestión de Palestina con el Sahara Occidental para acallar a quienes alegan que la RASD no es miembro de la ONU y por tanto no debe asistir a este tipo de cumbres.

África puede convertirse en la voz del pueblo saharaui y tener tanto efecto como el reconocimiento de cualquier potencia mundial. Recordemos que, gracias a la solidaridad africana, Sudáfrica es hoy un país libre del apartheid y que esa misma solidaridad hizo un día que Europa aceptara la presencia de Zimbabue en foros económicos como este, después de cinco años de boicoteo africano a las reuniones con la Unión Europea.

En conclusión, creo que la presencia de la RASD en África es un hecho y una cuestión de principios que debemos aprovechar para consolidar nuestra posición y mejorar nuestra visibilidad. Todo el mundo está interesado en forjar alianzas con África, pero a veces esas alianzas no tienen en cuenta la legalidad internacional y los instrumentos jurídicos que están a nuestro favor. En este sentido, considero que la mejor forma de lograr un apoyo firme y real a nuestra causa, no solo en África sino en todo el mundo, es a través de la designación de las personas indicadas en los lugares indicados, así como de aprovechar todos los elementos políticos, históricos, culturales y jurídicos para impulsar la visibilidad y presencia de la RASD en un momento en que, para muchos, los intereses económicos están por encima de la ética y los derechos humanos.

Zrug Lula
zlula1980[at]yahoo.es
22.11.16

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

18.11.16

BRAHIM GHALI : LE F.POLISARIO RATRAPÉ ENCORE UNE FOIS PAR SES MAUVAIS CHOIX

par Maître Takioullah Eidda

Monsieur El Juez José de la Mata, juge d’instruction au plus haut tribunal d’Espagne, vient d’émettre un «mandat pour interroger» contre Brahim Ghali, Secrétaire Général du F. Polisario, le tout suite à la confirmation de la présence de celui-ci à la conférence européenne de solidarité avec le peuple sahraoui qui se tiendra les 18  et 19 novembre à Barcelone.

Ce mandat fait suite à des plaintes pour génocide, séquestration, torture et viol, lesquelles furent déposées par des individus et une association agissants sous la coupole du Maroc.

Malgré le dépôt de ces graves plaintes depuis 2012 et le fait que les tribunaux espagnols ont décidé de les recevoir depuis, en procédant aux enquêtes nécessaires, Brahim Ghali a tenu quand même à se présenter, en 2016, à la chefferie du Polisario, alors que la cause du peuple sahraoui traverse l’une des phases les plus critiques de son histoire.

En effet, depuis 1991, la cause du peuple sahraoui repose, en tout et pour tout, sur la sympathie et la solidarité internationale, chose que le Maroc cherche par tous les moyens à saper, éroder, et ce, en essayant de l’extirper de la conscience du reste du monde.

Le plus étonnant dans toute cette connerie, est que toute la direction du Polisario a non seulement désigné Brahim Ghali comme unique candidat pour remplacer Mohamed Abdelaziz, mais aussi demandé, avant même l’ouverture du Congrès extraordinaire, à l’ensemble des participants de l’élire par acclamation!

Pourtant cette soi-disant direction aurait dû prendre en considération, très sérieusement, l’épée-de-Damoclès brandie au dessus de la tête de Brahim Ghali en Espagne, compte tenu des enjeux gravissimes pour la crédibilité de la cause sahraouie et celle de son leadership.

Malheureusement, cette direction de béni oui, oui a manqué à son devoir, ses responsabilités et bien sûr à sa conscience nationale.

Au lieu de mettre la cause du peuple sahraoui par dessus tout autre considération (y compris le désir obsessionnel de Brahim Ghali d’être le chef du Polisario (1974-1976-2003-2016) et la pression insistante de ses soutiens), en choisissant un leader propre et irréprochable, la direction du Polisario s’est rabattue sur la vieille clique usée et éclaboussée par toute sortes de reproches pour maintenir le statut-quo.

Aujourd’hui, si Brahim Ghali ne répond pas positivement au «mandat pour interroger» du juge espagnol, celui émettra, selon toute vraisemblance, cette fois-ci un «mandat international» contre lui, ce qui l’oblige forcément à rester cloitré entre Alger et Rabouni, alors que la cause sahraouie lui demande plus que jamais une mobilité intense.

Et voilà où le malheur a amené la cause du peuple sahraoui: les coulisses des tribunaux espagnols, 41 ans après que ce même pays l’ait vendu au Maroc.

Comme disait l’adage: "On peut mentir une fois à tout le monde, on peut mentir tout le temps à une personne, mais on ne peut pas mentir tout le temps à tout le monde."

Maître Takioullah Eidda, avocat
Montréal, Canada.
18 novembre 2016
eidda.avocat[at]eidda.ca

 --------------  Ce texte exprime l'opinion de l'auteur et n'engage pas les modérateurs du forum.
Share/Bookmark

14.11.16

Trump versus Hillary. Alimentando sueños, tragando decepciones

 por Lehdía Mohamed Dafa

Muchos saharauis, como otros ciudadanos de la aldea global, no paran de expresar sus opiniones y bromas sobre Donald Trump y su triunfo en las elecciones a la Presidencia de los EEUU. Un primer balance de sus comentarios en las redes sociales sería el entusiasmo con que celebran la derrota de la candidata demócrata Hillary Clinton, dado el apoyo que siempre brindo al monarca marroquí.

Los saharauis, casi sin distinción, incluido el difunto presidente Mohamed Abdelaziz, recibimos con alborozo y esperanzas la llegada de Obama a la Casa Blanca, creímos que un presidente como Obama, afroamericano y musulmán en su juventud, era nuestra oportunidad para encontrar una solución al conflicto que respetase nuestros derechos. Poco a poco nuestras esperanzas se fueron desvaneciendo, el proceso de negociaciones siguió estancado y fuimos constatando como las razones de Estado se acaban imponiendo a la biografía y personalidad de un presidente, incluso en el caso de Obama. Y todo ello sin contar la indignación que producían noticias como que la Casa Real marroquí había “donado” 12 millones (28 según otras fuentes) de dólares a la Fundación Clinton, ¿pago por servicios inconfesables? Como no iban a alegrarse los saharauis de la derrota de la ex Secretaria de Estado de Obama.

Pero, ¿y Trump? ¿Qué sentimientos albergar ante la victoria de Trump? ¿Cómo puede ser para nuestra causa?

La respuesta a estas preguntas revela una cierta confusión por parte de los saharauis que están expresando sus opiniones. Van desde los que se suman al carro de los insultos por el declarado anti-islamismo del nuevo Presidente, a los que muestran un tibio entusiasmo especulando con los nombres de John Bolton o Newt Gringich como potenciales Secretarios de Estado. El primero ayudante, en su día, del histórico James Baker, el enviado especial que mas cerca estuvo de encontrar una solución al conflicto del Sahara, y el segundo, senador por Tennesse, del que se conocen sus declaraciones sobre la necesidad de encontrar una solución definitiva al conflicto. Pero buscar un soplo de esperanza en estas especulaciones o en algún detalle o información mínima pone en evidencia la extrema vulnerabilidad de nuestra posición, y que las esperanzas se derivan de la dependencia de la posición de las grandes potencias y de modo especial de EEUU.

Tampoco faltan las ideas pintorescas, como las de aquellos saharauis, que empatizan con un personaje “echao pa lante”, machista hasta lo soez, que desprecia a la clase política en una peligroso deslizamiento o identificación de ésta con el marco democrático y que alimenta los peores sentimientos hacia los extranjeros. En cuanto a los que apuestan por el “cuanto peor, mejor” o creen ver en el ascenso de Trump la etapa terminal del imperialismo y una oportunidad para sus delirios de asaltar palacios o bombardear pentágonos, no creo que merezcan mayor atención.

Hay una gran coincidencia en que Donald Trump va a soltar lastre en cuanto a su presencia internacional, lo que pudiera favorecer, en ausencia del "sheriff", el recrudecimiento de conflictos regionales latentes como el del Sahara, incluyendo en él la rivalidad de Argelia con Marruecos, o activos como el de Siria. Por tanto: menos atención, si cabe, a un declarado "conflicto menor" y mas riesgo de tensiones e inseguridad en la región.

Tampoco se podría descartar dado el carácter imprevisible del Sr. Trump algún episodio de desentendimiento con la corte de Mohamed VI, cuya diplomacia cuando se les contraría o se sienten desairados, brilla por su ausencia.

Todo, menos considerar que este Presidente pueda adoptar una posición constructiva, seria y comprometida con nuestros derechos como pueblo para impulsar una solución definitiva o cuando menos duradera, que favorezca la seguridad y desarrollo del Occidente del Magreb, que no olvidemos es la frontera sur de España y la UE.

Lehdía Mohamed Dafa
lehdia.m.dafa@gmail.com
13 noviembre 2016

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

7.11.16

À PROPOS DE LA PROCHAINE CONFERENCE DES RELATIONS EXTERIEURES

par DIH MOKHTAR DAF

J`ai appris par le biais d'un ami que la prochaine conférence des relations extérieures tiendra ses assises les quatre derniers jours de décembre au siège du Ministère des Affaires Etrangères de la RASD. N´étant pas convié à  participer à cette Conférence, je n´y serai sans doute pas, pour la simple raison que je ne suis ni Ambassadeur, ni Représentant; car victime d´un passé très récent qui m´a fait occuper des fonctions humiliantes durant plusieurs années. Et le comble s´est soldé par une traversée du désert qui ne dit pas son nom et qui n´a  que trop duré. Les causes de cette traine dans la boue ne m´ont jamais étaient élucidées par n'importe quelle autorité, mais elles sont imputables surtout à la situation antérieure qui a failli nous agenouiller devant un ennemi implacable qui cherche inlassablement à nous asséner des coups là où ça fait mal. Et continue à épier inlassablement nos faiblesses  en les exploitant à son profit dans sa lutte pour nous priver de nos droits indéfectibles et inaliénables à la liberté et à l`indépendance. 

Cette Conférence sur laquelle nous portons beaucoup d´espoir pour mettre sur les rails, le train de notre travail diplomatique qui a longtemps souffert d´une prestation médiocre et d´une léthargie - à une exception près - qui risquent d´être endémiques si des mesures ne seront pas prises très rapidement. L´occasion donc, est là, - la Conference- ! Elle se tiendra dans des circonstances très cruciales marquées par de nouveaux changements importants liés de près ou de loin à l avenir de notre lutte nationale telles:
 - le début du mandat du tout nouveau S.G. des N.U. qui connait bien le problème pour avoir occupé des postes liés directement à notre cas et même peut avoir une empreinte dans l´indépendance du Timor Leste dont  la  situation  était  identique à  la  nôtre. Son  pays, le  Portugal  assumait  la  même  responsabilité  que  l´Espagne dans la décolonisation de notre pays. Seulement que le premier s`est repenti en s´alignant sur les thèses de l´indépendance de son ancienne colonie alors que nous courrions toujours après le deuxième pour qu´il le fasse.
L´accord de Madrid, le 14 novembre 1975, par lequel l´Espagne a cédé notre pays à une seconde colonisation féroce et inhumaine, reste et restera une tache sombre et indélébile dans son histoire récente, à moins qu`elle ne revienne sur cet accord en déclarant purement et simplement son annulation. C´est d´ailleurs un point sur lequel nous devrions travailler  avec  toutes les instances et aussi avec celles de la puissance administrante qui reste l´Espagne, au regard du droit international. Il doit être particulièrement en bonne place dans notre prochain plan d´action pour mettre en cause cet accord injustifié et injustifiable en vue de l´invalider.

