22.9.16

EL CAJÓN DE SASTRE DE RABUNI

por Abdalahi Salama Machnan

Resulta ofensivo y cabreante el modo en el que nuevo presidente nos presenta las últimas rotaciones de carteras ministeriales, como cambios nuevos. La legítima demanda de respuestas que la ciudadanía clamaba a sus políticos se ven una vez más ignoradas, tergiversadas y manipuladas en un alarde de cinismo que no merecemos los ciudadanos. Señor presidente se ha olvidado usted que para formar un gobierno sólido y consistente; primeramente se debe aplicar “Reset”, del inglés reponer o reiniciar. Según estos primeros cambios usted sigue fiel al viejo testamento de la casa amarilla, aplica el mismo manual de “Las puertas giratorias” y mientras, los ciudadanos seguimos atónitos y estupefactos ante el bochornoso proceder de unos políticos incapaces de responder con sentido de estado a la confianza que el pueblo les ha depositado. Unos políticos que siguen anteponiendo sus intereses particulares y de sus sillas a su obligación y deber de servir al pueblo. Señor presidente, usted cargará con esta loza si no se deshace de una vez y por todas con el viejo cajón de sastre; esta sastrería que sigue creando puestos a dedo y a medida, que sigue diseñando exclusivamente puestos de acuerdo con las medidas y preferencias de cada cliente, sin hacer un uso estandarizado. Eso pone en entredicho su capacidad para regenerar la política y presentarse como solución a los graves problemas internos del país. Basta ya de entrar y salir – cuando conviene- por la puerta de atrás, de pretender maquillar lo que resulta obvio por elemental.

La cuestión es cuánta corrupción, cuánto engaño, cuánto juego sucio y cuántas perversiones en nombre de la patria estamos en condiciones de seguir aguantando.

Señor presidente aún está a tiempo de enmendar esos errores y no plegarse a la política de las puertas giratorias. Eso sucederá si usted escucha al pueblo, al ciudadano de a pie, al sentido común. Así y solo así actuará poniendo el acento en su sustantivo y no en su adjetivo y así evitará volver a caer en políticas predecesoras.

Sabemos que en la cúspide del poder, aún persisten ansias de poder por parte de algunos dirigentes que ni siquiera se han dignado por su avanzada edad a tener un retiro meritorio. Ni tampoco la humillante tiranía de la vejez les ha impedido seguir en sus trances. Sus tácticas secretas beben más de los principios físicos que de los principios democráticos, toda vez que estos dicen sentir “ninguneados”, por la dirección actual del gobierno Saharaui.

El físico, teólogo y matemático inglés Issac Newton estableció, hace trescientos años, los principios universales de la física. La llamada tercera ley de Newton es la que afirma que “todo cuerpo A que ejerce una fuerza sobre un cuerpo B experimenta una fuerza de igual intensidad en la misma dirección pero en sentido opuesto”. Se conoce esto como el principio de acción – reacción. Y esto es lo que pretende este grupo de la vieja guardia con el actual presidente, propiciar su reacción.

Resumiendo: quien sostiene el timón de mando de la casa amarilla no ha sabido evaluar correctamente el problema de tener a una envejecida plantilla rotando durante 40 años por los mismos puestos, y aún no sabe como dar una respuesta adecuada. Quien sabe. Tal vez un instinto básico empuja a nuestros políticos a defender con uñas y dientes a sus compañeros por un sentido de la lealtad peligrosamente parecido al de las familias de la Cosa Nostra; quizá los ven como accionistas de la propia empresa, cuyos intereses conviene proteger para no poner en peligro los propios.

La historia se repite, como acaban de confirmar estos últimos cambios. Aquí señor presidente alguien ha perdido el sentido de la medida o el sentido de la realidad o todos los sentidos a la vez. Puede incluso que esté aplicando – la vieja filosofía de “para lo que me queda en el convento…”. El caso es que nuestro gobierno sigue tomando decisiones extravagantes sin tener en cuenta nuestra realidad, ni el clamor popular.

ABDALAHI SALAMA MACHNAN, BARCELONA.
22.09.16
sah_camaguey99[at]hotmail.com

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

9.9.16

Los satélites refutan las afirmaciones de ciertos políticos saharauis

por Haddamin Moulud Said

Mientras nuestros medios de comunicación independientes y las redes sociales, hablan de determinados datos en relación a El Guerguerat Liberado, algunos de nuestros dirigentes dan una información completamente diferente a la que abordan los saharauis en las redes sociales y en los medios independientes. Por fortuna o por desgracia, los medios de titularidad estatal han estado prácticamente ausentes en la batalla por formar y conformar la opinión pública saharaui.

El Guerguerat Liberado.

Dónde se encuentra?

Cuál es la longitud de el Guerguerat Liberado? Cuántos kilómetros separan el muro de la vergüenza marroquí de la frontera saharaui mauritana? El Puesto de Control mauritano se encuentra dentro o fuera del territorio nacional saharaui? Cómo puede nuestra artillería política dar en el blanco si su información es incorrecta? Los satélites revelan que el Puesto de control mauritano se encuentra ubicado dentro del territorio nacional saharaui. Sin embargo, los políticos del Polisario lo niegan.

Los satélites muestran que la distancia entre el muro y la frontera saharaui mauritana supera los 5 kilómetros. Sin embargo, los políticos del Polisario lo niegan.

En cuanto a las distancias, desconocemos a qué se refieren nuestros políticos cuando hablan de cuatro kilómetros. No sabemos si se refieren a la distancia entre el muro y el hito 14 de nuestra frontera meridional o se refieren a la distancia entre el muro y el punto de intersección entre la carretera y la frontera saharaui mauritana.

Es evidente que, en este sentido, la distancia entre el muro y el hito 14, carece de relevancia. Lo relevante y lo importante es la carretera por donde transitan vehículos y personas. La distancia que hay que determinar al milímetro es la distancia por donde transitan los vehículos, es decir, esa distancia que Marruecos pretendía asfaltar durante su última violación del Alto el Fuego. Sin perder de vista el hecho de que en 2002, Mauritania, procedió a asfaltar la carretera traspasando la línea de la frontera y llegando a su Puesto de Control, situado ya dentro del territorio saharaui.

Con nuestro abandono a aquellos territorios y con nuestra ausencia en los mismos, hemos hecho a caer a Mauritania en una auténtica contradicción Política. Nuestros hermanos del sur reconocen a la República Saharaui y, al mismo tiempo, tienen fronteras con un Estado que niega la existencia de aquella República. El Puesto Aduanero de Mauritania recibe vehículos y personas procedentes, directamente, de un Estado que niega la existencia del Estado saharaui. Por ejemplo, en los pasaportes de las personas que transitan por aquella carretera se estampa el sello marroquí y, seguidamente, se estampa el sello de Mauritania. Y, en la medida en que la frontera es terrestre, esa secuencia de sellos viene a decir que no existe un tercer Estado entre los dos.

Con nuestro abandono de esos territorios, le hacemos un flaco favor a algunos diputados mauritanos que, con asiduidad, recuerdan a su gobierno y a su opinión pública que el vecino del norte de Mauritania no es Marruecos, sino el Sahara Occidental, que Mauritania no tiene fronteras con Marruecos.

De existir algún interés supremo que aconseje dejar El Guerguerat Liberado bajo la guarda y custodia de Mauritania, habría que explicarlo muy bien ante la opinión pública saharaui. Porque a esa opinión pública le cuesta comprender que una parte de nuestro territorio, cuya recuperación de las garras del invasor nos ha costado sangre sudor y lágrimas, pueda ser cedida en una bandeja de oro, a nuestros vecinos para que gestionen sus propios intereses a costa de los nuestros.

El lector, seguramente, se preguntará qué importancia tiene tan escasa cantidad de metros terrestres. Y aquí radica el quid de la cuestión.

En todos los discursos del Polisario se insiste en que Marruecos se encuentra aislado a nivel local, a nivel continental y a nivel mundial. Naturalmente, nosotros no cuestionamos estos discursos. Los que provoca nuestro desconcierto es por qué no establecemos un Puesto de Control permanente, que cierre la frontera por completo, para plasmar sobre el terreno aquella idea del aislamiento de Marruecos. Con vallas en el norte, por Ceuta y Melilla; en el este, con Argelia y, por el sur, en el Sahara Occidental, sólo faltaría un Puesto en El Guerguerat para terminar de aislar completamente a Marruecos.

Sin embargo, existen unos Acuerdos que estamos obligados a respetar. Y aquí es donde aquella escasa cantidad de metros adquiere toda su relevancia. Porque si nos fijamos en la distancia que separa el muro y el punto de intersección de la carretera con la frontera, nos encontramos con que hay 5400 metros. Esto significa que es posible establecer un Puesto de Control permanente, en El Guerguerat, y completamente fuera de la zona tampón de 5 kilómetros al este del muro. En este punto, es preciso recordar que el Puesto de Control de la 5ª Región Militar saharaui, en Shedmía, está situado a tan sólo 5700 metros de distancia del muro marroquí.

No hay duda de que la creación de un nuevo punto de control, incluso fuera del área de cinco kilómetros de la zona de amortiguación, requiere un nuevo acuerdo con la MINURSO, pero si tenemos en cuenta que la propia carretera es posterior al momento del Alto El Fuego, la MINURSO, tendrá que comprender las razones que nos llevan a solicitar la instalación de ese puesto.

Al final y al cabo, todo lo que pedimos a nuestros dirigentes es que nos proporcionen información para corregir nuestros errores, para evitar que los saharauis sigamos inundando las redes sociales con datos incorrectos. Debido a que estamos en unos momentos, como los de El Guerguerat, donde el sentimiento nacionalista está a flor de piel, nos gustaría alinearnos, por completo, detrás de nuestros dirigentes. Pero esto no es posible si nuestros dirigentes basan sus decisiones sorbe datos distintos a aquellos con los que los saharauis hacer bullir las redes sociales.

No cabe duda de que aún en el supuesto de que el Interés Supremo nos exige renunciar, por ahora, a aquellos metros de tierra, eso no autoriza a nuestros dirigentes a hablar de 4 kilómetros, como hacen algunos de ellos. Por la sencilla razón de que ese Interés Supremo, de hoy, puede cambiar mañana. Y, entonces, no podremos desdecirnos para afirmar que son más de 5 kilómetros, en lugar de los 4, que afirmamos hoy.

Por otra parte, y como quiera que los hitos de la frontera se encuentran sobre la superficie de la tierra en forma de un poste o un cúmulo de piedras, para determinar si determinar si el Puesto mauritano se ubica en territorio saharaui o no, basta con trazar una línea recta entre el hito 13 y el hito 12. Y si el Puesto se encuentra al Oeste de esa línea, entonces, el Puesto estaría ubicado dentro del territorio saharaui y, si por el contrario, se encuentra al Este de esa línea recta, entonces estará ubicado en territorio mauritano.

Por lo demás, cabe recordar que durante los últimos años, los dos países hermanos, han llegado a varios acuerdos relativos a determinados puntos en la frontera común. Por ejemplo, el Polisario, a petición de mauritana ha procedido a retirar su Puesto de Policía de Fronteras, desde su ubicación anterior en Ued El Hamra, y lo ha instalado en su ubicación actual en Ued Sebti. También, se ha llegado a un entendimiento entre los dos países en la zona de Um Dhfeirat, donde el Polisario, se ha retirado varios kilómetros para satisfacer la petición de Mauritania.

A la vista de estos antecedentes, existe algún obstáculo que impida un entendimiento entre el Sahara Occidental y Mauritania para que ésta última retire su Puesto Aduanero, desde su ubicación actual en territorio saharaui, hacia un lugar más al Este o el Sureste, ya en territorio mauritano?



Haddamin Moulud Said
ibnuabirabiaa[at]yahoo.es
09.09,16

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

2.9.16

La tensa situación en Guerguerat al detalle

por Omar Slama

La evolución de la situación en la zona de Gergarat (extremo sur del Sahara Occidental) deja en evidencia la capacidad de la MINURSO para hacer cumplir no sólo el principal de sus objetivos como es el referéndum de autodeterminación, sino lo elemental; el cumplimento del alto el fuego. La primera denuncia por parte del Frente Polisario por la violación del alto el fuego por parte de Marruecos ya criticaba los tres aspectos más controvertidos: Socava el acuerdo militar nº1 acordado entre ambos que regula el proceso del cese del alto el fuego por el que prohíbe cualquier acción militar o crear instalaciones en la zona de amortiguamiento, (que se extiende a lo largo de cinco kilómetros del muro de la vergüenza marroquí), también da a Marruecos la posibilidad de anexión de un área fuera del cinturón y crea una grave situación de tensión en una zona delicada e impide el funcionamiento pleno en la frontera saharaui mauritana.

Después de esta primera queja formal del Frente Polisario a las Naciones Unidas, tanto por escrito, el secretario de estado de seguridad, Brahim Ahmed Mahmud, ha llamado a consultas al jefe de la Misión de las Naciones Unidas por un Referéndum en el Sahara Occidental MINURSO en Tinduf, al Dr. Yussef Djedyan, para trasladarle su fuerte protesta por una flagrante violación marroquí al acuerdo del alto el fuego firmado en 1991 entre las partes en el conflicto.

Ante tal situación, la MINURSO intentó llegar al lugar de los hechos por vía terrestre (como es habitual), cosa que Marruecos impidió a la misión. Cabe destacar que este último acto no se refleja en ninguna de las últimas declaraciones que el máximo órgano internacional ha hecho en lo referente al Sáhara Occidental, un acto que es aún más grave porque restringe la libre circulación de la misión que supervisa la situación exclusivamente para el Consejo de Seguridad y no ha sido reflejada en acta. Esta negativa ha obligado a la MINURSO a recurrir a los helicópteros para la vista preliminar de lo que está sucediendo en la región y los efectivos aéreos de la misión sobrevolaron Guergarat, el mismo día Marruecos se movilizó para la evacuación de las fuerzas militares y mantuvo a los componentes de la gendarmería e ingeniería civil del ejército, así como vehículos pesados y elementos para la pavimentación de la vía de siete kilómetros que une Gargarat y la frontera del Sahara Occidental con Mauritania.

El portavoz de las Naciones Unidas declaró que la misión no había observado presencia militar en la zona, algo que animó a Marruecos para proceder al levantamiento de la carretera.

Ambos días, el Frente Polisario hizo llegar al enviado especial del Secretario General, el Sr. Christopher Ross, su protesta ante esta grave situación.

En la noche del viernes, y a petición de Venezuela, el Consejo de Seguridad celebró una reunión con el enviado especial Ross para analizar la situación, dicha reunión sólo ha mostrado lo perjudicialmente pasivo que está siendo el Consejo de Seguridad de la ONU con esta cuestión, ya que no hubo consenso en el seno del máximo órgano para actuar ante la grave situación.

Unas horas antes, Frente Polisario había hecho unas demandas al Consejo para velar por la estabilidad de la región, ofrecía así el Polisario dos principales puntos como partida hacia la solución de la situación creada por el reino de Marruecos;

1- Detener la ilegal construcción de la carretera en territorio saharaui liberado
2- Crear un Centro de Vigilancia de las Naciones Unidas en esta zona

Ante la falta de progreso del Consejo de Seguridad, el Frente Polisario decide convocar el pasado viernes una reunión de urgencia del Secretariado Nacional de Frente Polisario; ordena tomar medidas ante una grave agresión a a la soberanía saharaui.

La primera de las medidas no se hizo esperar, a primera hora de la mañana del domingo una unidad del ejército saharaui acompañada por la unidad de intervención y apoyo de la Gendarmería, llega a la zona del Gergarat, para ser preciso a 200 metros de las obras. En ningún momento la unidad saharaui impidió el tráfico de vehículos hacia Mauritania, su actuación fue la de impedir el avance de las obras, lo que hizo que los funcionarios de la ingeniería civil del ejército marroquí se retirasen de la zona ante la presencia del ejército saharaui.

Sobre las 14h del medio día es cuando llegan a la zona los efectivos de la MINURSO.

El Consejo de Seguridad ha convocado una nueva reunión para analizar la situación; fuentes saharauis aseguran que el Frente Polisario no va a permitir ninguna incursión marroquí en el territorio saharaui liberado y denuncian el empeño de Marruecos de llevar a la región a una guerra sin cuartel.

Ahora el Consejo de Seguridad se ve ante una caótica situación que le obliga a actuar ante un nuevo desafío marroquí.

No obstante, hoy el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, ha llamado en un comunicado ( https://www.un.org/sg/en/content/sg/statement/2016-08-28/statement-attributable-spokesman-secretary-general-western-sahara ) a “ambas partes a respetar el acuerdo de él alto el fuego”, así como ha mostrado su “preocupación ante la grave situación que se ha creado en la zona”. Ha reconocido asimismo y por primera vez la presencia militar marroquí sobre el terreno. Una situación que ha sido fruto del pulso constante y repentino del reino de Marruecos a la comunidad internacional.

Omar Slama
weldslama[at]gmail.com
omar[at]unmundoenconflicto.com
02.09.16

 -------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

De Shedhmía a El Guerguerat

por Haddamin Moulud Said

Cuando, el pasado día 11 de agosto, Marruecos, salió del muro para adentrarse en la zona de exclusión decretada por los Acuerdos Militares Nº 1, lo primero que hizo el POLISARIO fue avisar a la ONU y solicitar su urgente intervención para que cese esa violación de los Acuerdos Militares.

Transcurrido un tiempo más que razonable y continuando Marruecos en su violación de los Acuerdos Militares, el POLISARIO, decidió prescindir de la ONU y tomar las riendas del asunto, enviando, el día 28 de agosto, unas unidades militares al lugar de los hechos para detener aquella violación.

Después de cerciorarse de que el POLISARIO no se iba a mantener con los brazos cruzados, la ONU, empezó a hablar con mayor precisión y de un modo distinto a sus primeras declaraciones sobre el asunto.

Hoy, el POLISARIO, se dirige nuevamente a NNUU, solicitando el establecimiento de un puesto de control permanente de la MINURSO en la zona de El Guerguerat, según publica la Agencia Saharaui de Noticias.

En la otra punta del muro marroquí, al noreste del Sahara Occidental, en la región de Akuadim, en concreto en Ued Shedmía, se encuentra un puesto de control de la Quinta Región Militar saharaui, que no dista más de seis kilómetros del muro marroquí.

La petición del POLISARIO, dirigida a la ONU, nos permite sospechar que su intención última es la de establecer un puesto de control saharaui en aquella región, toda vez que la ONU dé muestras de no hacerlo. Y, en este punto, es preciso recordar que la ONU ha sido incapaz de imponer la vuelta de los funcionarios de la ONU que Marruecos ha expulsado, con lo que resulta bastante remoto que, ahora, acepte la implementación de un puesto de control permanente de la MINURSO en El Guerguerat. En consecuencia, parece razonable sospechar que esa petición dirigida hacia la ONU, esconde una decisión tendente a establecer un puesto de control en la zona, si la ONU no lo asume.

Si tenemos en cuenta el caso del puesto de control de la 5ª Región, situado a no más de seis kilómetros del muro, nada impide, pues la instalación de un puesto similar, esta vez de la 1ª Región, en El Guerguerat.

Y aplaudiendo esta decisión del POLISARIO, seguimos a la espera de conocer cómo va a actuar ese posible Puesto de Control. Si va a cerrar la frontera a cal y canto, impidiendo el tránsito de vehículos, que sería lo más apropiado o, por el contrario, va a tener en cuenta otras consideraciones de índole humanitaria y vecinal.

Haddamin Moulud Said
ibnuabirabiaa[at]yahoo.es
02.09.16

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

25.8.16

Los siervos del sultán

por Haddamin Moulud Said

Uno de los muchos detalles que llaman la atención, en todo lo relacionado con Marruecos, es la servidumbre de los marroquíes ante su sultán. No es que no sean ciudadanos de un Estado, sino súbditos de un reino, no es eso solamente. Es que además, El Majzen, ha sido capaz de articular un entramado institucional para perpetuar esa situación.

Un simple ejemplo. Las festividades oficiales del reino.

La Fiesta Nacional de la Juventud.

Esta fiesta se crea el 9 de julio de 1956, cuando el monarca de entonces, Mohamed V, decide instaurar esta festividad. Pero no elige una fecha cualquiera, sino la fecha de nacimiento de su propio hijo, el entonces heredero, Hassan II.

Para inculcar el amor de los siervos a su sultán, nada mejor que festejar, como públicas, las festividades propias. Así se refuerza el vínculo entre los siervos y su sultán.

Se suceden los años, mientras los jóvenes y no tan jóvenes marroquíes celebraban esa festividad. Pero, por si algún siervo llega a equivocarse sobre el sentido real de la festividad y piensa que, efectivamente, es la festividad de la juventud, llega el año 1999.

Qué sucede en ese año?. Pues resulta que muere el entonces el rey, Hassan II, cuyo cumpleaños, celebraban todos los marroquíes, cada año. Y, como quiera que se entroniza a un nuevo sultán, aquella Fiesta Nacional cambia de fecha. Ya no es la fecha de nacimiento de Hassan II, entonces rey, sino la fecha de nacimiento del nuevo rey. Pasa de ser el 9 de julio de cada año, al 21 de agosto de cada año, fecha de nacimiento del actual monarca. Bien mirado, tiene su lógica. Y es que carece de sentido que los súbditos festejen el cumpleaños de un rey ya muerto, por lo que había que modificar aquella fecha, pasando a ser la de nacimiento del actual rey.

Así, lo de Nacional, sigue entroncando directamente con el sultán. Y así, se recuerda a los siervos que lo que están festejando NO es una fiesta de la juventud, sino el cumpleaños de su amo y señor. Todo un pueblo festejando el cumpleaños de su rey. ¿Alguien se imagina, por ejemplo, que un país instaure como Fiesta Nacional, la fecha de nacimiento de su rey?

Ni en Corea del Norte llegan a semejantes niveles de adoctrinamiento. En ningún otro lugar del mundo, los niveles de idolatría llegan a semejante grado de anulación de la dignidad humana. El lavado de cerebro que practica El Majzén alcanza tal grado que, prácticamente, borra la dignidad de todo el sufrido pueblo marroquí.

Y, si a esto unimos el besamanos y pies, la genuflexión y todos los demás ritos que, anualmente, se imponen a todos los funcionarios, ya podemos tener una imagen global del sistema de adoctrinamiento y anulación de la dignidad de las personas.

Otra Fiesta Nacional curiosa es la Fiesta Nacional de, lo que en Marruecos llaman, la Marcha Verde. Es el 6 de noviembre de cada año.

Pero vayamos al Consejo de Seguridad de NNUU, concretamente, a su Resolución del 6 de noviembre de 1975. En esa Resolución, el Consejo de Seguridad dice, literalmente: “DEPLORA la realización de la Marcha”. Es decir, Marruecos es el único país del mundo que festeja algo que el resto del mundo deplora. Menos mal que, en esta fiesta, nadie les ríe la gracia. Es decir, ningún Estado participa oficialmente en esa fiesta.

Ni qué decir tiene que, en el Marruecos del Siglo XXI, todavía existe un consenso nacional amplio, sobre la aparición de la imagen del difunto rey Mohamed V en la luna. Se creen que, efectivamente, la imagen de su señor apareció en el rostro visible de la luna.

Todo esto y más sucede en el Marruecos actual.

Pero, en Occidente, nunca oirás ni una tacha en la imagen impoluta de la Monarquía del Hachich.

Haddamin Moulud Said.
25.08.16
ibnuabirabiaa[at]yahoo.es

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

29.7.16

LA ASIGNATURA PENDIENTE

por Abdalahi Salama Machnan

Sin tanta expectación ni novedad y con calor, muchísimo calor. Así acabo la última reunión del Secretariado general del Frente Polisario en la casa amarilla. Un rápido repaso a los últimos acontecimientos, y con un suspenso en mayúsculas, en la siempre pendiente asignatura de: Economía; esta ciencia cuya interrelación con la Política es obvia – baste recordar que los economistas clásicos (Adam Smith, Thomas Robert Malthus, David Ricardo) siempre hablaron de Economía Política- .En un mundo social complejo como el nuestro, los hechos económicos tienen una influencia fundamental en la evolución y desarrollo de la sociedad saharaui. Interpretar a tiempo los cambios que se producen – o se van a producir – en este terreno es vital para los comerciantes de Rabuni y demás Wilayas, el dirigente político de la casa amarilla o el simple ciudadano.

A cualesquiera de ellos, comprenderlos a tiempo, les permitirá ubicarse y tomar decisiones ajustadas a la realidad siempre cambiante de nuestra sociedad. Así, con conocimiento de la coyuntura económica, los comerciantes se inclinarán por invertir en la creación de riquezas y con la misma crear puestos de trabajo (directos e indirectos), el político por incrementar los gastos de la sanidad pública o la educación, el padre de familia por concertar un préstamo personal que le permitirá adquirir bienes para el bienestar de su familia. Así, el primero, si debe importar mercancías de Mauritania, Emiratos o de la misma Unión Europa, deberá conocer el valor de la moneda del país en el que va a comprar y su previsible alza o bajas futuras, para no sufrir pérdidas; el segundo la incidencia porcentual en el PIB de su propuesta, para que no sea rechazada y el padre de familia las previsiones de evolución de los tipos de interés, para tomar una decisión que no le perjudique.

Sencillamente es difícil mantenerse al día en temas económicos. El volumen de información que se recibe a diario crea desorientación. Sobre todo cuando los mismo hechos se interpretan de diferentes maneras, con lo cual, sólo con información no es suficiente, es necesaria cierta formación; puede haber términos, conceptos o definiciones que se les escapa a muchos, hecho que haga más difícil interpretar los hechos. Pero si queremos abreviar y comenzar por sanear lo básico, he aquí un claro ejemplo de anomalía que tienen nuestras Instituciones estatales, y que se puede remediar:

Tenemos tres carteras ministeriales que son a mí entender un clon de lo mismo: Ministerio de Comercio, Ministerio de Equipamiento y Ministerio de Finanzas. Una clara muestra de las duplicidades y triplicidades entre las distintas estructuras estatales, competencias de un solo ministerio repartidos entre dos más; un claro despilfarro recursos y costes. Actualmente se dan casos “evidentes” de solapamientos entre la propia administración “Trabajos que hacen tres ministerios pero que podría hacer un sólo”. Supongo que a muchos os ocurre la misma pregunta: Porque no fusionan las tres carteras ministeriales bajo el paragua de un mismo Ministerio..??. Creo que al nuevo presidente de la República, el Sr Brahim Gali, se le presenta una oportunidad de oro de “darle la vuelta” a toda la administración “como si fuera un calcetín”. Sr presidente, no estamos en contra de las instituciones del estado y sus estructuras, pero proponemos limitarlas en la cuantía y en la función que deben tener: situaciones donde la ética y la moral obliguen a ello.

Señor presidente, hay una vieja adivinanza que ronda en la hemeroteca, que dice: “ Qué diferencia hay entre un político y un ladrón? Respuesta: Que el político lo elijo yo, y el ladrón me elige él a mí”; reflexión: la diferencia es menos que poca. Señor presidente, ya es hora de ponerle el cascabel al gato. He aquí una retahíla de recomendaciones:
  • Suprimir las tres carteras ministeriales y crear un solo ministerio de Economía y Finanzas. 
  • Crear un tipo impositivo bajo e igual para todos los comerciantes: el 8%, por ejemplo. 
  • No será progresivo, un tipo impositivo bajo fácilmente lo pagarían todos.. y recaudaríamos más dinero, para después redistribuirlo según necesidades. Y si no pagas, ¡multazo colosal! 
  • Eliminar la duplicidad y triplicidad de Ministerios.
  • Invertir más en Educación y Sanidad. 
  • La inversión que no falla es la que se realiza en infraestructuras humanas: en formación bien enfocada. Cada DINAR invertido en educar a un niño se multiplica cuando llega a trabajar y ese niño lo devuelve con creces en el bien de su sociedad. 
  • Aunque suena a utopía, es hora de crear: MINI BANCO OFICIAL
  • Crear nominas a los empleados del sector publico que reciben un sueldo (Educación, Sanidad y Defensa), y domiciliarlas en el MINI BANCO OFICIAL
  • En las escuelas deberíamos impartir clases de economía doméstica, qué es un préstamo personal, impuestos…. ¡Así de mayores no nos dejaríamos engañar tanto! 
  • Invertir en formación profesional – cada DINAR invertido en ella se multiplica y más rápido- si sabe enfocar a la creación de valor; den formación de calidad a todos a todas las edades y permiten luego que el talento fluya sin barreras hacia donde mejor se emplee.
  • Crear un tablón de edictos, donde se publica la lista de defraudadores, evasores y morosos.
  • Reducir delegaciones y representaciones en el Exterior (Ejemplo: España)
La economía es hija de la actividad humana, los economistas sabemos cómo erradicar la pobreza. Lo que lo impide es la política, especialmente cuando esta es corrupta y basada en el enriquecimiento personal a través de lo público. Debe limitarse al máximo el poder político y el tamaño de las instituciones. Y así andamos en economía y así sufrimos en política; el eterno dilema que no resolverá ni ciencia ni religión. Porque no estamos ante un problema económico, sino político. La honradez en política es condición sine qua non para que cualquier teoría económica pueda tener éxito.

ABDALAHI SALAMA MACHNAN, BARCELONA.
29.07.16
sah_camaguey99[at]hotmail.com

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

21.7.16

LE MAROC ET SES ALLIÉS NE PEUVENT EXCLURE OU SUSPENDRE LA RASD DE L’UNION AFRICAINE

par Me Takioullah Eidda

I- AVANT PROPOS

Lors du dernier sommet de l’Union africaine tenu du 10 au 18 juillet 2016 à Kigali, le Maroc a fait savoir son intention de demander l’adhésion à cette organisation, et ce, dans une lettre distribuée aux chefs des délégations présentes.

À l’analyse de "l’Acte constitutif de l’Union Africaine", on comprend aisément pourquoi le Maroc dans sa lettre n’a pas demandé l’exclusion de la RASD de cette organisation, car il savait, ou devait savoir, qu’il lui est impossible de faire une telle demande.

Évidemment, il est devenu insupportable pour le Maroc de rester en dehors de cette grande organisation africaine, ce qui a permis à la RASD et ses allies de prendre toutes les initiatives en son absence, dont la dernière fut la nomination de Joaquim Chissano, ancien président du Mozambique, comme envoyé spécial de l’Union africaine (UA) pour le Sahara occidental.

Le Maroc cherche donc à intégrer l’Union Africaine, mais, ce faisant, il n’aura d’autres choix que de siéger aux côtés de la RASD, ce qui constitue une reconnaissance de fait de sa part, plutôt que de rester en parasite dans son sillage.

II- ADHÉSION DU MAROC À L’UNION AFRICAINE :

Le Maroc a quitté formellement "l’Organisation de l’Unité Africaine (OUA)" le 12 novembre 1984, dont il était un membre fondateur en 1963.
Or cette organisation n’existe plus et fut substituée, le 11 juillet 2000 par "l’Union Africaine (UA)", lors du sommet de Lomé, dont l’Acte constitutif est entré en vigueur le 26 mai 2001 à Durban (Afrique du Sud).

Par conséquent, le Maroc ne peut plus demander une "réintégration", puisque l’OUA n’existe plus, mais plutôt une simple "adhésion" à la nouvelle Union Africaine, et ce, en fonction des principes et des exigences prévus à l’Acte constitutif de celle-ci.

A- OBSTACLES POUR LE MAROC AU SEIN DE L’UA:

Tout d’abord, aux termes de l’article 4 (b) de l’Acte constitutif, "l’Union africaine fonctionne conformément aux principes du Respect des frontières existant au moment de l’accession à l’indépendance".

Puis, ces mêmes principes furent réitérés à l’article 4(f, h, i, k) du "Protocole relatif à la création du Conseil de paix et de sécurité de l’Union africaine", adopté par l’Assemblée de l’Union africaine à Durban le 10 juillet 2002 et entré en vigueur le 26 décembre 2003; de même qu’aux articles 3 (a) et 4(c) du "Pacte de non-agression et de défense commune de l’Union africaine", adopté Abuja le 31 janvier 2005 et entré en vigueur le 18 décembre 2009.

Les dispositions de ces instruments juridiques fondamentaux, rendent impossible pour le Maroc la revendication du Sahara Occidental au sein de l’UA, d’autant plus que la RASD est un membre fondateur de cette organisation et en règle conformément à l’Acte constitutif de celle-ci!

B- EXIGENCES D’ADHÉSION POUR LE MAROC AU SEIN DE L’UA :

Selon l’article 29 de l’Acte constitutif de l’UA :
"1. Tout État africain peut, à tout moment après l’entrée en vigueur du présent Acte, notifier au Président de la Commission son intention d’adhérer au présent Acte et d’être admis comme membre de l’Union.
2. Le Président de la Commission, dès réception d’une telle notification, en communique copies à tous les États membres. L’admission est décidée à la majorité́ simple des États membres. La décision de chaque État membre est transmise au Président de la Commission qui communique la décision d’admission à l’État intéressé, après réception du nombre de voix requis."
 Cela veut dire que le Maroc doit d’abord "notifier" formellement "le Président de la Commission de son intention d’adhérer à l’Acte Constitutif et, d’être admis comme membre de l’Union."

Bien sûr cette demande d’admission doit aussi être soumise au processus de ratification selon le droit interne au Maroc.

Or, le Maroc n’a jamais notifié le Président de la Commission de l’Union Africaine ou déposé une demande auprès de celui-ci relativement à son adhésion. Tout ce qu’il a fait, c’est de distribuer une lettre d’intention auprès des délégations participantes au sommet de Kigali, ce qui équivaut à un ballon d’essai pour tester les pays membres à l'égard de son hypothèse d'adhésion.

III- IMPOSSIBILITÉ D’EXCLURE LA RASD APRÈS ADMISSION DU MAROC:

Pour son fonctionnement, l’Union africaine (UA) dispose de plusieurs organes énumérés à l’article 5 de son Acte constitutif.

De ces organes, c’est la Conférence de l’Union qui décide souverainement, selon l’article 7 de l’Acte, par consensus ou, à défaut, à la majorité́ des deux tiers des États membres de l’Union.

Les pouvoirs de la Conférence, en fonction desquels elle peut décider, sont énumérés aux articles 9 & 23 de l’acte, que je reproduis ici:
"Article 9: Pouvoirs et attributions de la Conférence1. Les pouvoirs et attributions de la Conférence sont les suivants
(a) Définir les politiques communes de l’Union;
(b) Recevoir, examiner et prendre des décisions sur les rapports et les recommandations des autres organes de l’Union et prendre des décisions à ce sujet;
(c) Examiner les demandes d’adhésion à l’Union;

(d) Créer tout organe de l’Union;
(e) Assurer le contrôle de la mise en œuvre des politiques et décisions de l’Union, et veiller à leur application par tous les États membres;
(f) Adopter le budget de l’Union;
(g) Donner des directives au Conseil exécutif sur la gestion des conflits, des situations de guerre et autres situations d’urgence ainsi que sur la restauration de la paix;
(h) Nommer et mettre fin aux fonctions des juges de la Cour de justice."
"Article 23: Imposition de sanctions
1. La Conférence détermine comme suit les sanctions appropriées à imposer à l’encontre de tout État membre qui serait en défaut de paiement de ses contributions au budget de l’Union: privation du droit de prendre la parole aux réunions, droit de vote, droit pour les ressortissants de l’État membre concerné d’occuper un poste ou une fonction au sein des organes de l’Union, de bénéficier de toute activité ou de l’exécution de tout engagement dans le cadre de l’Union
2. En outre, tout État membre qui ne se conformerait pas aux décisions et politiques de l’Union peut être frappé de sanctions notamment en matière de liens avec les autres États membres dans le domaine des transports et communications, et de toute autre mesure déterminée par la Conférence dans les domaines politique et économique."
À la lumière de ces disposition, nulle part il n’est fait mention à l’exclusion, ou même du gèle, du statut d’un État membre de l’UA.

Outre le retrait volontaire prévu à l’article 31, la seule possibilité qui existe actuellement, aux termes de l’Acte constitutif de l’Union Africaine, est la suspension d’un État membre selon l’article 30 dans le cas d’une prise de pouvoir par «des moyens anticonstitutionnels (Coup d’État)», ce qui n’est évidemment pas le cas de la RASD.

IV- CONCLUSION

Quels que soient les arguments du Maroc ou ses intentions, et, quoi qu’en disent ou promettent ses alliés au sein de l’Union Africaine (le Sénégal, la Côte-d’Ivoire et les autres), il est impossible de suspendre, de geler, d’exclure, et encore moins d’éjecter la RASD de l’Union Africaine suivant son Acte constitutif actuellement en vigueur.

Même les Protocoles sur les amendements adoptés à Maputo le 11 juillet 2003 et à Malabo le 27 juin 2014, lesquels sont encore en attente de ratification, n’y changent quelque chose à cet égard!

La RASD jouit donc d’un droit acquis au sein de l’Union Africaine, de sorte que le Maroc doit accepter de siéger avec elle, côte à côte, ou carrément s’abstenir d’adhérer à cette organisation, avec les conséquences qu’il connait.

Maître Takioullah Eidda, avocat
Montréal, Canada
eidda.avocat[at]eidda.ca
 21.07.16

--------------  Ce texte exprime l'opinion de l'auteur et n'engage pas les modérateurs du forum.
Share/Bookmark

19.7.16

¿Qué es lo que Marruecos busca en África?

por Haddamin Moulud Said

Antecedentes:

A lo largo del año 2011, la UA, aprobó, no una, sino dos Resoluciones pidiendo a los Estados miembros de la organización que votaran a Togo y a Mauritania, para los dos puestos que correspondían a África en el Consejo de Seguridad. ¿Y porqué la UA tuvo que aprobar esas resoluciones en una materia que, a priori, no requiere de tanta orientación?

Muy sencillo: Marruecos, un país africano, pero ajeno a la UA, también, venía peleando por ese mismo puesto en el Consejo de Seguridad.

Sin embargo, en octubre de 2011, la votación en la Asamblea General de NNUU, reveló que, contra lo que deseaba la UA, Marruecos, había ganado por goleada en la primera votación, sin necesidad, si quiera, de acudir a una segunda vuelta. Más aún, los 151 votos que Marruecos había conseguido en aquella votación revelan que hubo una auténtica fuga de votos. Es decir, varios Estado miembros de la UA, desoyendo las recomendaciones de la organización africana, habían otorgado su voto a Marruecos, en lugar de darlo a Mauritania.

El 21 de octubre de 2011, El ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, Taieb Fassi Fihri, dijo a los periodistas que su país había triunfado "a pesar de los intentos que se hicieron, en vano, para excluir a Marruecos de su competición" por no pertenecer a la UA.

"Hoy una amplia mayoría de países africanos decidieron mostrar solidaridad con Marruecos, mostrar confianza en Marruecos, apoyar a Marruecos", dijo.

Más recientemente, y después de la mayor disputa entre la ONU y un Estado miembro, Marruecos, salió prácticamente indemne de su pulso con la Secretaría General de NNUU. En su enfrentamiento con la ONU y, especialmente, con la Secretaría General, Marruecos, no ha salido tan malherido. Si resulta evidente que la Resolución del Consejo de Seguridad, de abril de 2016, fue tan inocua para Marruecos gracias a las gestiones de ciertos Estados, más evidente será imaginarse el alcance y capacidad de mover palancas, en África, de esos mismos Estados.

Por otra parte, según ‘Jeuneafrique’, existen 27 Estados africanos que han pedido la expulsión de la RASD del seno de la UA. Y aunque dicha pretensión tiene escaso recorrido jurídico, es evidente que su carga política es elevada. Más aún, viene a avisar que Marruecos no sólo desea ingresar en la UA, sino que pretende expulsar a la RASD del seno de esa organización. Sólo en este sentido, es como se entienden las palabras de Paul Kigame, Presidente de Rwanda, cuando dice que ‘no se puede expulsar a un Estado miembro de la UA’, lo que termina por dar absoluta credibilidad a la noticia aparecida en esa revista promarroquí. No obstante, esta tesis de la expulsión de la RASD, como condición para el ingreso de Marruecos, es la hipótesis que manejan tanto argelinos como sudafricanos, nigerianos y otros, y a la que, por su puesto, se oponen.

Resumiendo. Aunque la posibilidad de expulsar a la RASD de la UA, tiene un recorrido bastante escaso, no es menos cierto que la relevancia política de esa pretensión es notoria. Y Marruecos, por lo visto, ha puesto toda la carne en el asador. Si jurídicamente, las cosas le vienen cuesta arriba, Marruecos y sus aliados utilizarán el peso político de esa pretensión para diluir la cada vez más creciente actividad africana en la cuestión del Sahara Occidental. Es decir, a Marruecos, lo que realmente le molesta es el activismo de la UA en la cuestión del Sahara Occidental.

Marruecos, envalentonado por su victoria ante la ONU, la emprende ahora contra la UA, último bastión prosaharaui. Y desde luego que no lo hace por amor a los africanos, sino por terminar de engullir el Sahara Occidental.

Haddamin Moulud Said.
19.07.16
ibnuabirabiaa@[at].es

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

3.7.16

Un cambio irreversible en el conflicto saharaui

por A. Mahyub

El reciente fallecimiento del líder histórico saharaui, Mohamed Abdelaziz, la convocatoria de un Congreso extraordinario para la próxima semana y el fin del ultimátum dado por el Consejo de Seguridad de la ONU a Marruecos para que readmita el componente civil de la MINURSO, expulsado el pasado mes de Marzo, constituyen acontecimientos de especial importancia en un conflicto que ha estado estancado en los últimos cuarenta años y se suman a los eventos que ha conocido el diferendo desde principios de 2016.

La visita del Secretario General de la Naciones Unidas, Ban Ki Moon, a la región del Magreb, la reacción, desmesurada, del Marruecos (oficial y real) y la tibieza del Consejo de Seguridad ante hechos tan graves ponen al conflicto saharaui-marroquí en un momento crucial para el futuro de un contencioso, que dura ya más de cuatro décadas. El juego de Marruecos (con el total apoyo de Francia) ha debilitado al Secretario General de la ONU, ha puesto en peligro la existencia de la MINURSO, ha disminuido el margen de maniobra del Consejo de Seguridad y ha creado un precedente peligroso para la región y para el conjunto de operaciones de mantenimiento de paz en todo el mundo. Los largos años de un statu quo, que ha favorecido a Marruecos y a sus protectores puede que hayan llegado a su fin. El final de ese status quo y el posible desenlace del contencioso, sin embargo, dependerán de las acciones de las partes en el futuro cercano, no de lo haga la ONU.

No creo que sea necesario resaltar los eventos, que se desencadenaron desde la visita de Ban Ki Moon a la región, a principios del pasado mes de marzo, pasando por el continuo rifirrafe entre la secretaría general de la ONU y Marruecos hasta la aprobación de la resolución Resolución 2285 (2016) del Consejo de Seguridad de la ONU. Un período que demostró la verdadera naturaleza del sistema de las Naciones Unidas, representadas en el poco representativo Consejo de Seguridad. Burocracia, ineficacia, inoperancia y un interminable regateo mercantilista de vocablos, sin poder defender a su misión, ni al Secretario General de la ONU.

Los saharauis, que hemos estado viviendo en un universo de luz y color, cumpliendo con todo lo que la ONU decía y creyéndonos todos sus “buenos oficios” nos hemos levantado ante la cruda realidad: La MINURSO es una mentira pagada (y robada) por Marruecos, la honestidad es una cualidad que el Consejo de Seguridad odia en un Secretario General de la ONU y que nuestro futuro (y el de nuestros hijos) está en manos de un sombrío “Grupo de Amigos” y de burócratas corruptos de Francia, deshonestos políticos españoles y una vorágine de personajillos de las súper-democracias de Senegal y Egipto. Toda una temeridad que no nos podemos permitir un solo día más.

Hemos creído que nuestra causa triunfaría el día que lográbamos aislar a Marruecos y desenmascarar su verdadera cara ante el mundo. En cierto modo, el frente Polisario, lo ha logrado. Marruecos vive hoy enfrentada a la Unión Africana, Unión Europea, ONU, AI, HRW y muchos países y organizaciones internacionales debido a su ocupación ilegal de partes del territorio del Sahara Occidental. La monarquía Alauí ha tenido que recurrir a las manifestaciones orquestadas, en más de una ocasión, en los últimos años, para responder a decisiones contrarias a la continuación de su ocupación del territorio. Todo ese aislamiento, sin embargo, lo arregla Francia con la ayuda de la Senegal de turno en el mal llamado Consejo de Seguridad.

Hoy, y gracias a esta crisis, ya sabemos lo que nos espera en todas las reuniones de dicho Consejo. Más regateo mezquino de Francia, España, Senegal y Egipto y más resoluciones que nos condenan por seguir el malvado juego de un sistema antidemocrático, arcaico e injusto. Ha llegado la hora de abandonar este círculo viciosos y pasar a la etapa anterior a septiembre de 1991. Sí, el momento en que éramos dueños de nuestro destino y nos importaba un bledo lo que pensaba Francia, Senegal, España y todo el Consejo de Inseguridad!

Está claro que el momento actual va a representar un punto de inflexión importante en el devenir del conflicto. El comportamiento, irresponsable, de Marruecos violando el acuerdo firmado en 1991 y el procedimiento, imprudente, del Consejo de Seguridad de la ONU en su respuesta a ésta provocación han puesto a la región en un verdadero atolladero. También han desamparado los derechos del pueblo saharaui y liberado al frente Polisario de los compromisos firmados (y cumplidos hasta ahora) con Marruecos ante la comunidad internacional.

Ante este nuevo escenario se despeja el panorama del conflicto. Se agita el estancamiento y se abren horizontes totalmente impredecibles que cada una de las partes intentará, sin duda alguna, aprovechar para pescar en rio revuelto.

Marruecos: Desmantelar el componente civil de la MINURSO y evitar un conflicto militar

Marruecos querrá aprovechar la crisis (o la ha provocado inicialmente) para imponer un cambio en la naturaleza de la misión, aceptada y firmada por las dos partes en 1991, creando una entidad que sustituya a la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO) por una Misión de las Naciones Unidas para el Alto el Fuego en el Sahara Occidental (MINAFSO). Es decir, vaciar la misión de su contenido político y convertirla en el guardián de su ocupación de partes del territorio. Enterrar totalmente el Referéndum, principal razón para al cese el fuego, sin perder las ventajas que brinda el fin de las hostilidades. Normalmente eso sería imposible sin la firma de ajustes al estatuto firmado por las partes ante la ONU en 1991. Ahora, con Francia, España, Senegal y Egipto en el Consejo de Seguridad, Marruecos cree que puede salirse con la suya.

Marruecos cuenta, además, con una estrategia alternativa por si se frustra esa primera opción. Este “plan B” consiste en lograr que el Consejo de Seguridad, gracias a Francia y España, le garantice que no se vuelva a hablar de una futura ampliación de las competencias de la MINURSO para que incluyan el monitoreo de los derechos humanos y la obtención de una resolución que insista en su “proyecto de autonomía” como solución óptima. Marruecos estará, también pendiente del congreso del frente Polisario y la estrategia del nuevo líder saharaui.

El reino Alauí, igualmente, querrá que esta crisis sirva como aviso a navegantes. Los futuros Secretarios Generales de la ONU o sus representantes especiales deberán saber que Marruecos no tolerará ningún intento de romper el status quo y tratará que se entierren las referencias al referéndum de autodeterminación.

La situación de los aliados de Marruecos permite percibir, con certeza, que una vuelta a la guerra sería lo último que desearía el reino. Arabia Saudí y las monarquías del golfo están empantanadas en Yemen, pendientes de conflictos en Siria e Irak, en una guerra fría con Irán y Hizbullah, con serias acusaciones de apoyo al terrorismo internacional y con los precios del petróleo en mínimos. Francia tiene conflictos en Mali y Libia y necesita a Argelia para lograr la estabilidad en la región y para contener esas crisis y prevenir futuras olas de inmigrantes en las costas de Europa. Con este panorama creemos que Marruecos no está en condiciones de iniciar otra guerra de desgaste, con todas sus consecuencias, tanto a nivel regional como internacional. Incluso si a Mohamed VI se le ocurriera pensar en una aventura militar, quizás por desconocimiento de la historia militar del conflicto o tal vez mal aconsejado, sus propios aliados occidentales no se lo permitirían, al menos en las circunstancias actuales.

Frente Polisario: hacer fracasar la estrategia marroquí y aprovechar la ruptura del status quo y unir a la población alrededor del nuevo Secretario General.

Sabiendo que en política no se puede dejar pasar una crisis política sin tratar de aprovecharla, el Frente Polisario, por su parte, intentará hacer fracasar la estrategia marroquí y aprovechar la crisis actual para enterrar, para siempre, un status quo que ha favorecido a Marruecos y desgastado a los saharauis. Para ello cuenta con que Marruecos se mantenga intransigente y haga valer que su decisión de retirar el personal civil de la MINURSO sea, verdaderamente, “irreversible”. En ese caso no cabe la menor duda de que el ELPS reanudará sus ataques a las fuerzas de ocupación a finales de este verano. La preparación de esa ofensiva ya ha empezado y se aceleraría en los meses de julio y agosto.

En el caso de que las amenazas marroquíes fueran, simplemente, un ataque de pánico para evitar un informe negativo y para neutralizar la búsqueda de una solución y ganar tiempo, la MINURSO volvería al Sahara Occidental pero nada habrá cambiado en el staus quo. Este escenario es el más probable pero también el más contrario a los intereses de los saharauis.

Incluso en ese caso Marruecos tendría que pagar por su aventura. El Frente Polisario podría, entonces, aprovechar el desplante marroquí para obtener mayor rédito político rechazando cualquier vuelta al staus quo. La parte saharaui debería presionar para que se fijara una fecha para la celebración del referéndum y que se incluyeran componentes civiles para monitorear los derechos humanos y para la protección de los recursos naturales del territorio.

El tiempo otorgado por el Consejo a Marruecos para negociar la vuelta del componente civil de la MINURSO llegará poco después del Congreso extraordinario del frente y la elección de la nueva dirección política. Es un momento que debe ser aprovechado por los saharauis para reorganizarse y preparar la etapa venidera. El frente Polisario debería acometer cambios tácticos, tanto a nivel de la organización, como en la forma de interactuar con los actores más importantes en la escena internacional. La lección aprendida debería guiar a los nuevos dirigentes hacia una nueva estrategia diseñada a emprender una ofensiva decisiva que lleve a los saharauis hacia la consecución de sus derechos usurpados en el más breve periodo de tiempo.

A nivel de organización:
  •   Aprovechar la preparación del Congreso extraordinario para velar por la unidad de todas las sensibilidades de la sociedad saharaui en aras de estar a la altura de los desafíos que plantea esta etapa. El Congreso extraordinario debe ser precedido por conferencias nacionales para debatir las mejores formas de afrontar el futuro lejos de consignas, propaganda o cualquier atisbo de tribalismos o clientelismo. Explicar a la ciudadanía la excepcionalidad del momento y revivir el espíritu de 1975. 
  •  El Congreso extraordinario debería ser un clamor general a favor de unidad nacional y en torno al nuevo liderazgo. El éxito de la etapa venidera dependerá del éxito del Congreso y la unidad en torno al nuevo Secretario General del frente. 
  •  Fortalecer las capacidades del ELPS con recursos humanos y materiales sabiendo que la opción de la vuelta a la lucha armada, en el momento actual, es mucho más factible que una solución pacífica. Si la crisis actual no desata un conflicto armado en el futuro cercano, lo más probable es que sea el preludio de otras dificultades que requerirán de una planificación sosegada de una estrategia de lucha de liberación nacional que ofrezca respuestas inmediatas y contundentes a riesgos o peligros que puedan asomar sin previo aviso a medio y largo plazo. Los bandazos que está exteriorizando el rey de Marruecos revelan nerviosos internos y muestran que el majzén atraviesa una etapa muy difícil, lo que lo convierte en una amenaza imprevisible. 
  • Incorporar a más saharauis de las zonas ocupadas a la lucha de liberación nacional y trabajar por un frente unido, con un liderazgo único y sólido que sea capaz de aglutinar a todas las organizaciones y activistas y coordinar las mejores estrategias y tomar decisiones sobre el terreno.
  •  Crear verdaderas infraestructuras en los territorios liberados. Priorizar la construcción de una carretera asfaltada que una a los campamentos de refugiados y los territorios liberados para facilitar el movimiento de bienes y persona. Facilitando, así mismo, la vigilancia y seguridad de los puntos de acceso. 

 A nivel de relaciones internacionales: la dirección saharaui debe trabajar en tres ejes esenciales para intentar promover el reconocimiento a la causa e influenciar las futuras discusiones del Consejo de Seguridad.
  •   África: Fortalecer la presencia diplomática de la RASD en la Unión Africana, Sudáfrica, Nigeria y Argelia como ejes esenciales para llegar a todos los rincones del continente.
  •   Europa: Rebajar, drásticamente, la presencia diplomática en España y fortalecer nuestras representación en Francia, Reino Unido y los países escandinavos. Sabiendo que los gobiernos españoles siempre estarán del lado de Marruecos o supeditados a Francia, sería conveniente dejar nuestra representación estatal a nivel de asociaciones de amigos y organizaciones de profesionales saharauis existentes en el estado español (periodistas, abogados, mujeres, etc..) para que puedan trabajar con el parlamento, partidos políticos y gobiernos autónomos. España, al supeditar su política exterior a los dictados de Francia ya ha dejado de ser un actor serio y equilibrado en la búsqueda de una solución. Trabajar a nivel de la sociedad civil francesa para presionar al gobierno y neutralizar los lobbies pro marroquíes en Francia y que ya están influyendo también en España. Trabajar con los gobiernos del Reino Unido y los países escandinavos para buscar mayor reconocimiento y apoyo a la causa. La intransigencia de Marruecos y su rechazo al referéndum deberían ser el mejor argumento para reivindicar reconocimientos a la RASD. 
  •  América: Fortalecer la presencia en los EE.UU. y trabajar con organizaciones influyentes en Norteamérica para lograr mayor apoyo, tanto de la administración como del Congreso, a nuestra causa. Neutralizar los lobbies pagados por el majzén para desprestigiar a la causa. Buscar mayor reconocimiento de países latinoamericanos a la RASD y utilizar nuestras relaciones institucionales con países Latinoamérica para crear un frente continental (como la UA) de apoyo a la causa nacional en los foros internacionales.
El Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, puede ser una persona honesta pero dirige a una organización indigna. Moon ha intentado romper una situación de injusticia que políticos de España y Francia han querido mantener a toda costa creyendo en cálculos mezquinos y subestimando la capacidad de resistencia del pueblo saharaui durante más de cuarenta años.

Hoy todo el mundo ha oído la verdad en boca de alguien a quien no se le puede acusar de ser un pro saharaui y hoy, también, ha quedado claro que Francia y España son capaces, incluso, de poner en peligro a toda la región por defender a la monarquía marroquí. El Frente Polisario podrá hacer juego a la ONU en los próximos meses, pero solo durante el tiempo suficiente para preparar la vuelta a la lucha armada. Los tiempos de creer informes y resoluciones cocinados en Nueva York, condimentados en París (y Rabat) y las reuniones del “Grupo de Enemigos del Sahara” ya han pasado, no volverán.

Es el momento de actuar en consecuencia. Nuestro futuro tiene que volver a estar en nuestras manos y lejos de esas mafias. Con el fusil volverán a pedirnos que volvamos a negociar. Será demasiado tarde!

A. Mahyub
Amahayub1[at]gmail.com
3 de julio de 2016

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

7.6.16

F.POLISARIO: 41 ANS D’IMMOBILISME ET DE TRACTATIONS SONT LA PREUVE QUE FEU MOHAMED ABDELAZIZ A MANQUÉ DE LEADERSHIP DANS LA PHASE DE LIBÉRATION

par Maître Takioullah Eidda
 
En écrivant ces lignes, loin de moi l’intention de blesser quiconque, surtout pas les proches du sujet, à qui je présente, encore une fois, mes condoléances les plus attristées.

Car, en dépit de sa personne, feu Mohamed Abdelaziz fut le Secrétaire générale du F.Polisario sur une période de 41 ans! À ce titre, il est de facto imputable devant le peuple du Sahara Occidental et, bien sûr, devant l'histoire.

Certes, il doit y avoir du respect pour l’homme, surtout quand celui-ci est passé dans l'au-delà (rahmatou Allahou allaa mowtanaa we aleih).

Mais, rien n’empêche de faire la somme et la synthèse de ses actes posés ici bas, et ce, en dégageant les erreurs qu’il aurait commises, le tout dans le but d’évaluer son règne, de dégager sa contribution et, enfin de compte, tirer les conclusions, bien que toujours subjectives, qui s’imposent à cet égard.

Il faut souligner ici que Mohamed Abdelaziz était le premier des secrétaires généraux du F.Polisario à se propulser à la tête de ce mouvement dans sa période, que je qualifie «d’âge d’Or».

En effet, tous les éléments convergeaient vers son succès éminent:
- Mobilisation générale à l’intérieur du territoire et dans les camps des réfugiés;
- Attachement indéfectible de tous les sahraouis à la lutte armée et son corolaire, le sacrifice;
- Fermeté et générosité des pays alliés;
- Faiblesse et démoralisation des forces de l’ennemi;
- Compassion et solidarité de l’opinion publique internationale;
- Clivage idéologique caractérisé par l’opportunisme stratégique lié à la «guerre froide».
Malheureusement, et c’est là où le bas blesse, Mohamed Abdelaziz n’a pas été lui même à la source de son élection, lors du troisième Congrès de 1976, à la tête du F.Polisario. Autrement dit, il n’a jamais pensé, ni cherché à être le SG du F.Polisario. C’est une fonction qu’on lui a tout simplement imposée, à dessein, et dans laquelle il fut parachuté sans crier gare!

Pour y voir plus clair, revenons un peu en arrière.

Après la mort de El Welly (yarhmou) le 9 juin 1976, deux personnes ont pris les rênes des préparatifs du troisième Congrès du mois d'août 1976 et de son ordre du jour: Omar Hadrami et Bachir Mustapha Sayed (frère d’El Wely, yarhmou).

Hadrami et Bechir se sont concertés durant ce congrès afin de positionner, à tous les niveaux de la hiérarchie du mouvement, les principaux «pions» qui vont leur permettre d’asseoir leur pouvoir et ainsi atteindre leurs objectifs, soit celui de prendre le contrôle absolu du mouvement: les affaires extérieures pour Hadrami et les affaires intérieures pour Bechir.

À cette fin, ils sont allés chercher Mohamed Abdelaziz pour le trôner Secrétaire Général du F.Polisario (chef du Conseil de la révolution). Sahraoui inconnu, venant du Sud du Maroc, il fut le représentant du F.Polisario à Tindouf durant toute la période de la clandestinité (1973-1975).

Tellement connu dans cette ville, dans laquelle il possédait cousins et autres membres de sa famille, qu’il épousa sa cousine, Khadija Hamdi, fille de Hamdi Ould Abdellah, Maire de Tindouf depuis l'indépendance de l'Algérie.

Bachir et Hadrami ont aussi imposé au Comité exécutif un certain Sidi Ahmed El’Batal, natif de Tindouf, à qui ils ont confié la «Sécurité militaire et politique».

La désignation surprenante de Mohamed Abdelaziz a été faite au détriment de Mahfoudh Ali Beiba (Yarhmou), alors Secrétaire général-adjoint, désigné SG par intérim suite à la mort de El Welly (Yarhmou). Mahfoud, était le seul à pouvoir se vanter d'être le «Grand» militant, le fils et le ressortissant de la ville d'El Aïoun, au cœur du Sahara Occidental. Son malheur venait du fait qu'il était «idéaliste», isolé au sein du Comité exécutif du mouvement, voire tout simplement naïf, à l’indifférence, et sans ambition personnelle.

Comme souhaité par notre duo, voire à leur initiative, Mohamed Abdeaziz a pris du temps, beaucoup de temps, pour intégrer sa fonction de SG du F.Polisario. Tellement, il n’était pas préparé, pas à l’aise et surtout pas outillé! Outre ces défaillances, à l’opposé de son prédécesseur El Welly (yarhmou), il lui manquait «l’intuition» politique et «l’instinct» de leadership!

Fort de la sympathie générale dont il jouissait suite à la mort de son frère, dans les circonstances qu'on connait, Bachir Moustapha Sayed s'était lui-même imposé comme Secrétaire Général Adjoint chargé de la permanence du F.Polisario.

Car, cette position stratégique, avec l'absence quasi permanente de Mohamed Abdelaziz dans la sphère militaire, a permis à Bechir de mettre la main sur toutes les affaires intérieures du mouvement, sa coordination, et à se faire parachuter, au besoin, auprès de son ami, Hadrami, aux affaires extérieures, et ce, en prenant la tête d'une importante délégation à l'étranger ou dans des négociations cruciales, comme ça été le cas dans le processus de paix avec la Mauritanie en 1979.

Quant à Oumar Hadrami, outre le fait qu’il s’était imposé comme membre du Conseil de la révolution, il a mis la main sur le poste clef, soit celui de responsable du Comité des affaires extérieures du F.Polisario à Alger, chargé de toute la coordination avec les autorités algériennes.
Tous les problèmes du F.Polisario ont commencé à partir de cette période et de cette configuration imposée, voire improvisée, suivant des critères essentiellement sentimentaux, au détriment de toute compétence et en l’absence d’une véritable concertation.

Et comme ont dit, quand le chat est absent, les souris dansent.

Bachir a pris sur lui, et avec lui, Sidi Ahmed El’Batal pour contrôler toutes les affaires du F.Polisario et ses membres, à l’intérieur et à l’extérieur des camps de réfugiés, y compris Hadrami lui-même, ce que celui-ci n’a jamais accepté, déclarant une guerre ouverte à Bachir, allant même jusqu’à refuser de participer aux réunions!

Apparaît alors les premiers clivages et dissensions au sein de la direction du F.Polisario. Ces divisions reposaient essentiellement sur des sympathies et des alliances de nature tribales, facteur identitaire jusque-là tabou, voire banni au regard des fondements et principes du F.Polisario.

En évitant de prendre position en faveur de l’un ou de l’autre des clans en confrontation, Mohamed Abdelaziz, bonasse comme il était, a tout simplement joué à l’autruche, laissant, sans le prévoir, le problème pourrir et se transformer en «tumeur cancéreuse» qui finira par atteindre tous les organes du mouvement, lesquels vont s’effondrer avec la crise de 1988.

Cette crise a démontré plus que jamais, le manque de leadership de Mohamed Abdelaziz et son incapacité d’imposer son autorité aux «faucons» de la tendance «autoritaire et sécuritaire» dirigée par Bachir et son instrument Sidi Ahmed El’Batal. Mieux, cette crise a fait voler en éclats le mythe de la cohésion révolutionnaire et la conduite irréprochable de ses dirigeants.

Réveillé au beau milieu de ce cauchemar, Mohamed Abdelaziz prend un virage à 380 degrés, sans aucune forme de transition ou de concertation. Tellement il voulait réparer les injustices commises, au nom et au sein de la «révolution», qu’il enfonce le clou, devenu apparent, dans le sens contraire.

Tout d’abord, il fait le vide autour de lui, en décapitant le mouvement de sa direction «historique»: Hadrami injecté à Washington, Brahim Ghali à Madrid, Bachir, Ayoub Lehbib et Mohamed Lemine Ould Ahmed au néant … etc. D’ailleurs, Hadrami et Ayoub ont rallié le Maroc peu de temps après. Les autres ont encaissé.

Puis, Mohamed Abdelaziz remplace les membres de la direction «historique» par des subalternes dociles, sans envergure, corvéables à volonté et, surtout, sans opinion ni ambition. Et les congrès du F.Polisario vont se suivre et se ressembler en fonction de cette misérable réalité, le tout dernier de 2015 en est la confirmation.

Seuls les éléments originellement de Tindouf, comme Sidi Ahmed El’Battal et Mohamed Lemine Ould Bouhali, ont gardé la proximité intime de Mohamed Abdelaziz dans des postes clefs comme la «défense» et les «infrastructures». Ils sont renforcés dans cette confiance par la désignation de sa propre femme, Khadija Hamdi, au poste de «ministre de la culture», avec tous les moyens de communications sous la main: télévision, radio et presse écrite.

Et comme cerise sur le gâteau, la signature des accords de «cesser le feu» sous l’égide de l’ONU!
Et voilà ! Bienvenu au tout «nouveau F.Polisario», confectionné sur mesure, en fonction d’un projet machiavélique, mais qui ne dit pas son nom: «pédaler pour rester sur place vita eternam».

Quant à tous les autres, militants, soldats ou citoyens, la porte est ouverte et la bénédiction est donnée: enrichissez-vous comme vous le pouvez, car dorénavant, chacun pour soi et Dieu pour tous !
Noyée dans le carcan et le circuit onusien, la cause sahraouie se trouve alors au point mort. Je dirais au point de départ, tellement les choses n’ont pas bougé d’un iota depuis 41 ans.

Pourtant, suivant la déclaration du 20 mai, des milliers de Sahraouis et de Mauritaniens ont pris les armes au sein de l’armée de libération sahraouie, pour combattre les colonialistes espagnols, puis les agresseurs maroco-mauritanien, dans le but d’imposer la volonté du peuple sahraoui de décider de son destin.

Parmi ces combattants, le très regretté El Welly Mustapha Sayed (Yarhmou). Une grande partie de ces combattants valeureux sont partis sur le front de bataille pour y laisser leurs vies, avec la certitude irréversible que le combat armé ne cesserait qu’après l’indépendance de ce territoire ou l’exercice par son peuple de son libre choix. Aujourd’hui, ils doivent tous, à commencer par El Welly, se tourner dans leurs tombes. Car, depuis trente (30) ans, aucune balle n’a été tirée sur le front par un quelconque combattant du F. Polisario!

Rangées et rouillées, les armes ont laissé place aux réceptions diplomatiques, au commerce et aux faux-semblants. Pire, elles ont laissé au Maroc le confort de s’installer, de s’organiser et de s’imposer, de fait, en attendant la résurrection improbable d’un nouveau «El Welly Mustapha Sayed».

La majorité des Sahraouis sont toujours là, sardinés dans les camps de réfugiés, sous la protection des algériens, lesquels montrent aujourd’hui des signes d’impatience et de saturation évidents.

D’autres sont éparpillés à travers le monde, de Cuba à l’Australie, apatrides et privés de combattre pour libérer leurs pays.

Quant à ceux qui sont dans les territoires occupés par le Maroc, ils ne sont pas mieux. Gdeïm Izik en est la preuve de leur désarroi. Désarroi devant lequel le leadership de Mohamed Abdelaziz a lâchement répondu «ABSENT».

Un leadership du F. Polisario qui continu à dire, sur 41 ans, que la cause est sur la bonne voie; que les négociations avec le Maroc finiront par assoir l’indépendance du peuple sahraoui, et, que le tout, est juste une question temps, comme si 41 ans ne sont pas assez!!

Aujourd’hui, en 2016, le peuple sahraoui est orphelin, sans leadership, laissé pour compte, abandonné à ses ennemis charognards et utilisé comme source de légitimation d’un groupuscule de Tindouf, sans aucune perspective ni vision nationale et qui ne connaît du Sahara Occidental que le nom !

Comme on dit, «le retour à la vérité est une double vérité (El roujou illa alhaghi haghan)». Il est temps de mettre les pendules à l’heure. Il est temps de revenir à l’essentiel, revenir au principe originel: mettre un terme aux souffrances du peuple sahraoui, en le libérant, ou le laissant, sérieusement et librement, décider de son destin.

Maître Takioullah Eidda, avocat
Montréal, Québec
quebec171[at]gmail.com
07.06.16

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark