10.6.22

por Haddamin Moulud Said

En el este. Una decisión adoptada el 14/06/2021, en Bruselas, es tomada como causa de una decisión adoptada el 24/02/2022, en los lindes orientales de Europa, en Moscú. La ampliación de la OTAN hacia el este ha sido la razón esgrimida por Rusia para invadir Ucrania.

En el sur. Una decisión adoptada el 12/02/2019, en Bruselas es tomada como causa de una decisión adoptada el 13/11/2020, más allá de los lindes meridionales de Europa, en Rabat.

El 12 de febrero de 2019 el Parlamento de la UE aprueba el acuerdo pesquero con Marruecos. Y, por primera vez en la historia, desde que existen acuerdos pesqueros, ya sea con España o con la UE, el acuerdo fija con la precisión de las coordenadas geográficas, cuáles son los límites meridionales del área geográfica objeto del acuerdo.

El acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos, en su artículo primero, letra “h”, establece:

h. «zona de pesca»: las aguas del Atlántico Centro-Oriental situadas entre los paralelos 35° 47’ 18'' Norte y 20° 46’ 13'' Norte, incluidas las aguas adyacentes del Sáhara Occidental.

Al fijar el límite meridional en las coordenadas 20° 46’ 13'' de latitud Norte, el acuerdo se está refiriendo a la punta más meridional del Sáhara Occidental, colindante con la ciudad portuaria mauritana de Nuadibú. Así, el acuerdo engulle a toda la península de Cabo Blanco que se encuentra al otro lado de la línea de división marcada por la ONU, como línea de separación entre el Frente Polisario y Marruecos. (ver mapa, más abajo.

Y cuando el 13/11/2020, Marruecos franquea la franja de separación, en la punta de El Guerguerat, e invade una zona que estaba fuera del muro militar, Marruecos no estaba haciendo sino hacerse con el control efectivo de los nuevos dominios que Bruselas le había reconocido anteriormente.

Por otra parte, para justificar la aprobación del acuerdo pesquero, la UE alega que el acuerdo es beneficioso para la población del territorio.

En las líneas siguientes vamos a ver hasta qué punto es cierta esa afirmación del Servicio Exterior de la UE, relativa al pretendido beneficio de la población.

La cámara alta marroquí o cámara de consejeros, tiene una composición que recuerda, en alguna medida, los sistemas vigentes en las dictaduras del siglo pasado. Los miembros de la cámara son elegidos indirectamente por los representantes electos de las cámaras profesionales, los empleados, las autoridades locales, entre otros. Los asientos de los representantes de las cámaras profesionales se reparten según una tabla territorial.

Desde la aprobación de la ley marroquí 32-15 del año 2015, se ha añadido una cámara profesional más. Y es precisamente la cámara profesional de pesca marítima.

La norma atribuye dos escaños a la cámara profesional de pesca marítima. Uno corresponde a Tánger, en el norte del territorio y, el otro, a la provincia de Sus-Masa, cuya capital, Agadir, está a más de 300 kilómetros al norte de la frontera entre el Sáhara Occidental y Marruecos. (ver imagen, más abajo).

O sea, a pesar de que el grueso de la actividad pesquera que la UE realiza, en virtud de dicho acuerdo, se lleva a cabo en las costas del Sáhara Occidental, el derecho de representación política brilla por su ausencia y recae muy al norte del territorio. Es decir, ese derecho radica, exactamente, donde revierten los intereses económicos generados por la actividad pesquera de la UE.

De qué beneficios de la pesca se puede hablar cuando todo el territorio ha quedado excluido, por imponerlo la ley marroquí, de cualquier representación política en la cámara profesional que, precisamente, defiende los derechos e intereses de la pesca.

Si el territorio queda excluido de los escaños que la cámara alta otorga a la representación política de la cámara profesional de pesca marítima, ¿de qué beneficios está hablando la UE?

Pero hay más, la cámara alta marroquí otorga veinte escaños de representación a cuatro cámaras profesiones. Siete escaños a la cámara profesional de la agricultura, seis a la del comercio y la industria, cinco a la de artesanía y sólo dos a la de pesca marítima. Y de estos veinte escaños y cuatro cámaras profesionales, sólo uno procede del territorio, y lo hace en representación de la cámara profesional de artesanía. Lo cual de una idea más global de cuál es el índice de la pretendida representación política del territorio.

A continuación el mapa de la zona:

La siguiente tomada de la web oficial de las elecciones marroquíes, ilustra cómo los dos escaños correspondientes a la cámara profesional de pesca marítima, se los lleva, uno, la provincia de Tánger y, el otro, la provincia de Sus-Masa. Interfaz de usuario gráfica, Aplicación Descripción generada automáticamente

                                         Mapa Descripción generada automáticamente 

Haddamin Moulud Said 

mouludsaid[at]gmail.com
04/06/2022 
-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

REFERÉNDUM: EL ARSÉNICO LETAL DEL “PLAN DE PAZ” (PLAN DE DESGASTE, EN REALIDAD) DEL SAHARA OCCIDENTAL

por Abderrahman Buhaia

La década de los ochenta llegaba a su fin. La guerra que enfrentaba al Ejército Popular de Liberación Saharaui (ELPS) con el Ejército de Hasan II, se hallaba en su punto más álgido. En la quietud y soledad del desierto, se libraban duros combates que levantaban enormes nubes de polvo en las que se fundía el ocre de la arena con el rojo púrpura de la sangre de los hombres.

El rugido infernal de los cazas F5 de combate, que solo se percibe una vez hayan pasado, abría el cielo en canal, imperando por completo sobre el bramido de la artillería y demás ruidos y sonidos del campo de batalla, en una sinfonía aterradora que se ha vuelto habitual en esta parte del desierto, y que solo pueden soportar aquellos que estén dispuestos a morir en el frente.

Muy pronto, uno de los cazas será derribado y su piloto será hecho prisionero, si tiene la fortuna de no quedar carbonizado antes.

El corresponsal en Rabat del diario español EL PAÍS, Fernando Orgambides, en su crónica del día 27 de abril de 1987, contabilizaba en 11 los cazas F5 derribados por la artillería antiaérea saharaui.

Las noticias que llegaban del frente a Palacio, eran cada vez más trágicas y preocupantes.

La guerra, que en un principio se preveía corta, estaba durando demasiado. Llevaba ya 15 años. Había comenzado a finales de 1975, enfrentando a los ejércitos marroquí y mauritano, con los combatientes del F.POLISARIO. En 1979, Mauritania capituló, reconoció a la RASD y su ejército se retiró, dejando solo en la contienda al ejército marroquí.

Hasan II se había equivocado del todo al subestimar a los saharauis, pensando que podía reducirlos y someterlos en una semana. Ahora lo estaba pagando caro. Contra todo pronóstico, los combatientes saharauis, cómodos en su hábitat natural, insufrible para cualquiera ajeno a él; se enfrentaban a los soldados marroquíes, en su mayoría campesinos reclutados de forma forzosa en el Marruecos profundo; con una ferocidad inimaginable, de la que solo es capaz quién no tiene nada que perder y ha quemado por entero todas las naves.

El ELPS, a pesar de su inferioridad numérica, había logrado abarcar, no solo la práctica totalidad del territorio del Sahara Occidental, sino que había extendido el frente a todo el sur del reino de Marruecos. El ejército marroquí era atacado en su propia casa. Las localidades del sur marroquí: Zak, Lepuirat, Tantan, Asa, Agha y Tata, sucumbían a los ataques del ELPS una y otra vez, y las guarniciones en ellas acantonadas eran reducidas en cuestión de horas. A lo largo y ancho del frente, las columnas de las FAR eran objeto de mortíferas emboscadas, viéndose obligadas a abandonar a sus muertos y heridos en medio del desierto, para, a continuación, ser sometidas a una persecución implacable hasta sus mismas bases centrales.

Cuanto más se recrudecía la guerra, mayor era el equipamiento militar que el ELPS arrebataba al enemigo. Material bélico de diversa procedencia (USA, España, Francia…), con el que, sin quererlo y de forma indirecta, estos países han pasado a surtir al ELPS.

Los convoyes de suministros eran atacados en sus rutas y no llegaban a la tropa; y cuando lograban hacerlo, eran insuficientes.

Los soldados marroquíes, desnutridos y famélicos, con el uniforme hecho jirones y la moral por los suelos, rezaban para que esta horrible pesadilla, en la que se vieron envueltos por capricho de su rey, se acabe cuanto antes. Las bajas en las filas de las FAR eran, cada día, más numerosas, los prisioneros de guerra en poder del F.POLISARIO se contaban por miles, y las pérdidas materiales eran ya inasumibles.

En Palacio, todo eran malas noticias. Hasan II estaba desesperado, al borde de un ataque de nervios. La aventura militar que había iniciado pletóricamente, había derivado en un desastre total. La situación era insostenible y se le estaba yendo de las manos.

Había que encontrar una solución. Una solución política. Eso es, una solución diplomática. Ese era el terreno en el que se sentía invencible, el terreno de la intriga, la conspiración, el engaño, la traición, y el cinismo descarnado. Meses antes del inicio de la guerra, se había medido con la cúpula diplomática del Gobierno de Madrid, demostrando que era un hábil negociador: frío, calculador, desalmado y carente de escrúpulos.

Hay que conseguir, de inmediato, un alto el fuego, a cualquier precio, siempre que no implique un reconocimiento explícito de la derrota, línea roja, ésta, cuyo ego no le permite traspasar.

Así fue como Hasan II orientó su radar hacia la ONU y planteó la propuesta de un alto el fuego, condicionado a un referéndum de autodeterminación, en el que los saharauis podrían optar libremente por la Independencia o por aceptar la ocupación de su tierra y el genocidio cometido para con ellos.

Cuando Hasan II planteó esta propuesta descabellada, ni en sus mejores sueños podía imaginar que los saharauis iban a aceptarla de entrada, así sin más. Era inconcebible. Cuando planteó su propuesta, como negociador despiadado que es, había apuntado a la baza más alta, a una baza imposible de aceptar. Es así como comienza una negociación. Si se examina con atención, o simplemente con un mínimo de sentido común, se evidencia que la baza a la que apuntó Hasan II es un absurdo.

En qué cabeza cabe que un pueblo acepte que se le someta a un referéndum en el que se le inste a optar por ser un pueblo libre o aceptar la ocupación y el genocidio cometido para con él.

Cómo se puede tener la osadía de proponer un referéndum en un territorio al que no te une ningún lazo, tal como sentenció el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya el 16 de octubre de 1975. Un territorio que has invadido a plena luz del día, con una atrocidad solo vista en la Alemania nazi. Un territorio cuyos habitantes defienden con uñas y dientes, marcando sus fronteras con la sangre de sus hijos.

Un territorio que en sí es una República de pleno derecho en una Organización Continental y cuya bandera ondea en más de 80 países.

Solo Hasan II, el déspota sanguinario y consentido de Occidente, es capaz de semejante osadía. Planteada la propuesta de Hasan II, la ONU se encargó del resto. Maquilló la propuesta, estableciendo un calendario concreto y asumió la garantía de su ejecución.

Los saharauis, audaces guerreros del desierto, por cuyas venas corren las nobles virtudes de éste, ajenos a las intrigas y maniobras de la jungla diplomática; pensaron, ingenuamente, que Hasan II solo buscaba una excusa para salir de la guerra con su ego indemne y, aunque no se lo merecía, le iban a dar la oportunidad de hacerlo; no por confiar en él, a él ya lo conocían, sino porque dieron crédito a las garantías que la ONU plasmó en sendos documentos. Cuando Hasan II supo que los saharauis habían aceptado su propuesta, no podía creerlo, no cabía en sí de gozo. Cuando estaba a punto de perder esta larga y costosa guerra, al borde de la capitulación, justo en este momento, ha logrado introducir en el tablero un concepto completamente foráneo a la ecuación. Referéndum, el arsénico letal que, muy lentamente, pero de forma eficaz, acabará con los irreductibles guerreros del desierto.

El acuerdo del alto el fuego se decretó el 29 de abril de 1991, condicionado a un referéndum que debía celebrarse en febrero de 1992, con plenas garantías de la ONU.

Hasan II ya podía dormir tranquilo. Sabía que el referéndum es un absurdo, un sinsentido y, como tal, nunca se iba a efectuar. Pongamos un símil muy simple: Un extraño entra en tu casa de madrugada, lo destroza todo y asesina a todos los miembros de tu familia. Tiene sentido que ése mismo extraño te pregunte si estás de acuerdo en que se apropie de tu casa y que tú te conviertas en el extraño dentro de tu propia casa. Es irracional. Y lo irracional no se puede ni se debe llevar a cabo.

Y lo más grave y lamentable es que, a partir de ese momento, ya no se hablará de la ocupación salvaje y brutal del Sahara Occidental, al igual que ya no se hablará de su liberación, a pesar de que para ello y por ello, hemos enterrado ayer a nuestros mejores hijos.

Ya solo se hablará de un absurdo, de un abismo que nos desviará de nuestro norte.

Los saharauis habíamos cometido un fatal error estratégico al aceptar la inclusión del concepto foráneo de referéndum. Inconscientemente habíamos tomado una primera dosis de arsénico (que es un veneno que, acumulado en el cuerpo durante un largo período, deriva, sigilosamente, en una muerte segura).

Aunque terminantemente no es una excusa aceptable, podemos escudarnos en que ese primer error lo cometimos al obrar noblemente de buena fe, y creer ciegamente en que la ONU cumpliría sus compromisos, porque, desde nuestra óptica beduina, adquirir un compromiso es algo sagrado que se debe cumplir cabalmente, so pena de empeñar la vida en ello. Es una cuestión de honor. Desgraciadamente, el mundo no funciona así. Al final, irónicamente, hemos incumplido el compromiso adquirido con nuestros hijos que dieron su vida en el campo de batalla por nuestro amado Sahara.

Si en nuestro primer y fatal error estratégico (inclusión del término referéndum en la ecuación) podemos escudarnos en la excusa endeble que acabo de mencionar; nuestro segundo error estratégico es absolutamente imperdonable.

Transcurrido el plazo comprometido para el referéndum y no llevarse a cabo éste, y al descubrir que hemos sido vilmente engañados por la ONU, ya que ésta nos confirmó que efectuar el referéndum en el plazo comprometido es una cuestión vinculante al acuerdo del alto el fuego; por qué no volvimos al campo de batalla. Estábamos en nuestro pleno derecho de hacerlo. La ONU incumplió sus compromisos y no nos dejaba otra alternativa.

Si hubiéramos vuelto al campo de batalla, habríamos enmendado nuestro primer error.

Pero no lo hicimos. En vez de ello, cometimos un error todavía más grave. Nos condenamos a nosotros mismos. Habíamos descubierto que nos habían servido arsénico en el primer encuentro y, en vez de rebelarnos, romper los papeles que habíamos firmado y reiniciar la lucha, nos resignamos de forma decepcionante y seguimos tomando arsénico, sabiendo que tarde o temprano nos mataría.

Veintinueve años tomando arsénico. Es un milagro que aún estemos vivos. Veintinueve años hablando solo del referéndum, del absurdo. Por eso, en nuestro caso, el término referéndum es sinónimo de arsénico. Te desvía de tu objetivo principal, de tu razón de ser, te nubla la conciencia y te sumerge en la inopia.

Veintinueve años, con los brazos cruzados, observando cómo se masacraba y se vejaba diariamente a nuestros hermanos en las zonas ocupadas. Veintinueve años observando, de forma pusilánime, cómo nuestra población sufría las penurias del exilio en el desierto más inhóspito y hostil del planeta.

Gracias a Dios, por fin, después de veintinueve años, nos hemos deshecho del arsénico, y hemos vuelto a empuñar las armas, honrando a nuestros hijos que dieron su vida por la liberación de Saguia ElHamra y Rio de Oro.

Nuestra meta y nuestro objetivo único, es la expulsión de la fuerza ocupante de nuestra tierra, el respeto absoluto de nuestras fronteras. No consentiremos, nunca más, a nadie, que nos hable de otra cosa, cueste lo que cueste.

Y que quede bien claro, a todo el mundo, que, para nosotros, la palabra referéndum es un insulto.

Abderrahman Buhaia
abder333[at]hotmail.com
03/06/2022

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.


Share/Bookmark

1.6.22

SAHARA OCCIDENTAL: LE RETOUR À LA VÉRITÉ, EST UNE DOUBLE VÉRITÉ (SUITE ET FIN)!

 par Maître Takioullah Eidda, avocat

Dans le précédent article, j’ai essayé tant bien que mal de dégager des propositions nécessaires, voire sine qua non, pour relever le défi de la phase actuelle et les incertitudes pointant à l’horizon ! 

 À cet égard, tout en confirmant la nécessité de se cramponner au principe de la lutte armée, comme choix sans alternative, j’ai suggéré d’ouvrir parallèlement un dialogue Inter-sahraoui visant à les rassembler, dans le cadre d’une Conférence Nationale de Conciliation et d’Orientation, afin qu’ils puissent fixer les objectifs nécessaires à son avenir. 

 En attendant, je pense que les sahraouis doivent revenir immédiatement à ce qui a, par le passé, nourri leurs victoires sur les agresseurs et démontré l’originalité de leur créativité politique et institutionnelle. 

 En d’autres termes, il faut revenir aux engagements et aux valeurs ORIGINELS, ceux-là mêmes pour lesquels des martyrs ont sacrifié leurs vies et les militants leur précieuse jeunesse! 

En effet, il est évident pour tout en chacun que toute action révolutionnaire de libération ne trouve sa crédibilité et son justificatif sacrificiel que dans la mesure où elle est fondamentalement dépouillée de toute tentative d’assouvissement matériel! 

 Car, l’acte révolutionnaire est un acte de négation de soi et donc antinomique à l’acte mercantiliste dont l’objectif égoïste est toujours orienté vers soi-même et son bien-être singulier au détriment des autres!

 Il est donc impossible aujourd’hui pour le Front Polisario de vouloir faire cohabiter des actes/principes inconciliables et incompatibles par définition: l’acte sacrificiel et l’acte de l’enrichissement personnel! 

En conséquence, pour sortir de cet engrenage socio-politique ou socio-économique, et son illusion décalée, le Front Polisario est appelé à prendre des décisions extrêmement difficiles, voire inimaginables dans l’état actuel des choses au sein des camps de réfugiés où la culture, de relâchement et de l’individualisme, règne en roi et maître! Mais, vaut tard que jamais! 

Une remarque s’impose cependant. Je pense que, à un moment donné, le Front Polisario à carrément mis la CHARRUE DEVANT LES BŒUFS. En d’autres termes, il s’est noyé, sans le savoir, dans la construction d’une république sans territoire! 

 Oui, je comprends, et c’est louable, qu’en 1975-1976 il fallait remplir le vide juridique et institutionnel laissé par le départ de la puissance coloniale. Je ne suis pas contre la proclamation en tant que telle! Ce dont je contre c’est l’effort, les moyens qui ont été déployés et l’illusion générée! 

 En effet, était-il nécessaire de s’enfoncer à tout prix dans la création et l’implantation en exile de toute une panoplie de lourdes structures institutionnelles, politiques et administratives avec tous ses besoins en organisation, en financement et en ressources humaines (ministres, adjoints, directeurs, cadres, bla bla…) que cela nécessite? Je pense sérieusement que la réponse objective qui s’impose est NON catégorique! 

En fait, ironie du sort, la mobilisation de ces moyens matériels, financiers et humains l’ont été au détriment de la guerre de libération! 

 C’est comme si, par cet acte nationaliste prématuré, le Polisario a fragmenté l’effort collectif en deux pôles, civil et militaire, et du coup désorienté en grande partie ses précieuses ressources, d’où l’enchevêtrement des structures, la course aux nominations et l’illusion d’être déjà chez-soi, alors que tous sont malheureusement encore en exile! 

Le Front Polisario est donc devant un tournant historique et existentiel! Si bien qu’il doit immédiatement mettre en place une campagne de mobilisation et d’orientation radicale. 

 D’abord, faire table rase de toutes les structures existantes, de sorte qu’il n’y restera qu’une seule institution qui chapeaute absolument TOUT: l’armée de libération populaire sahraouie, laquelle prendra dorénavant en charge la gestion de TOUTES les PETITES et GRANDES DÉCISIONS relatives aux peuple sahraoui et sa vie au sein des camps de réfugiés, et ce, jusqu’à la libération totale du territoire ou la fin irrémédiable de l’exil! 

 Ensuite, le Front Polisario doit initier une campagne rigoureuse de TAMISAGE, en s’attaquant au principe de la propriété privée, qui par sa nature a créé des inégalités de fait et excité l’envie entre supposés militants et combattants! 

Une façon de procéder, est d’acheter tous les véhicules privés qui s’y trouvent dans les camps de réfugiés et interdire carrément leur importation! 

Tout comme, il doit interdire toute forme de commerces, tout en mettant en place des points de ventes approvisionnés et contrôlés par lui-même ! 

 Le Front Polisario possède largement les moyens financiers et logistiques qui lui permettent de réaliser ses objectifs!

Oui, les alliés et amis du Polisario sont très généreux financièrement, bien que militairement sont très pingres et avares malheureusement!

Ces décisions de ménage vont tout d’abord permettre au peuple sahraoui de se PURIFIER de tous ces germes et virus qui ont infecté son corps socio-politique depuis bientôt 35 ans et continuent d’arpenter ses veines respiratoires !

Elles vont aussi permettre à son «ARBRE» révolutionnaire de reprendre son cycle saisonnier, en laissant TOMBER les MAUVAISES FEUILLES, devenues à la fois encombrantes et suffocantes pour sa lutte de libération!

Enfin, le Polisario doit donner une HAUTE PRIORITÉ à la mobilisation de tous les jeunes sahraouis, et ce, dans le cadre d’un vaste programme de formation systématique, où la programmation informatique et la connaissance numérique, de tout genre, sont au cœur de ses objectifs: mettre en place des ateliers simples de conception, de montage et de dépannage des toutes sortes de drones et autres appareils nécessaires, lesquels ne coûtent presque rien, armes indispensables dans la lutte de guérilla moderne.

Car, la bataille militaire contre les agresseurs marocains, retranchés derrière un mur de feu, de fer et de surveillance électronique, nécessite une approche créative, simple mais à la fois intelligente et sophistiquée!

D’ailleurs, cette approche a fait ses preuves sur tous les fronts militaires à travers le monde.

Alors, qu’est-ce qui empêche les sahraouis d’orienter et d’adapter leur lutte armée ? Rien! Il suffit juste d’y penser, se convaincre et agir!

Maître Takioullah Eidda, avocat
Montréal, Canada.
eidda.avocat[at]hotmail.com

 

--------------  Ce texte exprime l'opinion de l'auteur et n'engage pas les modérateurs du forum.


Share/Bookmark

19.5.22

Es necesario revertir la decisión de Sánchez sobre el Sáhara Occidental

por Haddamin Moulud Said

Quienes tienen grabada, en la memoria, la imagen del Rey Felipe VI, hablando ante la Asamblea General de NNUU, sobre el derecho inalienable del pueblo saharaui a la libre determinación y la necesidad de un referéndum libre y transparente que garantice la expresión libre y auténtica de la población saharaui, tendrán que empezar a buscar algún ungüento facial para cuando la cuestión del Sáhara Occidental sea mentada en presencia de Su Majestad.

Quienes se llenan la boca hablando de la ‘Marca España’, a menudo, olvidan que esa ‘Marca’ también incluye el grado en que España cumple su palabra, el grado en que España asume con valentía las responsabilidades jurídicas, políticas y morales que le incumben de acuerdo con las obligaciones solemnemente contraídas en virtud del Derecho Internacional.

El hecho de que la opinión pública española se haya enterado del cambio de posición, gracias a una filtración del palacio real marroquí, revela las enormes taras de las que adolece dicha decisión. Una decisión adoptada al margen de la legalidad internacional y a espaldas de la opinión pública, que no cuenta con el apoyo de las fuerzas políticas del país y, ni siquiera, con la anuencia de las bases militantes de ese partido, sólo puede tener su anclaje en alguna pieza de caza obtenida durante los últimos barridos telefónicos que han asolado España de punta a punta, en el contexto de una ola de espionaje nunca vista.

En cuanto al fondo de la cuestión, España no puede apoyar las ambiciones territoriales de Marruecos, puesto que la entrega del Sáhara Occidental, en modo alguno, va a saciar la incontenible voracidad territorial de Marruecos. En este sentido y, aunque nadie lo denuncie en España, es preciso apuntar que, en el año 2011, cuando Marruecos aprueba su Constitución actualmente vigente, lo hace dotando de rango constitucional una idea que hace temblar las fronteras de todos los países de la región. En el artículo 42 de la Constitución marroquí radica el germen de toda la inestabilidad que azota la región. Ese artículo supone una auténtica amenaza para el Sáhara Occidental, Argelia, Mali, Mauritania y, por su puesto, España. El artículo en cuestión alude a las fronteras “AUTÉNTICAS” del reino de Marruecos. Y ese ‘auténticas’ es sinónimo de lo ampliables que pueden ser, según el momento, las fronteras de este país.

Otro aspecto donde se ha querido incidir para justificar, de alguna manera, la adopción de esta decisión es la cuestión del supuesto rol que juega Marruecos en el control de los flujos migratorios. Pero en este aspecto, España tiene un amplio historial del que aprender. No hay que ir muy lejos para encontrar el llamado Acuerdo entre el Reino de España y el Reino de Marruecos sobre la cooperación en materia de prevención de la emigración ilegal de menores no acompañados, su protección y su vuelta concertada (BOE de 22/03/2013). Acuerdo que entró en vigor el 2 de octubre de 2012 pero que había sido adoptado, en Rabat, el 6 de marzo de 2007.

¿Y por qué, habiéndose adoptado el 6 de marzo de 2007, no entra en vigor hasta seis años más tarde? Muy sencillo. Aquel 6 de marzo de 2007, Zapatero, desde Rabat, anunciaba su apoyo la tesis marroquí de la autonomía para el Sáhara Occidental, creyendo que Marruecos iba a colaborar en el control de los MENAS. Pero una vez hecha la declaración de Zapatero, Marruecos, entierra el asunto hasta seis años más tarde, cuando ya gobernaba M. Rajoy. Por lo demás, el Padrón de Habitantes de las ciudades españoles es fiel testigo del grado de incumplimiento de dicho acuerdo por parte de Marruecos.

En cuanto a las implicaciones internacionales que tiene, para España, esta política del trueque está claro que los demás Estados pueden empezar a replantearse, tanto la suscripción como el cumplimiento de sus acuerdos con España. España se ha exhibido ante el mundo como un Estado que no promueve el “pacta sunt servanda”, sino como un Estado que cede al chantaje y a la presión, se ha exhibido como un Estado que premia el chantaje, sea mediante el lanzamiento de miles de personas, niños incluidos, al mar, sea mediante el incumplimiento de los acuerdos válidamente suscritos. La geografía, por su parte, ha colocado a España, no en el centro de Europa, sino en sus límites meridionales, lo cual la expone a una mayor necesidad de buscar pactos con los Estados norteafricanos y, también, con el África Occidental. Pactos, cuyo incumplimiento, España parece premiar.

Y, finalmente, teniendo en cuenta que Marruecos es el único país del mundo que tiene problemas por los cuatro costados, por el norte, el sur, el este y el oeste (delimitación de las aguas frente a Canarias), España, en lugar de ayudar a que este país entre en razón y respete, de una vez y por todas, las fronteras internacionalmente reconocidas, España va y adopta una decisión que tiene el efecto, justamente, contrario. Una decisión que lo único que hace es alimentar las ambiciones expansionistas de un Estado territorialmente goloso. Así las cosas, Ceuta y Melilla ya pueden ir poniendo sus barbas a remojar.

Por todo ello, ahora que un grupo parlamentario presenta, ante el Congreso de los Diputados de España, una iniciativa para que se reconozca el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui, queremos apelar a la conciencia moral y política de los hombres y mujeres, sobre cuyas espaldas, descansa la representación del pueblo español para que devuelvan, a España, al lugar que le corresponde y reviertan aquella infame decisión adoptada a espaldas de los demás grupos parlamentarios y muy lejos de la sede de la soberanía popular.

Haddamin Moulud Said.
Jurista saharaui.
19.05.2022
mouludsaid[at]gmail.com

 

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.


Share/Bookmark

13.5.22

SAHARA OCCIDENTAL : APRÈS LES CRITIQUES, VOICI LES PROPOSITIONS

 par Maître Takioullah Eidda, avocat.

I. LÉGITIMITÉ DU F.POLISARIO.

Il est reconnu aujourd’hui et incontesté par toutes les instances internationales, notamment l’ONU, l’UA et l’UE, que le Polisario est le représentant autoproclamé attitré du peuple du Sahara occidental.

Juridiquement, la légitimité de cette représentativité lui découle des constats des instances internationales, depuis 1975, et de la résolution 1514 des Nations-Unies de 1960, laquelle reconnaît au peuple du Sahara Occidental le droit à l’autodétermination en tant peuple et territoriale encore soumises au processus de décolonisation!

Le front Polisario se trouve donc de facto fiduciaire de la responsabilité relative à la canalisation de l’expression des sahraouis et la mobilisation des moyens qui leur permettent d’exercer leur droit légitime que leur reconnaît la légalité internationale.

Il faut signaler par ailleurs que depuis 1960, et durant toutes ces décennies, aucun autre mouvement n’a pu asseoir une quelconque légitimité au nom, et pour, le peuple sahraoui!

De fait, le front Polisario a matérialisé, sur le terrain et à travers le temps, l’expression du peuple sahraoui par la lutte armée contre le colonialisme espagnol, puis contre l’envahisseur mauritanien et aujourd’hui l’occupant agresseur: le Maroc.

Pris dans un engrenage de passivité, de naïveté et d’illusion devant le processus onusien en place depuis 1991, cause d’éparpillement et de relâchement des sahraouis à tous les niveaux, le front Polisario s’est trouvé, trente ans plus tard, obligé de reprendre de nouveau les armes contre le Maroc; pays occupant de fait et fortement barricadé derrière un mur de défense, avec une armée bien équipée/entrainée par ses alliés inconditionnels: ISRAÉL, les USA et la FRANGE.

II. ALORS QUE FAIRE ?

Évidemment, il faut poursuivre la lutte armée, en tant que principe et engagement originels. C’est un choix impératif qui prévale sur toute autre alternative politique ou onusienne incertaines.

Mais, cette reprise des armes suppose aussi l’URGENCE d’entamer une démarche efficace, dans le but de mettre la maison intérieure en état, après une si longue période de faille de leadership, de fausses promesses onusiennes, de faux semblants, du tourner en rond et de temps perdu!

III. COMMENT ?

Comme je l’ai déjà dit, et je le répète, le Polisario est le représentant légitime du peuple sahraoui! Mais ce statut reconnu, ne lui donne pas pour autant, dans le processus de décolonisation ou de libération actuel, le droit ou le pouvoir d’exclure ou de marginaliser tout autre expression sahraouie dissidente ou concurrente !

À la rigueur, ce statut de représentant autoproclamé confère au Polisario la responsabilité de mobiliser de rassembler, d’écouter, y compris les voix discordantes, et porter au monde la somme et la synthèse de cette expression.

En revanche, le Polisario ne peut en aucun cas persécuter arbitrairement, sans droit, les sahraouis en désaccord avec ses choix ou orientations. Tout au plus, il peut essayer de les convaincre et si possible les intégrer, mais certainement jamais les persécuter !

Seul le peuple sahraoui, et seulement lui, dans la plénitude de l’exercice de sa souveraineté nationale, détient le droit d’arbitrer les divergences de ses composantes et les orientations de son propre destin, et ce, toujours d’une façon transparente, crédible et consensuelle.

Par conséquent, devant les difficultés crépusculaires que connait aujourd’hui la cause sahraouie et l’incertitude de demain, il devient impératif de reformuler l’approche, en faisant appel au peuple sahraoui LUI-MÊME, dans son ensemble, et à toutes ses forces vives, où qu’elles s’y trouvent, pour décider d’une stratégie nationale qui sculptera la forme du destin qu’il fantasme pour lui-même à court, à moyen et à long termes!

Il faut entendre ici par l’ensemble du peuple sahraoui, toutes les composantes de celui-ci, quelle qu’elles soient et où qu’elles s’y trouvent. Qu’elles s’y trouvent dans les camps de réfugiés, dans les territoires occupés, en exile, au Maroc, en Algérie, en Mauritanie et ailleurs dans le désert! Oui, aussi bizarre que cela puisse paraître, il y a aujourd’hui des sahraouis écœurés et dépourvus qui ont choisi le triste repli dans le néant du désert.

C’est donc une CONFÉRENCE NATIONALE, avec un grand «N» ou des ASSISES, qu’il faut sérieusement COMMENCER et entreprendre immédiatement et sans attendre!

Oui, si le front Polisario se croit investi de l’intérêt suprême du peuple sahraoui et du leadership de sa cause, il doit initier cette conférence nationale de conciliation, et ne doit y trouver AUCUNE gêne à inviter tous les sahraouis, notamment ceux et celles qui lui semblent aujourd’hui les plus éloignés et les plus infréquentables.

J’attends par-là, le Mouvement des Sahraouis pour la Paix (MSP), le mouvement «Khatt El’Chehid», les sahraouis membres du Conseil royal consultatif pour les affaires sahariennes, les illusionnistes qui ont regagné le Maroc, mais probablement regrettent amèrement aujourd’hui.

Certes, les ennemis charognards du peuple sahraoui, y compris les faux amis proches et les ennemis de l’intérieur, vont s’opposer par tous les moyens et à tous les niveaux, mais c’est leur rôle, devant lequel il faut tenir mordicus et faire preuve de vision et du leadership.

IV. OÙ TENIR CETTE CONFÉRENCE NATIONALE DE CONCILIATION ?

Ça va de soi que le territoire de la Mauritanie-Sœur est le lieu le plus indiqué pour un tel événement historique, et ce, sur tous les plans et à tous les niveaux: neutralité, proximité, tranquillité, sécurité et intérêt!

Je suis sûr que la Mauritanie, mon pays, peuple et gouvernement, seront des plus enthousiastes à accueillir une conférence dont l’objectif est de permettre aux composantes du peuple Sahraoui-Frère de s’y trouver entre elles et de discuter intimement et librement de leur destin. Ce ne sera pas un AÏN-BINTILLI(2), pour la bonne raison que AÏN-BINTILLI(1) n’a sérieusement jamais existé!

D’ailleurs, se faisant le peuple de Moujtamaa El’Bidhan (Mauritano/sahraoui) démontre une fois de plus à tous sa grande maturité et, par le fait même, renforce sa solidarité après tant de soubresauts événementiels et historiques.

V. RETOMBÉES D’UN TEL ACTE POUR LA CAUSE SAHRAOUIE:

D’abord, en dépit du résultat d’une telle conférence, le monde à commencer par les ennemis, aura reçu un message clair: le peuple sahraoui EXISTE et revendique le RESPECT de son droit, si bien qu’il est capable de se souder les rangs et faire preuve de solidarité pour décider de ses intérêts et asseoir le choix de son destin.

En terminant, il faut le dire et le répéter: la pire chose qui peut arriver au peuple sahraoui, est que ses forces vives, son élite et ses représentants, où qu’ils s’y trouvent, continuent de végéter dans la division, le narcissisme, l’égoïsme, le repli sur soi, le paternalisme, l’exclusion de l’autre et enfin de compte la MÉDIOCRITÉ !

Maître Takioullah Eidda, avocat
Montréal, Canada.
13.05.22
quebec171[at]gmail.com

--------------  Ce texte exprime l'opinion de l'auteur et n'engage pas les modérateurs du forum.


Share/Bookmark

6.4.22

EL SAHARA OCCIDENTAL EN EL PRISMA MEDIÁTICO

por Abderrahman Buhaia

En estos días, se suceden debates y tertulias en los diferentes medios de comunicación, que abordan el tema del Sahara Occidental. Es normal, es un tema de actualidad que interesa a la sociedad.
También sabemos que la mayoría de esos medios son propiedad de empresas privadas y, en éstas, prima, por encima de todo, el interés mercantil; y por ende, la labor de los profesionales y colaboradores, en los mismos, se ve condicionada por este factor. Es decir, dependiendo del interés político-mercantil de la empresa, su línea mediática tendrá un enfoque determinado, generalmente alejado de la imparcialidad. Esto, hasta cierto punto, es comprensible, es el precio que tiene que pagar el Cuarto Poder, para seguir existiendo.
Lo que no es comprensible, y de ninguna manera aceptable, es que algunos medios y/o colaboradores, lleven esa “flexibilidad”, vamos a llamarla así, a límites intolerables que rayan directamente, no ya en la manipulación, sino en la falsedad propiamente dicha.
No me gusta mencionar a nadie, eso no es muy elegante, pero, como saharaui, me veo en la obligación y el deber de hacerlo, ya que se me ha interpelado directamente en un programa de televisión que ven millones de personas, y el que calla otorga. En un programa de televisión de La Sexta, específicamente en La Sexta Noche, emitido hace poco, hemos visto cómo Francisco Maruenda, Director del diario La Razón, se arrellana en el sillón y, sin ningún pudor, con la desfachatez de la que solo él es capaz, dice “el Sahara Occidental no existe”.
Señor Maruenda, usted, que presume de ser un jurista erudito, que da clases en la Universidad, cómo se atreve a proferir semejante insensatez, cómo puede ser tan farsante. Hasta un niño de primaria, al oírle decir esto, sabría que es usted un farsante, porque a ese niño, gracias a Dios, le dan clase profesores de verdad, no profesores de pega indecentes como usted. Ese niño, en clase, ve, perfectamente delimitado, el mapa del Sahara Occidental, y sabe que los habitantes de esa tierra son los saharauis, incluso es posible que haya compartido su casa con alguno de ellos, cuando vienen a pasar el verano en España.
Usted, señor Maruenda, acostumbrado a zambullirse en las fantasías y delirios de Calígula M6, no nos ve, incluso piensa que somos un pueblo extinto. Dónde está la sabiduría de la que tanto alardea, señor Maruenda.
Señor Maruenda, cuando le veo a usted en televisión, en la que, para el colmo, está omnipresente, sabe qué es lo primero que me viene a la cabeza: las hienas. Sí, las hienas. Eso es lo que me inspira su cínico rostro. No tanto por la astucia y perspicacia de estos animales, sino, más bien, porque usted las supera en vileza y mezquindad; y, además, literalmente, se alimenta de lo mismo que ellas, de carroña. A usted le pagan por tergiversar hechos y verdades, por difundir calumnias y falsedades, por manipular y desinformar. Le pagan por esta basura. De eso, come usted. Por lo tanto, come lo mismo que las hienas.
Señor Maruenda, usted da pena, y, créame, sea cual sea el precio que usted le haya puesto a su conciencia y su alma, no le compensa.
En ese mismo programa, también hemos visto a la señora Elisa Beni, a la que respeto y habitualmente leo, porque en sus artículos suele ser coherente. Pero en esta ocasión no estuvo muy acertada. Se veía claramente que no hablaba con convicción, y defendía sus argumentos con visible timidez. Ella, mejor que nadie, sabe que lo incoherente no se puede defender. Amparándose en lo que ella llama “real politic”, decía que “el referéndum no se puede hacer, es imposible”.
Señora Elisa Beni, nosotros, los saharauis, ya hemos votado, lo hemos hecho con nuestras vidas. Hemos votado con nuestra sangre. No existe un voto más sublime. Es más, si hubiera una voluntad real para efectuar un referéndum formal (digo formal porque, obviamente, es innecesario), no solo no es imposible, es que se puede hacer mañana mismo, porque el pueblo saharaui es como una gota de aceite en un vaso de agua: inalterable y claramente distinguible.
El pueblo saharaui, tiene una estructura étnica única. Es imposible confundirlo con ningún otro pueblo. Es tan sencillo, como remitirse a esa estructura étnica, que no existe en ningún otro pueblo.
En la misma mesa de debate, hemos visto también a Angélica Rubio, Directora del periódico digital El Plural, defender las tesis marroquíes. Sinceramente, la creía más imparcial, pero nos ha decepcionado. Además, hablaba con vehemencia, sabiendo que los argumentos que esgrimía son pura quimera, destinada a desinformar y a manipular a la audiencia.
Señora Angélica Rubio, el bando que ha elegido, en términos de ganancias, no sé si le conviene o no, lo que sí le aseguro es que, en términos de honra, no le conviene a nadie.
Antes de finalizar, sí debo reconocer y alabar la actitud de Antonio Maestre, subdirector de la revista mensual La Marea, presente en la misma mesa; que, con absoluta honestidad y honrando a su profesión, abordó con meridiana claridad la guerra (que no el conflicto) del Sahara Occidental, detallando cómo se inició, el momento actual en el que se halla, y las implicaciones que con respecto a ella, conlleva la misiva furtiva que Pedro Sánchez envío recientemente a Calígula M6; dejando claro que, con el envío de esta lamentable misiva clandestina, Pedro Sánchez traiciona, una vez más, no solo al pueblo saharaui, sino a su propio país.

Abderrahman Buhaia
02/04/2022
abder333[at]hotmail.com

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.


Share/Bookmark

4.4.22

EL PATINAZO DE PEDRO SANCHEZ

por Abderrahman Buhaia

El patinazo (que no el giro, porque el giro es algo controlado) de Pedro Sánchez con su envío de una misiva clandestina, de la que supimos a través de su destinatario, Calígula M6; le está haciendo pasar un mal trago, tanto a él , como a cualquiera que se atreve a dar una explicación a semejante patinazo. Lo incoherente no se puede defender ni explicar. Solo lo puedes defender si estás dispuesto a mentir como un bellaco.
Al no saber a qué atenerse para justificar semejante patinazo, todos se escudan en que Jose Luis Rodríguez Zapatero declaró en 2007 “estar de acuerdo con la propuesta marroquí”.
Lo más irritante es que hablan de Zapatero como si fuera un profeta, un referente incuestionable. Si, es verdad, es un profeta, pero al revés (como le dijo Aznar una vez). Menudo referente. Zapatero solo es referente en una cosa: rendir pleitesía de forma impúdica y obscena a Calígula M6. Precisamente, el apoyarse en la postura de Zapatero, ha dejado en clara evidencia a Pedro Sánchez.
Zapatero se hizo vergonzosamente célebre, por ser un asiduo participante en los foros y eventos, a los el que el sátrapa Calígula M6 le invitaba, para maquillar su imagen ante Occidente y ocultar al mundo sus crímenes y la represión a la que sometía a sus súbditos y al pueblo saharaui. Para eso, se invitaba a Zapatero, para usar su silencio cómplice.
De los numerosos eventos en los que Zapatero es usado como un vulgar maniquí, destacamos el “Foro Mundial de Derechos Humanos”, celebrado en Marrakech en noviembre de 2014.
Solo alguien indigno e indecente, se deshonra de esta manera, participando en un evento en el que se mancillan los derechos humanos por un déspota sanguinario.
Así como el foro Crans Montana, celebrado en Dajla (Sahara Occidental) el 13 de marzo de 2015. Este foro fue declarado ilegal, y tanto la Unión Africana, como la Unión Europea, la UNESCO y la propia ONU, pidieron su cancelación.
El ministro de Asuntos Exteriores Jose Manuel García-Margallo advirtió que, “celebrar reuniones internacionales en territorios ocupados es ilegal conforme al derecho internacional”.
A pesar de todo, para su absoluta infamia, Zapatero participó en el execrable evento.
A lo largo de 2011 y 2012, los viajes privados de Zapatero al reino alauita, al igual que Felipe Gonzalez; eran tan frecuentes, que casi se puede decir que residía allí.
Este es el referente de Sánchez a la hora de justificar el patinazo de la misiva. Un referente que profesa el seguidismo al sátrapa Calígula M6, por lo que, más que respeto como referente, merece un repudio absoluto.
Por otra parte, Jose Luis Rodriguez Zapatero, tendrá que explicarnos, algún día, que clase de favores le debe a Calígula M6, que le obligan a arrastrarse, de este modo, ante él.

Abderrahman Buhaia
4/04/2022
abder333[at]hotmail.com

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

28.3.22

LA MISIVA FURTIVA DE PEDRO SANCHEZ

por Abderrahman Buhaia

Recientemente, concretamente el viernes 18 de marzo, por la tarde, se difundió una noticia procedente de los confines feudales de Rabat, que causó un enorme revuelo y euforia entre los vasallos de ese reino. Nos preguntamos qué noticia es esta, que ha causado este repentino júbilo y ha revuelto al vasallaje. La respuesta no puede ser más decepcionante.
Resulta que todo se debe a que, según la Casa “Irreal” Marroquí, el Presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, había remitido, de forma furtiva, al déspota M6, una misiva en la que expresaba su apoyo a la propuesta marroquí de una autonomía para el Sahara Occidental.
Aquí, lo primero que salta a la vista, es que M6 (en realidad debería llamarse C6, porque es, ni más ni menos, sin exagerar, que un Clon de Calígula) y sus vasallos, acuciados por crisis de todo tipo, y conscientes de su pecado original, están tan sedientos de cualquier rumor, chisme, bulo o noticia interesada que lo legitimé, que se agarran, ávidos, a cualquier cosa; a sabiendas de que esto, ni siquiera se puede considerar noticia; porque, en su fuero interno, y, por mucho que lo intenten, saben que no pueden hacer creer a los demás, algo en lo que ellos mismos no creen.
Lo segundo que se percibe, es que Pedro Sánchez, estaba tan avergonzado de la susodicha misiva, como de tener que remitirla a semejante personaje; que tuvo que hacerlo de forma furtiva, obrando como si fuera un contrabandista, que nadie debe saber lo que hace; y no como un Presidente del Gobierno respetable y orgulloso de su labor.
Si en los confines feudales del reino alauita y entre su vasallaje, la noticia se recibió con euforia; en el resto del mundo causó verdadero estupor, y no es para menos.
Es verdad que la política exterior es competencia del Presidente del Gobierno, nadie lo discute. Pero cómo se puede ser tan torpe, tanto en el fondo, como en la forma. Cómo quieres que te respeten, si actúas, de forma sibilina y opaca, como un vulgar contrabandista, casi emulando al destinatario de la misiva. Y observando la misiva en sí, cómo puedes emitir un criterio que no te corresponde emitir, un criterio que va en contra de la legalidad internacional habida y por haber; y que nadie, absolutamente nadie, del Parlamento (a excepción de parte de tu partido) respalda; un criterio que tiene un rechazo social total y absoluto.
Además, qué se ha conseguido con esto: dos cosas, la vergüenza nacional, y la degradación de someterse a los chantajes y seguidismo de las fantasías y delirios de CalígulaM6.
Con esta pésima decisión, Pedro Sánchez, el mayor daño no se lo ha hecho a los saharauis, sino a su propio país, al que deja sin ninguna credibilidad, y en una situación de clara debilidad.
La gente no es estúpida, y tampoco es amnésica, sabe perfectamente quiénes son los saharauis y quién es CalígulaM6, porque, entre cosas, él mismo se encarga de recordarles, casi diariamente, quién es, sembrando las costas de cadáveres o de gente desesperada, utilizada por él para presionar a sus “amigos” de Occidente.

Dejando de lado las fantasías y delirios patéticos de CalígulaM6, vamos a abordar, con seriedad, el tema del Sahara Occidental. Quién, al hablar de este tema, lo relacione con autonomía, una de dos, o es un completo ignorante del mismo y debería documentarse antes de abordarlo; o es un cínico redomado, oportunista y vendido, encima, a un pagador mezquino.
Quién nos hable a los saharauis de autonomía, nos ofende y, al hacerlo, se define a sí mismo.

Cómo hemos llegado a esto. Voy a tratar de desgranar, brevemente, como se han desarrollado los hechos. En 1975, España, eludiendo sus responsabilidades de Estado como potencia administradora, abandona el entonces Sahara Español, después de firmar los acuerdos secretos de Madrid, mediante los cuales se reparte el Sahara Occidental entre Marruecos y Mauritania. La parte norte para Marruecos y la parte sur para Mauritania. Lógico, no es su tierra, es un botín que le arrebatan a España. No son dos regímenes, son dos bandas de vulgares ladrones. Marruecos invade el Sahara por el norte, bombardeando con napalm y fósforo blanco, la población civil, que huye hacia la vecina Argelia, buscando protección. Las imágenes de niños, mujeres y ancianos, diezmados y masacrados por las bombas, dan la vuelta al mundo entero, que, sin inmutarse, las contempla con indiferencia.
Los saharauis, organizados, en el Frente POLISARIO (fundado dos años antes), con escasos medios, pero con una voluntad inquebrantable y un arrojo épico, se enfrentan a los dos ejércitos, librando una cruenta guerra, y haciendo gala de un sacrificio supremo, que emana de la justicia de una causa por la que vale pena morir. En la contienda, el 9 de junio de 1976, cae en el campo de batalla nuestro líder, fundador del F.POLISARIO y primer Presidente de la RASD, Luali Mustafa Siyed.
Lejos de amilanarnos, esto nos da una razón más, para combatir con más coraje y valentía. A los tres años, en 1979, Mauritania capitula y reconoce la RASD. Marruecos, delante de todo el mundo, con absoluta desfachatez, se anexiona la parte mauritana del botín.
En 1991, Hassan II, diezmado su Ejército, con pérdidas incosteables, y con más de 4000 prisioneros de guerra en poder del F.POLISARIO, vio con claridad, que no podía vencer.
No debemos olvidar que, en su discurso a la muchedumbre hambrienta y harapienta de la Marcha Negra, el 6 de noviembre de 1975, prometió que ocuparía el Sahara y reduciría a sus gentes en una semana. Con la astucia felina que le caracteriza, recurrió a la ONU, para que le ayudara a buscar una salida “digna” de la guerra.
En septiembre de 1991, la ONU propuso un alto el fuego, con la condición de que se efectuara un referéndum, en el cual el pueblo saharaui decidiría libremente su futuro acorde a la resolución 1514 de Naciones, en un período no superior a 6 meses.
Nosotros, cuando empezamos a librar una guerra contra dos países, que invadieron impunemente nuestra tierra, a plena luz del día (ayudados por EE.UU., Francia y otros…), masacrando a nuestro pueblo, igual que lo hacía la Alemania nazi; nuestro objetivo, era y es, liberar nuestra tierra y expulsar de la misma al invasor, obligándole a respetar nuestras fronteras. El referéndum nunca fue para nosotros una opción. Repito, nuestra única opción, era y es, liberar nuestra tierra y expulsar al invasor de la misma y no permitirle violar nuestras fronteras.
Estoy dando mi vida, mi familia y lo que más quiero por mi tierra y tú te atreves a preguntarme si quiero mi tierra o no. El mero planteamiento de ello, es en sí, una ofensa.

Aun así, nosotros, ingenuamente, confiando en la ONU, accedimos a la petición de ésta de darle una salida “digna” de la guerra, que no se merece, a Hasan II. Ese fue nuestro fatal e imperdonable error: aceptar un alto el fuego, condicionado a un referéndum.
Imperdonable, porque era obvio, y porque no supimos enmendarlo a tiempo. Expirado el plazo comprometido para el referéndum, y no llevarse a cabo éste, teníamos que haber vuelto al campo de batalla.
No tiene ningún sentido preguntarle a alguien si quiere la tierra por la que está dando su vida. El alto el fuego tenía que estar condicionado únicamente a la salida de la fuerza ocupante y al respeto de las fronteras reconocidas. Estaba claro que Hasan II solo quería ganar tiempo, confiando en que, con el tiempo, iba a desgastarnos y diluirnos. Lo primero, ganar tiempo, lo consiguió; lo segundo, murió sin conseguirlo; y su hijo, CalígulaM6, tampoco lo conseguirá. Tiene suerte, si sigue conservando el trono, Veintinueve años, elevando la resiliencia a su máximo exponente, y con una paciencia infinita, tirados en el desierto más inhóspito del planeta, no han cambiado en lo más mínimo nuestra férrea voluntad de liberar nuestra tierra. Nuestra dignidad, nuestro honor, nuestra tierra y la lealtad a los que han caído por ella, es lo más importante. Eso es lo que cuenta, eso es lo que tenemos, y con eso nos basta y nos sobra. Para eso vivimos, para liberar nuestra tierra, solo para eso; nosotros, nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos. Estos veintinueve años de paciente espera, no han menguado ni un ápice nuestra fe en la liberación de nuestra tierra. Hemos vuelto a empuñar las armas. Si en 1975, careciendo absolutamente de todo, nos hemos enfrentado a dos ejércitos regulares armados hasta los dientes, y los hemos derrotado; qué nos impide volver a hacerlo, ahora que lo tenemos todo y somos más fuertes. Esa es la pregunta que le quita el sueño a CalígulaM6, porque sabe cuál es la respuesta.
Muchísimos años más duró la Reconquista de la península Ibérica (800 años). Nosotros solo llevamos 47. ¡Ah!, Otra cosa, CalígulaM6 debe saber que, aunque introduzca, no miles, sino millones de colonos en las zonas ocupadas, nunca, jamás, conseguirá diluir la identidad saharaui. A lo largo de estas décadas ha podido comprobarlo. Somos un pueblo con identidad propia, bien diferenciado del pueblo marroquí. Una gota de aceite en un vaso de agua, inalterable y claramente distinguible.
Volviendo a lo que dije al principio, si el mero hecho de preguntarnos si queremos nuestra tierra, por la que dimos y damos nuestras vidas, o si queremos entregársela a CalígulaM6, es decir, si el planteamiento del referéndum (que arriba detallé como surgió),
es en sí, una ofensa; mencionarnos el término autonomía, es ya un despropósito total. Por tanto, quién mencione este término a los saharauis, debe saber, ante todo, que no se respeta a sí mismo, por lo que no merece ser respetado, y solo merece nuestro repudio, por farsante, indigno e hipócrita.

No nos preocupa lo que diga o haga Sánchez, CalígulaM6 o Tramp. Sabemos quiénes somos, y la Historia es la que juzga, condena o absuelve cada cual. Sí debo señalar que, a quien tenga por compañía estos dos últimos personajes, debe hacérselo mirar, no son de fiar.
Por último, antes de finalizar, es preciso señalar que, en estos días, se suceden debates y tertulias en los diferentes medios de comunicación, que abordan este tema. Es normal, es un tema de actualidad que interesa a la sociedad.
También sabemos que la mayoría de esos medios son propiedad de empresas privadas y, en éstas, prima, por encima de todo, el interés mercantil; y por ende, la labor de los profesionales y colaboradores, en las mismas, se ve condicionada por este factor. Es decir, dependiendo del interés político-mercantil de la empresa, su línea mediática tendrá un enfoque determinado, generalmente alejado de la imparcialidad. Esto, hasta cierto punto, es comprensible, es el precio que tiene que pagar el Cuarto Poder, para seguir existiendo.
Lo que no es comprensible, y de ninguna manera aceptable, es que algunos medios y/o colaboradores, lleven esa “flexibilidad”, vamos a llamarla así, a límites intolerables que rayan directamente, no ya en la manipulación, sino en la falsedad propiamente dicha.
No me gusta mencionar a nadie, eso no es muy elegante, pero, como saharaui, me veo en la obligación y el deber de hacerlo, ya que se me ha interpelado directamente en un programa de televisión que ven millones de personas, y el que calla otorga.
En un programa de televisión de La Sexta, específicamente en La Sexta Noche, emitido hace poco, hemos visto cómo Francisco Maruenda, Director del diario La Razón, se arrellana en el sillón y, sin ningún pudor, con la desfachatez de la que solo él es capaz, dice “el Sahara Occidental no existe”.
Señor Maruenda, usted, que presume de ser un jurista erudito, que da clases en la Universidad, cómo se atreve a proferir semejante insensatez, cómo puede ser tan farsante. Hasta un niño de primaria, al oírle decir esto, sabría que es usted un farsante, porque a ese niño, gracias a Dios, le dan clase profesores de verdad, no profesores indecentes de pega como usted. Ese niño, en clase, ve, perfectamente delimitado, el mapa del Sahara Occidental, y sabe que los habitantes de esa tierra son los saharauis, incluso es posible que haya compartido su casa con alguno de ellos, cuando vienen a pasar el verano en España.
Usted, señor Maruenda, acostumbrado a zambullirse en las fantasías y delirios de Calígula M6, no nos ve, incluso piensa que somos un pueblo extinto. Donde está la sabiduría de la que tanto alardea, señor Maruenda.
Señor Maruenda, usted da pena, y, créame, sea cual sea el precio que usted le haya puesto a su conciencia y su alma, no le compensa.
En ese mismo programa, también hemos visto a la señora Elisa Beni, a la que respeto y habitualmente leo, porque en sus artículos suele ser coherente. Pero en esta ocasión no estuvo muy acertada. Se veía claramente que no hablaba con convicción, y defendía sus argumentos con visible timidez. Ella, mejor que nadie, sabe que lo incoherente no se puede defender. Amparándose en lo que ella llama “real politic”, decía que “el referéndum no se puede hacer, es imposible”.
Señora Elisa Beni, nosotros, los saharauis, ya hemos votado, lo hemos hecho con nuestras vidas. Hemos votado con nuestra sangre. No existe un voto más sublime. Es más, si hubiera voluntad real para efectuar un referéndum formal, no solo no es imposible, es que se puede hacer mañana mismo, porque, como he dicho, el pueblo saharaui es como una gota de aceite en un vaso de agua. Los habitantes del Sahara Occidental, son claramente distinguibles.
El pueblo saharaui, tiene una estructura étnica única. Es imposible confundirlo con ningún otro pueblo. Es tan sencillo, como remitirse a esa estructura étnica, que no existe en ningún otro pueblo.
En la misma mesa de debate, hemos visto también a Angélica Rubio, Directora del periódico digital El Plural, defender las tesis marroquíes. Sinceramente, la creía más imparcial, pero nos ha decepcionado. Además, hablaba con vehemencia, sabiendo que los argumentos que esgrimía son pura quimera, destinada a desinformar y a manipular a la audiencia.
Señora Angélica Rubio, el bando que ha elegido, en términos de ganancias, no sé si le conviene o no, lo que sí le aseguro es que, en términos de honra, no le conviene a nadie.

Abderrahman Buhaia
abder333[at]hotmail.com
26/03/2022

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

11.3.22

Will the AU force Morocco to comply with its principles?

The credibility of the African Union is at stake unless it imposes on the Kingdom of Morocco to comply with the Constitutive Act regarding its continued occupation of parts of SADR territory.

 
By Deich Mohamed Saleh*


It is heartening to note that Africa has strong guardians, faithful to principles, values, and people’s aspirations. The strong opposition within the African Union of many member states, led by Algeria and South Africa, to granting the apartheid regime of Israel observer status in the bloc has raised widespread concerns about adherence to the values and principles enshrined in the AU Constitutive Act. This recalls Morocco's accession to the African Union four years ago, considering its occupation of parts of the territory of the SADR a flagrant violation of the Constitutive Act.

Our Founding Fathers left it clear that as long as Pan-Africanism organization born out of the suffering of its people, it must serve their struggle against colonialism, oppression and apartheid. In his iconic speech at the 1963 founding meeting of the Pan-African, the ambitious Ghanaian President Kwame Nkrumah warned that “The unity of our continent, no less than our separate independence, will be delayed, if indeed we do not lose it, by hobnobbing with colonialism… Is it not unity alone that can weld us into an effective force, capable of creating our own progress and making our valuable contribution to world peace?”

The Kingdom of Morocco invaded the Sahrawi Arab Democratic Republic (SADR) on the eve of the latter’s independence from Spain in 1976, in flagrant violation of international law, especially since this move came a few days after the International Court of Justice issued its advisory opinion rejecting the allegations of the occupier in Western Sahara. This occupation also contradicts the Kingdom’s request to include Western Sahara in the United Nations list of Non-Self-Governing Territories in 1963, pending decolonization through the exercise of the inalienable right of the people of the Territory to self-determination and independence.

Since then, the people of SADR have lived divided, with part under occupation who are subjected to worst types of oppression and genocide, whereas the other part strike harsh conditions in exile. In addition, the occupying state of Morocco has spared no effort to plunder as much of the territory's natural resources as possible over forty-five years. Some of the looting proceeds serve the policies of the occupation, such as bribery to gain international support.

The SADR's struggle for liberation has been met with broad and far-reaching solidarity within Africa from the outset, with the continental organization serving as a springboard to gain maximum momentum. African solidarity had an international impact, as the recognition of the Republic exceeded eighty countries around the world, in addition to the advanced political positions at the level of governments, parties or civil society. The then Organization of African Unity (OAU) could turn the table on the occupying state of Morocco by charting a course for a just and lasting solution.

The key turning point in this path was the OAU's recognition of SADR's sovereignty and embracing its struggle, followed by its admission into the organization in 1982. The heads of state and government went further, to wisely lay the foundations for an agreed settlement between the occupying state of Morocco and the SADR based on respect for the right of the people of Western Sahara to self-determination and independence. The SADR’s continental prestige was reinforced by being a founding member of the AU in 2002.

It is worth recognizing the courageous positions and the great concessions made by the Sahrawi Arab Democratic Republic in the interests of the unity and supreme interests of Africa, and in fulfilling its commitments within the African Union. The SADR could, under difficult circumstances, make advanced strides in institutional building and the upgrading of society's policies. Its experience has also proven to be a major stabilizing factor in the region.

Resolution 104 of the 19th OAU Summit in 1983 provided a framework for the joint UN-OAU efforts that led to the Settlement Plan Agreement for holding a referendum in which the people of Western Sahara could choose between independence or integration with Morocco. The UN Security Council approved the said settlement plan in 1990, after which a ceasefire was established in 1991, followed by the deployment of UN and OAU peacekeeping forces.

However, once the Security Council took over, all that momentum faded because of double standards that have guided the UN's addressing of the question of Western Sahara since the territory being listed as a non-self-governing territory. The occupying state of Morocco took advantage of the UN' indifference to resolving the issue to renege on its commitments to the settlement plan and end it up with the collapse of the 1991 ceasefire last November and outbreak of a new war between the two member countries. It was expected that the AU would play a more active role in the question, in view of the inability of the UN, but things turned upside down in the African Union, where the occupying state of Morocco was admitted in 2017, in full infringement of the principles of the Constitutive Act, stipulated in articles 3 & 4, which are territorial integrity, respect of borders, and non-interference in the internal affairs of a member state. There is no doubt about the huge bribes offered by the occupying state of Morocco to secure a vote. Although the bottom line remains bargaining over values and principles, so that justice and progress are not achieved.

The 1991 ceasefire, which is an integral part of the UN-OAU Settlement Plan for a referendum on self-determination, was totally torpedoed by the occupying state of Morocco through its act of aggression on the liberated territories of the SADR on 13 November 2020. Thus, the aggressive act Morocco has undermined the whole peace process in Western Sahara and plunged again the region into a spiral of tension and instability. In this regard, the SADR, as a member of the African Union, has full right to demand for the application of articles 3 and 4 of the Constitutive Act.

The decision of the 14th Extraordinary Summit on "Silencing the Guns" December 2020 heralded a breakthrough in the AU position regarding Morocco’s occupation of the territory of the SADR. It called on the relevant organs such as Troika Mechanism and the PSC at heads of state level to act to contain escalation in the region. Thus, the Council’s 984th meeting of March 2021, chaired by the Kenyan president, Uhuru Kenyatta, marked an important shift forward by calling on “the Kingdom of Morocco and the SADR to engage in dialogue, create a conducive environment for direct and candid talks, with no preconditions and in line with Article 4 of the AU Constitutive Act and the relevant Provisions of the PSC Protocol.” Unfortunately, the occupying state of Morocco still turns its back on this call; even the executive bodies, such as the Troika and the Chairperson of the Commission, have not yet moved a finger.

Once the ceasefire was breached, the occupying state of Morocco launched a massive crackdown on Sahrawi activists who demanded an end to its occupation of their homeland. Also, the occupying state of Morocco has deliberately targeted the liberated territories of the SADR, using UAVs to kill civilians and destroy their properties. They targeted even the commercial traffic of neighboring countries while in transit through the liberated territories of the SADR, leaving casualties.

Morocco's accession to the African Union before fulfilling its obligations under the Constitutive Act was a huge mistake that the organization is now paying a heavy price for. Despite the optimism that accompanied the move, considering it an opportunity for reconciliation between the two member states, it became clear after four years that the opponents of this accession had their fears correct. The occupying state of Morocco still insists on its occupation of the territory of the SADR and seeks to limit the relevant African Union organs' involvement in the matter, in particular the PSC. The Kingdom of Morocco will remain a source of real threat to the stability and security of North Africa unless it abandons its expansionist and provocative policies towards its neighbors.

The UN's lack of will in implementing international legality in Western Sahara has doomed its mandate to failure, which has led to a new escalation of tensions in the region. Faced with this situation, the African Union, as the main stakeholder, must assume its full responsibility in restoring maximum momentum to end the prolonged occupation of the territory of the SADR by the Kingdom of Morocco.

The big challenge for the AU now is fending off the occupying state of Morocco's attempts aiming to overturn the Constitutive Act and resolutions with impunity. Will African stand up for principles?

Deich Mohamed Saleh* 
11.03.2022
mohcheij[at]yahoo.es 


*He served as Director of the President's office and Ambassador to Zimbabwe

-------------- This text expresses the opinion of the author and not of the moderators of the forum.


Share/Bookmark

30.12.21

L'Algérie: une ligne infernale infranchissable

par Brahim Zoubeyr

En l'absence d'une réaction officielle de la Direction du Front Polisario aux propos calomnieux, insultants du Ministre des territoires occupés et de la diaspora sahraoui Mustapha Ould Sid Elbechir contre l'unique et seul allié du peuple sahraoui dans la région-la grande Algérie et son vaillant peuple-je ne peux m'empêcher de donner mon point de vue sur cette situation gravissime qui ne cesse d'incendier les réseaux sociaux.

Je ne veux pas polémiquer et encore moins faire un réquisitoire pour l'homme à qui je voue un grand respect, et loin s'en faut, je ne doute pas de ses convictions nationalistes mais pour dire simplement "quand on lance une pierre, on ne peut pas prévoir la mesure des dégâts qu'elle peut causer" comme dit le dicton sahraoui.
Revenons aux faits.

Paris,19 décembre 2021. Dans une salle archi comble de la municipalité Les Mureaux et devant un parterre de l'émigration sahraouie en France, le Ministre, au lieu de motiver les participants, les informer sur les derniers développements de la situation suite au retour à la guerre consécutivement à la violation par le Maroc du cessez-le-feu, s'en prend d'entrée à l'Algérie. Il ne mâche pas ses mots. Commentant la victoire de l'équipe algérienne de football, le Ministre dit in extenso "que l'Algérie perde, sa victoire ne nous intéresse pas." Notre Ministre ignore-t-il que tous les peuples arabes y compris le peuple marocain sont sortis dans toutes les capitales arabes et en Europe pour fêter, exprimer leur joie pour cette grande victoire de l'Algérie. Quelle honte ! Quelle démission de quiconque sahraoui et de surcroît un haut responsable de nier à l'Algérie ce que ses ennemis lui reconnaissent comme acquis grandiose dans le giron des grandes nations !

Et en toute honte bue, notre Ministre dit plus loin "je hais l'Algérie et la première fois d'y arriver, je tremblais de peur et si ce n'était notre revendication de l'indépendance, je ne mettrai jamais les pieds ni moi ni mes proches en Algérie". Un de ses proches collaborateurs lui souffle à l'oreille "les sandales portent l'humidité" un adage sahraoui qui veut dire les murs ont des oreilles. Il lui répondit sans vergogne "je dis ce que je pense sans hypocrisie. Je suis sincère et j'exprime mes convictions sans avoir peur de qui que ce soit". Il enchaîna non sans zèle "mon père et mon grand père n'ont connu que le Maroc où ils ont étudié, pas l'Algérie" sic ! Un lapsus de notre "sincère et courageux" Ministre ou une contre vérité à dessein inavoué ? La famille du Ministre Ehl Sidelbechir, une des familles des plus respectées et respectables de la société sahraouie n'a jamais dépassé depuis le 19°siècle les confins de Mheriz, actuellement territoire libéré et faisait partie de l'ensemble mauritanien à l'époque coloniale française avant d'être retrocédé à l'Espagne au milieu du 20°siècle. N'est ce pas on dit dans notre jargon littéraire "le chameau se lève et laisse derrière lui les excréments"?

Notre "courageux et sincère" Ministre peut il ignorer le largage par l'aviation marocaine des bombes au napalm et au phosphore blanc contre les populations sahraouies sans défense qui n'ont trouvé de refuge qu'en Algérie qui leur a ouvert chaleureusement son cœur, ses bras et ses frontières. On n'a pas à énumérer les bienfaits innombrables de l'Algérie en faveur du peuple sahraoui mais un fait hautement stratégique me tient à cœur et je ne peux le passer sous silence: je me souviens qu'on s'est installé en Algérie en 1975 avec une population à 99% d'analphabètes et aujourd'hui grâce à cette même Algérie, on est à moins de 1% d'analphabètes. Et si ce n'était cet accompagnement constant et désintéressé de l'Algérie, peut être tout le peuple sahraoui serait déjà anéanti durant les années de braise de Hassan II. Malédiction à celui qui ne sait pas rendre le bien.

Après ses attaques récurrentes contre l'Algérie que rien au monde ne justifie et surtout les sahraouis pour qui l'Algérie reste au delà d'une ligne rouge, une ligne infernale infranchissable, notre Ministre atteint de logorrhée s'en prend à son propre peuple et à sa direction politique dont il fait hélas partie. Avec toute l'outrecuidance, il mystifie tout. Pour lui il n'y a pas de gouvernement, pas d'institutions, pas d'Etat, tout simplement des réfugiés casés dans la région de Tindouf vivant de l'aide humanitaire internationale. Lui-même a affirmé qu'il n'est pas Ministre mais un simple réfugié de la Daïra de Mahbes, tout comme le Président, autre simple réfugié et dont les responsabilités politiques ne sont pas reconnues par le HCR.

Encore une fois faut-il rappeler à notre "courageux et sincère" Ministre que toutes les organisations internationales, entre autres le HCR, coordonnent bel et bien toutes leurs actions avec les autorités sahraouies à tous les niveaux et non directement avec les réfugiés comme il le prétend.

Mais ce qui est très grave dans les déclarations diffamatoires, calomnieuses et dénigrantes du Ministre c'est qu'il n'a non seulement mis en cause la légitimité de l'Etat sahraoui mais qu'il n'a à aucun moment évoqué le mot Front Polisario l'âme du peuple sahraoui, le mouvement de libération nationale qui dirige sa lutte, le mouvement qui a fait de lui Ministre plusieurs fois et membre de sa direction politique.

Plusieurs internautes s'interrogent sur les motifs réels qui ont poussé le Ministre à se déchaîner, à tort, contre l'Algérie et à renier tous les acquis réalisés par la sueur, les larmes et le sang du peuple sahraoui sous la direction du Front Polisario durant un demi siècle comme si rien était, banalisant tout comme question de simples réfugiés à l'image des réfugiés afghans, syriens ou somaliens.

Certains lui attribuent l'indigence intellectuelle de ne pas pouvoir différencier entre le moment et le lieu pour faire passer son message et que contrairement à tous les Ministres qui l'ont précédé, il veut faire preuve de courage et de sincérité et dire tout haut ce que d'autres pensent tout bas.

Le quid du Ministre. Pour ceux qui ne connaissent pas le Ministre, il y a lieu de rappeler qu'il a gravi les sommités du pouvoir tel un éclair, de simple infirmier à la 1°Région militaire jusqu'à deux fois Ministre et chef de la 4°Région militaire. Mais ce sont surtout les événements de 1988 qui sont à l'origine de la propulsion de notre Ministre aux hauts postes de commandement, pour dit-on pallier au vide laissé par les transfuges au Maroc, Omar Admi et Ayyoub Aouba. Là où il passe il ne fait que semer zizanie et tribalisme.

A la 4°Région militaire qu'il commandait, il a institué comme mode de communication la parenté tribale. Les combattants le surnommaient le dealer de la drogue à travers le mur marocain et ont fini par désobéir à ses ordres. Parachuté comme Ministre de l'intérieur, il a fait plus de gaffes qu'il n'a résolu de problèmes. Il a emprisonné à tort plusieurs jeunes sahraouis et se vantait de donner la face à tout le monde. D'ailleurs c'est l'emprisonnement arbitraire de ces jeunes qui les a poussés à se rapprocher de l'ennemi marocain et à se venger de notre Président alors qu'il se soignait en Espagne du Covid.

A cette période, ses caisses de résonance lui font accroire qu'en cas de décès du Président, il serait le nouveau élu. On lui fait monter des ailes plus grosses que sa taille. Aussitôt désigné Ministre des territoires occupés et de la diaspora sahraoui, il s'envola à Paris et fit exploser dans sa première réunion la bombe de la haine et du mépris contre l'Algérie qui ne mérite du peuple sahraoui que reconnaissance, gratitude et considération. A Paris, il s'est fait deplumer lui-même: sans ailes, sans plumes, sans duvet…

Pour conclure ce commentaire, en tant que sahraoui vivant en France, j'invoque la direction du Front Polisario à corriger cette anomalie de l'histoire dans les relations algéro-sahraouies. En tout cas la diaspora sahraouie en Europe est profondément choquée par ces déclarations condamnables d'un haut responsable sahraoui et ce n'est pas par les élucubrations du Ministère des territoires occupés qui, par son communiqué bidon, cherche à blanchir le Ministre et à faire endosser la responsabilité à l'ennemi marocain alors que des dizaines de témoins oculaires sahraouis étaient présents à cette abominable scène.

Le moins qu'on puisse envisager pour couper court à ces campagnes tendancieuses alimentées par l'ennemi c'est d'exaucer le désir du Ministre en le mettant dans la place qui lui sied, comme simple réfugié de Mahbes et convoquer en urgence une réunion extraordinaire du Secrétariat National pour geler son adhésion à cette structure.

Si la direction nationale du Front Polisario ne prend pas des mesures coercitives à l'endroit des hauts responsables et mettre l'homme qu'il faut à la place qu'il faut, l'ennemi s'en tirera à moins de frais et nous continuerons à ruminer des slogans vides et creux.

Brahim Zoubeyr
30.12.21
brahim69zoubeyr@gmail.com

------------- Ce texte exprime l'opinion de l'auteur et n'engage pas les modérateurs du forum.


Share/Bookmark