 - La nouvelle administration américaine qui sera connue les tous prochains jours, sur laquelle parie le Maroc pour  actionner ses lobbies selon que les Démocrates ou les Républicains gagnent les élections et prennent les rênes de cette Administration. Les  Etats-Unis d´Amérique est un pays très influent qui a de larges bras dans la résolution des problèmes de ce monde. Tenant compte de son rôle au CS  pour cela nous devrions  redoubler d´efforts pour y entreprendre un travail intense et profond afin de pencher la balance à notre profit ou au moins garder notre cause présente dans la mémoire et l´ouie de la majorité des Américains.
D`autre part, il y a une proche échéance sur laquelle l´ennemi compte beaucoup, car à son profit quelqu´en soient ses résultats: Les élections françaises, membre permanent du Conseil de sécurité qui a son mot à dire dans la région. Bien sûr, il n´ est un secret  pour personne que ce pays, à peu près toutes tendances confondues, est acquis aux thèses expansionnistes marocaines quel qu´en soit le résultat qui s´en sortira des urnes.
Mais il n´est nullement question de  céder ce terrain á l´ennemi, même s´il nous est défavorable depuis notre invasion par l´armée marocaine et même avant.
Mais avec la volonté et la témérité, nous devons envisager une feuille de route en y renforçant la Représentation pour étendre notre action au moins et  faire entendre notre voix à un niveau officiel. Nous ne devons jamais perdre espoir devant la rigidité de la position de ce pays, soutien inconditionnel du Maroc. Cela nous impose donc, de redoubler d`effort pour obtenir un résultat, minime soit-il.
Notre diaspora, si elle est encadrée politiquement par notre Organisation et mobilisée autour de la cause nationale, peut être un facteur déterminant d`introduction  et jouer un rôle important dans le domaine, surtout au niveau de la société civile française et les ONGs qui s`activent sur le terrain des Droits de l´Homme etc...

- Une autre échéance très importante, à laquelle nous devons mobiliser tous nos moyens et ceux de nos alliés, car l´ennemi pèse de tout son poids et celui de ses amis pour pencher la balance en sa faveur afin que les pays africains élisent un (e) candidat(e) qui lui est favorable. Il s`agit de l`élection de la  Présidence de la Commission de l´Union Africaine au prochain Sommet à Addis.
Le Maroc fait de son retour à l´Union Africaine, un enjeux pour lequel il investit tous ses moyens et tous ses efforts, pour cela nous devrions être capables de déceler ses intentions, sûrement malsaines et agir efficacement afin qu´il ne nous fasse des surprises malheureuses. Nous devons savoir prévenir  et agir en conséquence. Donc, une stratégie diplomatique basée savamment sur le bilatéralisme et le multilatéralisme ( relation avec l´U.A ) s´impose dans ce moment crucial marqué par une offensive tout azimut de l`ennemi et ses alliés dans le continent, le Sénégal en tête de peloton.

Vus tous ces points précités d´autres encore auxquels il faut sérieusement en tenir compte dans notre prochain plan d`action, il y a et surtout nos faiblesses intérieures qu`il faut revoir avec une autocritique objective pour y trouver des solutions adéquates et définitives en déclenchant immédiatement le processus nécessaire à leur application.
Parmi ces faiblesses qui doivent être revues, il y a la situation de notre Administration Centrale qui a longtemps souffert d`une gestion aléatoire et expéditive et fonctionne selon le tempérament des personnes en charges, sachant qu´ils ne seront pas dérangées tant qu´ils ne touchent aux  '' barons´´ ou à leurs protégés. Il y a des signaux ,fort heureusement, qui parviennent de la nouvelle Direction, affichant une volonté de passer une éponge sur toutes les pratiques du passé. Nous nous en réjouissons profondément !
Un chamboulement de fond en comble de cette Administration s´impose impérativement et efficacement en  la dotant d`un mécanisme soumis à une règlementation appropriée qui la rend au service de l`intérêt général, loin de toute autre considération pouvant entacher nos principes.

Un autre point qui nous fait défaut et qui mérite d´être vu, est celui de l´alternance des Diplomates et de tous les militants de notre Organisation politique. C`est un processus nécessaire pour régénérer les idées et aussi et surtout pour éviter que des personnes ne "s´approprient" les Institutions construites par la sueur des Sahraouis et le sang de leurs martyrs. Nous savons tous que nous avions frôlé ces illusions !.
Elle (l`alternance) doit être systématisée et régulée dans toutes les sphères de l`Etat et particulièrement dans les fonctions qui ont rapport avec l`extérieur, mais loin des anciennes pratiques (clientélisme, népotisme et tous les autres maux sociaux ).
Au Ministère des Affaires Etrangères, la rotation du personnel doit s`effectuer entre les Missions Diplomatiques, les Représentations,l´Administration Centrale et la formation dans des écoles nationales créées pour ce but ou dans des écoles de pays amis pour doter nos Diplomates de connaissances dans le domaine des relations internationales et apprendre aux plus jeunes à parler des langues étrangères ( l´anglais, l´espagnol et le Français ).
La restructuration de notre Ministère requiert impérativement une réorganisation pour se munir de tous les outils efficaces pour affronter  les prochaines étapes qui s´avèrent rudes  et  difficiles, vue l`intransigeance  de  l´ennemi dans sa fuite en avant.
Dans ce cadre, une attention particulière doit être prêtée à la formation de nos jeunes universitaires pour les engager dans le domaine de la mobilisation intérieure ou extérieure, soit-elle !. pour garantir la succession des génération en les préparant aux prochains défis. Car le combat est rude et de longue haleine

Si nous travaillerons sur la correction des erreurs du passé en régulant les domaines suivants: une administration centrale efficiente construite sur des bases saines et solides, un service de gestion de ressources humaines -  les affectations, les nominations, les promotions, la rotation, etc.. .-  qui se penche et suit ce domaine avec beaucoup d`efficacité et de rigueur, loin de tout calcul étroit, nous pouvons, alors se laisser croire que la prochaine Conférence serait la dernière ligne droite vers l´accomplissement d´un labeur sérieux et fructueux qui  donnera inéluctablement des résultats positifs qui boosteront notre travail extérieur.

Par cette occasion que nous offre la Conférence des Relations Extérieures, nous devrions alors évaluer notre passé et entamer immédiatement l´étape post-conférence avec un nouvel élan plus combatif que par le passé pour donner une impulsion à notre travail national et international afin qu´il se développe et aboutisse à un meilleur résultat qui renforce nos acquis et les mettre à l´abri des manoeuvres machiavéliques et malsaines de nos ennemis.

Je ne saurais terminer sans attirer l´attention de notre nouvelle Direction sur le fait que notre jeunesse est une arme à double tranchant. Si elle est bien encadrée et bien orientée, nous pouvons nous assurer d'une succession de génération qui a les mêmes valeurs d'honneur et de sacrifice pour la patrie que celles de nos vaillants combattants et celles de la société sahraouie en général. Donc une génération qui porte dans son coeur  et à bras le corps toutes les préoccupations de notre peuple y compris bien sûr la libération nationale pour laquelle nous vivons et pour laquelle nous mourrions.
Mais, si cette jeunesse est laissée à son sort, elle  pourra se  verser dans la délinquance  et  devenir  le  talon  d'Achille par lequel l´ennemi peut se faire des brèches et nous créer de sérieux problèmes sociaux difficilement cernables.

Nous disons alors,"Wait and see"! En attendant que la Conférence se tienne pour apporter de bonnes solutions à nos problèmes et que la nouvelle Direction prenne conscience de la gravité de la situation.

Remarque :  tous les  points de  vues  convergent  sur le  fait  qu´un travail  est  entrain d´être  entrepris  pour  l'assainissement de nos Institutions et de notre Organisation en général. C'est un signe encourageant !

DIH MOKHTAR DAF
dihdaf@yahoo.fr
07.11.16

-------------- Ce texte exprime l'opinion de l'auteur et n'engage pas les modérateurs du forum.
Share/Bookmark

1.11.16

APRÈS SON MUR MILITAIRE, LE MAROC CONSTRUIT SON MUR DIPLOMATIQUE POUR ASPHYXIER LA CAUSE DU PEUPLE SAHRAOUI!

par Maître Takioullah Eidda,

Après qu’il ait manifestement réussi dans la consolidation de son mur de défense, construit dans les années quatre vingt (1980) sur une longueur de 2.700 kilomètres, le Maroc s’attaque maintenant à construire un nouveau mur, mais cette fois sur le plan diplomatique, le tout dans le but d’asphyxier et isoler la cause du peuple sahraoui.

Pour commencer, le Maroc a décidé d’établir ses relations diplomatiques avec les pays qui ont reconnu officiellement la RASD ou encore, reconnaissent le Polisario comme représentant du peuple sahraoui, et ce, en nommant 66 nouveaux ambassadeurs, entre autres, en Afrique et en Amérique-Latine: Afrique du Sud, Éthiopie, Nigéria, Kenya, Angola, Ouganda, Mozambique, Rwanda, Tanzanie, Ghana, Tunisie, Égypte, Benin, Mexique, Panama, Brésil, Colombie, l’Equateur, Guatemala, Nicaragua, Trinidad et Tobago, Suriname, Sainte-Lucie, Antigua-et-Barbuda, Honduras, Costa-Rica, Salvador, Pérou, Bolivie, Chili, Paraguay … etc.

Au mois de mars 2016, il décide unilatéralement d’expulser les membres du personnel civil de la MINURSO afin de saboter la mission de celle-ci et ainsi rendre impossible l’organisation éventuelle de tout référendum au Sahara Occidental. En dépit de la résolution 2285 (2016) du Conseil de Sécurité, il refuse toujours le retour de la totalité des casques bleus expulsés.

Au mois de juillet 2016, lors du sommet de l’Union africaine tenu à Kigali, le Maroc a fait savoir son intention de demander l’adhésion à cette organisation, en distribuant une lettre aux délégations présentes.

Au mois d’août 2016, dans un geste sans précèdent et sans aucun préavis, pas même à l’ONU, le Maroc entame le goudronnage d'une route longue de 3,9 kilomètres, ralliant le Sud du Sahara Occidental à la Mauritanie, dans la région de Guerguerat, violent par le fait même les dispositions de l’accord du cesser le feu signé en 1991.

Le 23 septembre 2016, il dépose auprès de la Présidente de la Commission, une demande formelle d’adhésion à l’Union Africaine, organisation au sein de laquelle la RASD jouit de statut de membre fondateur à part entière.

Et enfin, au mois d’octobre 2016, après des visites en Chine, en Russie en Inde, pour ne citer que ces pays, le Roi Mohamed VI entame une tournée dans les pays de l’Afrique Australe et de l’Est, traditionnellement alliés du Polisario, leur promettant monts et merveilles et quoi encore ...

Toute cette offensive diplomatique vise une seule et unique chose: asphyxier la cause sahraouie sur le plan diplomatique, seule bouffée d’oxygène qui lui reste dans ce conflit, compte tenu de l’incapacité du Polisario de reprendre l’initiative sur le terrain.

Certes, une partie de la communauté internationale demeure attachée, avec raison, au principe du droit à l’autodétermination du peuple sahraoui selon les résolutions de l’ONU, mais ça s’arrête là: des paroles, pas plus!

D’ailleurs, la témérité diplomatique marocaine vient de l’évidence de ce constat. Car, de nos jours, la diplomatie n’a aucun effet pratique sur le terrain si elle n’est pas appuyée de moyens coercitifs qui font craindre l’adversaire ou qui peuvent toucher à ses intérêts vitaux.

En fait, pour caricaturer, si la diplomatie avait un impact «autosuffisant» aussi déterminant, la Palestine serait depuis longtemps indépendante, puisqu’elle est membre de toutes les organisations internationales et reconnue par presque tous les pays du monde, y compris implicitement par l’État d’Israël.

Malheureusement, la diplomatie est un jeu de coulisse et d’intérêts et le Polisario, contrairement à la Palestine, est loin d’en avoir les soutiens nécessaires. La preuve, si preuve est nécessaire, c’est la position méprisante de l’Espagne à l’égard de ce conflit.

Ancienne puissance coloniale du Sahara Occidental, le Polisario n’a jamais été capable de fléchir la position celle-ci, et ce, malgré sa culpabilité historique atroce, avec les accords de Madrid de 1975. Pourtant, en plus d’abriter la plus grande diaspora sahraouie en dehors de l’Algérie, ce pays regorge d’ONG, de citoyens, de collectivités locales et d’acteurs de la société civile qui soutiennent ouvertement la cause du peuple sahraoui !!

Alors, quelle sera l’attitude du Polisario face à cette nouvelle dynamique diplomatique marocaine? Chose est certaine, si c’est la même attitude que celle qu’il a adoptée depuis le cesser le feu de 1991, la cause du peuple sahraoui n’est pas sortie du bois de si tôt, encore moins du labyrinthe dans lequel elle y tourne depuis 40 ans.

Maître Takioullah Eidda, avocat Montréal, Canada.
31.10.16
eidda.avocat[at]eidda.ca

 -------------- Ce texte exprime l'opinion de l'auteur et n'engage pas les modérateurs du forum.
Share/Bookmark

31.10.16

31 de octubre, la otra efeméride nacional: liberación de los 66 prisioneros de guerra

por Mustapha M-Lamin A.

El 31 de octubre de 1975, en Echedería, las tropas marroquíes iniciaron su invasión al territorio saharaui. Hoy todos los saharauis conmemoramos ese triste acontecimiento que ha marcado nuestro destino, generación tras generación, durante los últimos 40 años. Otro acontecimiento posterior, sin embargo, debe mantenerse en la memoria viva del pueblo saharaui, el de la liberación de los prisioneros de guerra saharauis, el grupo de los 66, el 31 de octubre de 1996. Veinte años han transcurrido desde aquel día y, a día de hoy, resulta más importante que entonces, con el Guerguerat como telón de fondo, detenerse en las lecciones de resistencia, coraje, valentía y arrojo que demostraron aquellos héroes, a día de hoy anónimos por voluntad propia, más centrados en la reivindicación colectiva que en la de su propia experiencia. Es tarea nuestra, en este sentido, reivindicar aquel legado.

En las mismas narices del enemigo, que no pudo doblegar, con sus mil y un chantajes, su inquebrantable voluntad, aquello 66 hombres se mantuvieron inamovibles en los principios por los que se enrolaron en la lucha, que durante un periodo de presidio que oscilaba entre los 17 años, el que más, y el 8 años, el que menos, se enfrentaron a toda suerte de artimañas, presiones, torturas y traiciones con el fin último de hacerles cambiar de posición. Uno de esos 66 hombres, Sid Ahmed Hnini (12 años y medio entre rejas), tuvo a bien compartir conmigo su experiencia, testimonio que edité, con mayor o menor acierto, para Kamchatka, revista de análisis cultural (https://ojs.uv.es/index.php/kamchatka/article/view/8840/8390), del departamento de Filología Española de la Universidad de Valencia. Durante la grabación, de más de dos horas, que finalmente resumí en 30 páginas, encontré a un hombre sereno, interesado en ayudar a jóvenes que, como yo, intentamos no dejar que caigan en el olvida sus años de lucha y sacrificio, y más atento al rumbo colectivo de la lucha que en la reivindicación individual de su experiencia.

Sid Ahmed recuerda con precisión todos los detalles del día de su captura en el campo de batalla, el 8 de mayo de 1984 a las 17:00h:
“Había que seguir el avance del enemigo y esa era nuestra responsabilidad como Unidad de Reconocimiento. La tormenta de arena, el siroco, hacía impracticable nuestra labor, pero a pesar de ello salimos a patrullar dos coches, con cuatro combatientes cada una. Nos dirigimos a Houza de nuevo y en el camino encontramos a un batallón de la 3a Región Militar y les preguntamos por el avance de echlouha, pero no sabían nada. La tormenta de arena alcanzaba su máxima intensidad y la visibilidad era prácticamente nula. Uno de los compañeros, que conocía bien la zona, dijo que eran muy frecuentes las tormentas de arena. Seguimos nuestro camino hasta llegar a Lefreirinat, una zona al sur de Houza, y al subir a un montículo los marroquíes nos sorprendieron de cerca. Estaban a un palmo, muy cerca. Intentamos el regreso, pero ya era demasiado tarde. Empezaron a dispararnos. Dejaron inutilizadas las cuatro ruedas de nuestro coche. El otro coche consiguió escapar, pero fue alcanzado por un cohete; por suerte un tercer coche, de un batallón de la 3a Región Militar, rescató vivos a los compañeros y los llevaron a los cuarteles. Eran muchísimos los marroquíes y empezaron a dispararnos indiscriminadamente y utilizando todo tipo de armamento: fusiles de asalto, lanzacohetes, lanzagranadas; ¡no ahorraron en gastos! Nosotros también empezamos a disparar: como el coche ya no ofrecía resistencia, saltamos de él, nos dividimos de dos en dos y la emprendimos a tiros contra ellos. Éramos cuatro contra un batallón. Nos llovían disparos por todas partes, nuestros uniformes estaban agujereados y seguíamos de pie resistiendo las embestidas del enemigo hasta quemar las últimas balas de las recámaras de nuestros Kalashnikov. Ningún disparo nos atravesó el cuerpo, aunque fuese ese nuestro deseo en ese momento para no caer en las manos de echlouha; por eso saltamos del coche, para que nos dieran sepultura antes de capturarnos vivos. Nuestra reserva de munición se quedó en el coche y con los fusiles secos nada podíamos hacer. Ellos siguieron disparando. A mí me alcanzaron en la pierna, y al compañero que tenía al lado, lo alcanzaron en la cadera. A los otros dos también los hirieron, pero no en órganos vitales. No era creíble, pero sucedió así. Es como si Allah hubiese puesto un manto de acero invisible entre nuestros órganos vitales y las balas marroquíes”.
Al día siguiente llegó a El Aaiún en un helicóptero del ejército marroquí: esposado, maniatado con una gruesa y áspera cuerda de cáñamo, observaba impotente desde el cielo su ciudad natal, engullida por la maquinaria represiva de la nueva potencia ocupante, totalmente ocupada y sometida por la arrogancia del nuevo régimen. De allí fue trasladado a Agadir y de Agadir a Kenitra, para duespués regresar a Agadir, y finalmente, 12 años,6 meses y 16 días después, volver a los campamentos haciendo el símbolo de la victoria mientras caminaba del autobús al avión en el aeropuerto de Casablanca. Lo que sucedió entre ambas fechas, lo puede leer el lector en el detallado testimonio que editamos (véase el enlace más arriba). Hoy, 31 de octubre de 2016, se cumplen 20 años de la puesta en libertad de Sid Ahmed Hnini y 65 compañeros más, hombres íntegros que rechazaron toda suerte de recompensas y decidieron volver al punto del que partieron: glorificados por la multitud popular, considerados héroes nacionales, hoy en día viven en la modestia y el anonimato, cuando deberían ser los auténticos guías que nos llevarían hacia la libertad.

Mustapha M-Lamin A.
31.10.16mustapha.mohamedlamin[at]e-campus.uab.cat

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

LA LUCHA SAHARAUI Y LA SOLIDARIDAD INTERNACIONAL. UN ENCUENTRO PENDIENTE

por Santiago Jimenez

Para quienes amo, convecinos de la wilaia de Aaiún, en el territorio 
de la República Árabe Saharaui Democrática

Dos desesperanzas, 
la distancia 
y siete heridas… Tengo miedo de que me rompan 
el alma 
Miral al-Tahawi

Hubo un tiempo en el que Europa y África, sus áreas ribereñas, constituían las dos orillas de un único mar interior, el Mediterráneo, convertido en nexo unificador y medio de relación entre las diversas culturas surgidas a lo largo de su extensa orla costera. Un camino por el que se expandieron políticas de dominación y de conquista pero también prósperos intercambios comerciales o procesos de colonización y mestizaje, cuando no trascendentes influjos en el ámbito literario o intelectual.

Tan solo cuando la evolución socioeconómica estableció y reforzó notorios desequilibrios y desigualdades, potenciados por el reparto colonial del siglo XIX y las nada favorables consecuencias del dominio ejercido hasta bien avanzado el siglo XX, perpetuadas en la política post y neo colonial, ese mar que había sido eslabón y eje se transformó en límite, separación y frontera. Y, fruto de ello, se impusieron las reservas, las desconfianzas, los prejuicios y los mutuos recelos desde posiciones de hipotética superioridad o de sagaz asunción de una supuesta debilidad.

La actitud con la que los europeos vienen abordando, en general y desde ese momento, toda posible consideración de cualquier otro mundo ajeno a la propia condición, circunstancias y patrones culturales y, en particular, la del África sahariana, parece oscilar entre diferentes ópticas, actitudes y maneras de reverenciarse, propiciadoras de comportamientos y valoraciones igualmente diversos: desde el establecimiento de una visión romántica a la elaboración de una minusvaloración demoníaca, pasando por la más consabida, aunque no siempre reconocible, atención de corte paternalista. Toda una variada serie de posicionamientos y maneras de entender al otro, lo ajeno, que se asemejan entre sí por el hecho de no propiciar, en modo alguno, acercamientos directos y efectivos a ese mundo, distorsionados o velados (cuando no deformados) por múltiples prejuicios y creadores de una conciencia de falsa superioridad y, por lo mismo, desenfocados con respecto a una realidad bien diferente y particularmente distinta en los valores o en los comportamientos; pero no distante de las fronteras geográficas del continente europeo (de las que se constituye en área o demarcación vecina), ni de la conformación de su sociedad contemporánea (a la que se han ido incorporando y siguen haciéndolo, en estos últimos años, un creciente número de inmigrantes africanos de distintas procedencias y que, en gran medida, son originarios del área del Magreb). Algo que debería de exigir nuevos enfoques y no solo para un adecuado replanteamiento de la problemática migratoria cuanto de la propia identidad europea e hispánica, condicionada fatalmente por ese espejo en el que se construye la imagen del otro y a partir de la que reafirmamos nuestra propia idiosincrasia.

Una visión romántica que se ha preocupado preferentemente por resaltar aquellos aspectos que pudieran considerarse más positivos de sus comportamientos y formas de ser (la hospitalidad, el respeto al otro, la afabilidad, la dignidad en el trato…) que nos permite, en muy buena medida, el reencontrarnos con el mito del buen salvaje, del hombre puro y en estado natural, lejos de las contradicciones y contaminaciones del mundo civilizado, que se integró con fuerza en el imaginario colectivo de la sociedad europea a partir del descubrimiento del Nuevo Mundo, y que se constituyó en objeto de deseo para sus capas más intelectualizadas y cultivadas, como consecuencia de los planteamientos concebidos por la Ilustración roussoniana. Una imagen que, todavía hoy, se proyecta sobre las civilizaciones nómadas del desierto y del Sahel con más fuerza de la que debiera.

A través de una minusvaloración demoníaca se tiende, como fórmula defensiva y desconfiada, insegura y temerosa, a la condenación de todo cuanto se considere diferente, novedoso, extranjero, distinto… por el mero hecho de serlo. Un comportamiento que, en nuestros tiempos, alienta tanto las actitudes racistas cuanto propicia un falso progresismo antiislamista que, en base a ejemplos tan evidentes como bien manipulados por una intelectualidad globalmente pagada de sí misma y empeñada en la tarea de hacer ver que reivindica unos compromisos que hace tiempo que no asume, y unos medios de comunicación más comercializados y manipuladores de la opinión pública que vehículo y sustento de información, convertidos en augures y profetas, salvaguarda de los valores presentes y futuros, y como consecuencia de una irresponsable, perezosa y culposa falta de conocimiento acerca de la dinámica problemática que afecta a sociedades tanto o más complejas que las pertenecientes al mundo más enriquecido y, a la vez, bien diferente a ellas y diversas entre sí, pretende diseccionarlas e incidir en ellas a partir de un único sistema de referencias nacido del marco socio-político occidental y de su particular comprensión del mundo y de sus valores. Simplificación que permite conseguir una fácil identificación de lo maligno, de lo aberrante… como un único y particular objeto de aborrecimiento y rechazo, espantapájaros caricaturesco y fetiche expiador de todos los miedos y remedio para afirmar una más que dudosa superioridad moral.

Por medio de una atención paternalista, asentada en un sedicente e inconfeso sentimiento de hondas raíces neocolonialistas, se considera como una necesidad primordial la de trasladar a éstos y otros pueblos la buena nueva de nuestra propia civilización consumista, seudoigualitaria y formalmente democrática: “ayudarlos” en la superación de sus incapacidades, “orientarlos” para superar sus deficiencias institucionales u organizativas, “aconsejarlos” para que renuncien a sus abusos y arbitrariedades… ¿acaso anulados y desaparecidos del “mundo civilizado”?... En definitiva, tutelarlos para asegurar un uso más eficiente de sus/nuestros recursos, propios o transferidos, y evitar así la corrupción, o, lo que viene siendo lo mismo, proponernos como paradigma, de modo y manera que funcionen dentro de unas mecánicas administrativas avanzadas y mucho mejores, incluso, que las administraciones de sus estados protectores. Loable empeño… Un planteamiento casi nunca bienintencionado pero siempre conmiserativo del que adolece, en no pocas ocasiones, la política de los organismos internacionales y aún las voluntaristas ONG’s y en el que destaca, por sus incapacidades y desenfoques, la política africana, y específicamente magrebí, de la Unión Europea, que parece incapaz de superar la perspectiva generada por la condición de las viejas metrópolis coloniales ante sus antes forzados conciudadanos y siempre dependientes.

Frente a este tipo de actitudes y comportamientos, cabe asumir el carácter imprescindible de la ayuda, la necesidad del apoyo, la conveniencia de una colaboración que posibilite que no se ahonden ni perpetúen las desigualdades y la bipolarización del mundo, pero siempre operativas tan solo en la medida en que se propongan y propicien en un plano de igualdad jurídica y política, como correspondería a la relación que se establece entre estados soberanos o poderes legitimados institucionalmente, o la que asumirían sociedades plenamente responsabilizadas en la construcción de sus respectivos futuros. Un posicionamiento en el que se ha avanzado mucho menos que en los anteriormente descritos.

Estos o parejos posicionamientos coexisten y se perciben, a veces de forma encubierta, en las relaciones recientemente establecidas entre sectores crecientes de la población hispana y aquella parte de la sociedad saharaui que se acoge en los campamentos de refugiados instalados en la “hamada” de Tinduf, dentro de las fronteras de Argelia. Un variopinto y espontáneo intercambio que se ha venido desenvolviendo con fuerza en estos últimos años, a partir, sobre todo, de la llegada de los niños saharauis a las diferentes comunidades autónomas de España, como consecuencia de la materialización de un proyecto programado y presentado por las asociaciones de amistad hispano-saharaui con el nombre de Vacaciones en Paz y la vehemente colaboración solidaria que se ha promovido como consecuencia de estos acercamientos a nivel familiar. Los niños han llegado en un número creciente hasta superar la cifra de los 7.000 para convivir durante uno o dos meses con familias voluntariamente acogedoras.

Una situación y unos efectos a los que no son en absoluto ajenos los desbordantes y, a veces desgarrados y hasta desequilibrantes, sentimientos de mutuo afecto que han roto todo tipo de barreras, obstáculos y prevenciones, pasando por encima de cualquier distancia lingüística, cultural, socioeconómica…, por lo menos en una consideración apresurada y aparente. Dando lugar a una transferencia de bienes, pero también de valores, actitudes, comportamientos… que pareció capaz de anular las patentes diferencias culturales y socioeconómicas, y también políticas, que caracterizaban a ambas sociedades. Estableciendo y propiciando una particular coyuntura en la que, para asumirla y reafirmarla, se hace necesaria una reconsideración de la misma y, por lo mismo, nuevos planteamientos que permitan la regularización de estos acercamientos y ahonden en el mutuo conocimiento desde el respeto más escrupuloso y atento a los rasgos culturales y sociales de cada cuál. Un esfuerzo que, aún, no ha comenzado sino parcialmente a desarrollarse y que consideramos imprescindible para el reforzamiento y la estabilización de este tipo de relaciones a partir de formas y procesos no traumáticos.

No debemos de olvidarnos del hecho de que, en menos de diez años, los saharauis habitantes de los campamentos y los españoles de las más variadas procedencias y condiciones sociales se han aproximado y convivido más y con mayor intensidad que en cien años de dominación colonial del Estado español sobre el Sáhara Occidental. Y eso, aún después de haberlos incorporado, por evidentes razones de orden político y estratégico que no cabe analizar aquí, como ciudadanos de pleno derecho de una España que se intitulaba, de forma harto grandilocuente, Una, Grande y Libre, para después abandonarlos a su suerte en base al bochornoso Tratado de Madrid, acordado entre el gobierno español, el marroquí y el mauritano.

Ese contacto vital y el incontestable crecimiento de una generosidad no siempre desinteresada y, en ocasiones, susceptible de encubrir intereses muy particulares cuando no decididamente egoístas y egocéntricos, dieron sus primeros y no calculados frutos en la ruptura del aislamiento propio de unos campamentos de refugiados situados en una zona geográfica inhóspita y con múltiples problemas de acceso y comunicaciones de todo tipo. Y posibilitaron la consiguiente y forzada transformación de la sociedad instalada en los mismos en una colectividad dinámica y activa que comienza a abandonar, con cierta rapidez y de forma nada programada o planificada, los patrones de conducta propios de una comunidad instalada en el nivel de la mera supervivencia y plenamente dependiente, para ello, de la ayuda internacional de carácter humanitario, para transformarse y modificar, de forma inequívoca y patente, sus pautas de comportamiento en base a modelos y niveles de vida parejos a los de cualquier sociedad civil de su entorno, aunque sin verdaderas capacidades productivas autogeneradas. O, lo que es lo mismo, abriéndose a nuevas formas de comercialización y consumo y a un acelerado proceso de monetarización, con la consiguiente aparición de nuevas exigencias y necesidades, consecuencia directa de las nuevas aportaciones en recursos y dinero recibidas a través de las familias y por medio de contactos o relaciones particulares. Se establecen así nuevas posibilidades de subsistencia pero también nuevas y más profundas desigualdades sociales sin dejar de seguir viviendo en campamentos de refugiados y, por lo mismo, en comunidades muy peculiares y no sometidas a unas condiciones de vida normalizadas, fruto de una cotidianeidad nacida de condicionamientos nada ordinarios.

Las ventanas abiertas al mundo, a Europa y, singularmente, a las diferentes comunidades autónomas del Estado español, por las que salen y vuelven los niños, y con ellos y por ellos, los recursos, tanto monetarios como en bienes de consumo, que llegan tanto a través del ya mencionado programa de vacaciones como en las cada vez más habituales visitas de las familias españolas a los habitantes de los campamentos, han posibilitado esta acelerada transformación y se han convertido, por lo mismo, en inconscientes y nada responsables inductores de la misma, de la que todos los cooperantes se convierten en inequívocos promotores y que derivan hacia actitudes crecientemente reticentes ante algunas de las consecuencias derivadas de esas iniciativas interpersonales.

Se genera toda una serie de cambios irreversibles que exigirán de unas mayores dosis de comprensión y de nuevos y más reposados entendimientos por una y otra parte. Tal vez sin desearlo, quienes nos creíamos cooperantes altruistas nos veamos convertidos, cada vez más, en turistas de la solidaridad, tratados con afabilidad que no con familiaridad, no tanto apreciados por nosotros mismos cuanto sujetos y hasta objetos de ese nuevo consumismo. O quizá no nos quede otra opción que la de aceptar y entender la codicia y el sentido del cálculo que nacen de los contactos comerciales… Pero también convendría que transmitiésemos la imagen de que no somos potentados ni, mucho menos, generosos a costa de aquello que no necesitamos o que nos sobra, sino verdaderamente solidarios ante un estado de necesidad o por meras y bien respetables relaciones de afecto y proximidad, cuando no por una generosa identificación política con su lucha por la conquista de un autogobierno que les permita la recuperación de su dignidad como pueblo y la plena soberanía sobre su tierra y su vida colectiva. Ni todos los españoles, como también ocurre entre los saharauis, disfrutan de las mismas posibilidades económicas a la hora de hacer efectiva su solidaridad; ni aquellas están en relación directa con la proximidad o con el efectivo interés con él que se siga la problemática saharaui; ni la preocupación o el interés de los saharuis por esos contactos es siempre idéntico o, ni tan siquiera, semejante; ni su grado de identificación y consideración personal puede medirse en claves puramente económicas o simplemente afectivas… Son algunos de los retos a asumir y dilucidar en una convivencia que tiende a evolucionar aceleradamente desde sus inicios hasta el momento presente.

Frente a todo esto… ¿Cuándo seremos capaces de vernos los unos a los otros como realmente somos, con nuestras positividades y virtudes pero, también, desde la perspectiva de nuestras respectivas carencias y defectos? ¿Cómo asumir a ese otro, a quien todos esperamos acceder, a partir de cómo es y no de cómo quisiéramos que fuese o actuase? ¿Podremos hacerlo y seguir ampliando nuestros contactos sin implicarnos más intensamente y con mayor profundidad en la relación o, por el contrario, asumir el mutuo conocimiento a partir de la estandarización, entre trivial y sugestiva, de una nueva ruta turística hacia horizontes de un riesgo seductor? Creemos que, cuando menos, los próximos tiempos deberán de obligarnos a nuevas fórmulas de acercamiento y relación que, en su clarificación y entendimiento, constituirán nuestras apuestas para un próximo futuro. Una dinámica de la que ambas partes podríamos sacar enseñanzas y beneficios. Como señalaba el Premio Nobel de Literatura José Saramago, en el acto de presentación del Observatorio Galego para o Referéndum do Sáhara Occidental , “todos nosotros somos responsables en relación a lo que sucede en el mundo, si bien no directamente, porque, en la mayor parte de los casos, no estamos implicados, cada uno de nosotros, personalmente; pero esa implicación, en cualquier caso, no puede ser dejada de lado porque, cuando menos, tenemos que asumir la implicación derivada de su conocimiento. Podemos no aceptar intervenir, podemos no tener la posibilidad de participar… Lo que no podemos ni debemos es ignorar lo que sucede y, cuando menos, tomar una posición frente a nuestra propia conciencia, ante esos acontecimientos”.

Tenemos que saber quienes somos, lo que queremos y donde estamos… Y tomar partido a favor de quienes ocupan las posiciones más desfavorecidas o, lo que viene siendo lo mismo, de esas tres cuartas partes de la humanidad que pueblan nuestro particular universo, desde África hasta el corazón de la misma Europa… La gran mayoría de los que integran este mundo que deseamos habitar. En nuestro caso, una sociedad saharaui acosada y lateralizada.

Las Asociaciones de Amistad con el Pueblo Saharaui, el Frente Polisario y las instituciones y personas implicadas en este proceso tenemos la inexcusable obligación de aceptar el sentido del cambio y asumir las diferentes apuestas que marcan el camino hacia el establecimiento de una solidaridad más auténtica y comprometida, aquella que apueste por estar y, simple aunque no fácilmente, acompañar aquellos procesos en los que se requiera una presencia y una intervención de carácter internacional. Saber tan solo que alguien está a tu lado y te otorga su apoyo en esos momentos hace menos dramática, que no menos costosa, la superación de las dificultades y de los problemas.

Y tal vez, entonces, podamos colaborar con eficacia en esa pacificación que pasa, sin duda alguna, por la autodeterminación del pueblo saharaui en un referéndum cuya necesidad reconoce de forma casi unánime la comunidad internacional pero que esa misma comunidad se muestra incapaz de ponder en práctica en una praxis política vergonzosa e insincera de la que los gobernantes de las grandes potencias e, con ellos, los de España, son los primeros y más directos culpables y responsables, pero que a todos nos implica y afecta.

Un viejo amigo saharaui, desde la calidez de su conversación y la hospitalaria acogida de su jaima y en un esfuerzo por describir y caracterizar los comportamientos de nuestras respectivas sociedades, me recalcaba como los europeos, y, por serlo, también los españoles, vivían a través del tiempo, condicionados por él, mientras que la sociedad saharaui sobrevivía alimentándose de la paciencia que no de la conformidad, más allá de toda medida… Ojalá que, juntos y en un común esfuerzo, fuésemos capaces de encontrarnos en una encrucijada desde la que acabar con este tiempo de paciencia y ser capaces de rescatar, en un breve plazo, codo con codo y fraternalmente, la paciente espera de un tiempo por llegar que sea verdaderamente suyo, de las mujeres y de los hombres del Sáhara. Un tiempo para vivir y no solamente un tiempo para sobrevivir.

Santiago Jiménez *
 Octobre 2016

*Prof. Titular del Departamento Historia Medieval y Moderna de la Universidad de Santiago de Compostela, España

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark