17.11.13

Refugiados, apátridas o, sencillamente, ciudadanos de la RASD

por Haddamin Moulud Said

Desde el 31 de octubre de 1975 hasta el 26 de febrero de 1976, la población saharaui que había huido de la invasión era, técnicamente, una población refugiada. Personas que abandonan el país donde antes tenían su residencia habitual y llegan a un tercer Estado (Argelia), perseguidos por motivos de su nacionalidad. Tal es la situación de los primerísimos saharauis. En Argelia, en Malí o en donde estuvieran, les esperaba un mundo de penas. Tenían que comparecer ante las autoridades del país de acogida y reclamar ser reconocidos como tales refugiados para, entonces, aspirar a que, dichos países de acogida, les ofrezcan un mínimo de derechos (seguridad personal, vivienda, alimentación, sanidad, educación). Es decir, ser un ciudadano de segunda clase en la Argelia, Malí o, incluso, la Mauritania de finales de los años setenta y ochenta.
Al proclamarse la República Árabe Saharaui Democrática, en la noche del 26 de febrero de 1976, el nuevo Estado, se convirtió en el paraguas cuya sombra iba a cobijar a todos los saharauis y les iba a garantizar todos los derechos en condiciones muchísimo mejores, de las que podrían haber obtenido si hubieran ido a mendigar, cada uno por su cuenta, el reconocimiento de la condición de refugiado en los Estados vecinos. Sería de hipócritas negar que ese nuevo Estado garantiza, a sus nacionales, muchos derechos en condiciones muchísimo mejores de las que ofrecen los Estados vecinos a sus propios nacionales.
Esa noche, los saharauis, pasaron de ser refugiados a ser ciudadanos de un Estado. Es decir, esa noche, nació un vínculo jurídico entre unas personas y un Estado. Ese vínculo se llama la nacionalidad. Muy a prisa, el nuevo Estado, aún en el exilio, empezó a operar como auténtico Estado y a proporcionar, a sus ciudadanos, toda clase de derechos, entre ellos, el derecho a que sus nacionales puedan circular, en los países vecinos, provistos de los documentos expedidos por ese joven Estado. Pronto, empezaron a llover los reconocimientos internacionales y pronto, el nuevo Estado, se iba a sentar, como Estado soberano, en la Unión Africana.
Así, los saharauis, cuando salen de los Campamentos de Refugiados, lo hacen provistos de unos documentos que los acreditan como nacionales de un Estado, no como refugiados. Es decir, los Estados a donde arriban, los reconocen como nacionales de un Estado vecino y no como refugiados en suelo propio.
La consecuencia de todo esto, es que, en los Campamentos de Refugiados, no existe ni un solo refugiado. Todos son nacionales de un Estado llamado la RASD. De hecho, a las fronteras de los Estados vecinos, no arriba ningún saharaui perseguido por motivos de nacionalidad. Al revés, los saharauis del mundo entero, cuando se sienten inseguros, llegan o piden auxilio a ese Estado llamado la RASD.
Son estas circunstancias las que hacen que no exista ningún saharaui reconocido, oficialmente, como refugiado. Ningún Estado y ninguna Organización Internacional va a reconocer, oficialmente, como refugiado a ningún ciudadano de la RASD. Individualmente considerados, ningún saharaui es refugiado. Globalmente considerados (un Estado en el exilio) son refugiados.
En conclusión, la condición de refugiado está ligada a la noción de persecución. Y que se sepa, en los territorios de la RASD, no hay persecución.
Para que los saharauis puedan ser reconocidos, individualmente, como refugiados, el ACNUR, tiene que inscribir y censar a todos. Es lo que sucede en Siria y en todos los lugares donde hay refugiados. Y es, también, lo que persigue Marruecos, al reclamar, desde hace mucho tiempo, que el ACNUR lleve a cabo un censo de las poblaciones refugiadas en Tinduf. Con eso, Marruecos, quiere degradarnos, desde la condición de nacionales de un Estado a la condición de refugiados a merced de una Organización Internacional. El asunto es extraordinariamente peligroso, puesto que la motivación principal, que se esconde detrás de la reclamación marroquí, es la de barrer con el enorme éxito político conseguido por los saharauis en la noche del 26 de febrero de 1976. Y así, Marruecos, tendría como adversario, no a un grupo de personas ‘nacionales’ de un Estado que vela por sus intereses individuales y colectivos, sino a un grupo de ‘refugiados’ ante una Organización Internacional que vela por suministrarles una ración individual de comida diaria. Véase el Párrafo 72 del Informe de Ban Ki Moon de 08-04-2013. Y si no son refugiados, podrían considerarse apátridas? Veamos.
En 1972, el dictador de Uganda, Idi Amin, decidió expulsar a más de 50 mil asiáticos. Hindúes y bengalíes, que la metrópoli británica había trasladado a Uganda durante el período colonial. Y como quiera que en esa fecha, los dos países, llevaban más de veinte años siendo Estados independiente y sufrían problemas de superpoblación y pobreza, no quisieron admitir a los expulsados de Uganda. Inglaterra, la perversa Inglaterra, tampoco, quería ver sobre su suelo, a miles de hindúes, bengalíes y pakistaníes. Atrapados en Uganda, quedaron como auténticos indeseables. Nadie los quería. No tenían vínculo con ninguna entidad estatal que les ofreciera una mínima protección. Eran apátridas...Aquello terminó con Inglaterra, dando su brazo a torcer, para aceptarlos sobre su suelo.
La apatridia, más que un derecho es una auténtica desgracia. Es algo peor que el refugio. Por no tener, no tienes, ni siquiera, a un Estado detrás que te persiga. En las leyes, estas circunstancias (apatridia y refugio), no están concebidas como derechos a los que cabe aspirar y que los Estados intentan proporcionar a sus nacionales, sino como situaciones o condiciones particulares en que, por desgracia, incurren ciertas personas.
En su país de acogida, el refugiado, tiene un Estado, pero no le interesa hacerlo valer, puesto que corre peligro y pide protección (residencia legal, trabajo, etc) al país que lo acoge. En cambio, el apátrida, ni siquiera, tiene un Estado. Nadie lo persigue, Digamos que su primerísima reclamación es que algún Estado lo provea de documentos con los que pueda identificarse y que puedan ser reconocidos por los demás Estados. Esa es su preocupación principal. Cualquier saharaui que se encuentre en un Estado que no reconozca a la RASD, efectivamente, puede solicitar y obtener, siempre a título individual, el reconocimiento del estatuto de apátrida. Lo que sucede es que los Estados, normalmente, son muy reacios a reconocerlo por la vía administrativa, lo que obliga a las personas a recurrir a los tribunales para conseguirlo. En España, por ejemplo, la Administración, temiendo una avalancha de solicitudes en ese sentido, sigue y seguirá denegando la inmensa mayoría de las solicitudes. En consecuencia, los saharauis que lo desean, tendrán que seguir los mismos pasos administrativos y judiciales que han seguidos sus compatriotas que han obtenido el reconocimiento del estatuto de apátrida. Afortunadamente, para ellos, la reiterada doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo de España garantiza la resolución favorable de todas las solicitudes que, en ese sentido, lleguen a los tribunales.
Por otra parte, los Estados firmantes de la Convención sobre el Estatuto de apatridia no pasan de 80 naciones. Es decir, los documentos que se otorguen a los apátridas sólo son reconocidos por esos 80 países. Como países que no han firmado dicha Convención, podríamos citar a USA, China, Canadá, Chile, Cuba, Etiopía, India, Mauritania, Paraguay, Perú, Sudáfrica, Venezuela, etc.
En todo caso, ningún saharaui, va a poder obtener el estatuto de apatridia en aquellos Estados que reconocen a la RASD.
En la isla de Formosa, existe un país llamado Taiwán que tiene más de 20 millones de habitantes. Taiwán, a diferencia de la RASD, sólo cuenta con 22 Estados miembros de la ONU que la reconocen (pequeños Estados como Burkina Faso, Haití, Paraguay, Tuvalu. Senegal lo retiró en 2005). A diferencia de la RASD, que es miembro de la UA, Taiwán, no es miembro de ninguna organización. Recientemente, Taiwan, solicitó formalmente su ingreso en la ONU. La ONU ha contestado denegando tal solicitud. Por ejemplo, en 2003, durante la crisis mundial de la gripe aviar que azotó el continente asiático, la OMS, tuvo serios problemas de cooperación y coordinación regional, precisamente, por no tener, a Taiwan, como Estado miembro. En determinadas competiciones deportivas, Taiwan, sólo puede participar bajo el nombre de China Taipei. Ningún presidente de Taiwán puede, por ejemplo, pisar suelo europeo. En fin, Taiwan, se encuentra en un auténtico limbo jurídico internacional. Sin embargo, no existe ningún taiwanés que reclame la apatridia y, mucho menos, la condición de refugiado. Todos los taiwaneses se sienten orgullosos de su Estado a pesar de ser un Estado, apenas, reconocido por 22 países y a pesar de que sus documentos sólo les valen dentro de sus fronteras y en esos 22 Estados.
En fin, teniendo en cuenta que la situación económica interna, es la razón principal que empuja a nuestros ciudadanos a buscar la residencia o la nacionalidad española, el estatuto de apátrida, refugiado, la nacionalidad mauritana, en Bir Mogrein, la argelina, en Um Leäsal e, incluso, el salto hacia Marruecos, corresponde a nuestros políticos reexaminar las posibilidades de explotación de los recursos naturales que esconde el Mutlani, Aguerzrez, Gleibat Albarca, etc, situados, todos, dentro de los Territorios Liberados.

Haddamin Moulud Said.
ibnuabirabiaa[at]yahoo.es
En Valencia a 17 de noviembre de 2013.


-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

10 comentarios:

SAID dijo...

Creo que la gente está desesperada para pedir cualquier documento sin siquiuera analizar los pros y los encontra y es un error tremendo.No veo nada positivo en ser apátrida y aconsejo a la gente que valore todas las posibilidades que hay antes de decidirse a solicitarla.

arso dijo...

ARSO anadio el comentario de
Lehdía Mohamed Dafa en su Facebook

La República Árabe Saharaui Democrática (R.A.S.D) se proclamó el 27 de febrero de 1976, prácticamente al unísono con la huida de miles de saharauis hacia la frontera argelina para salvarse de las bombas que arrojaban los ejércitos marroqui y mauritano. Somos ciudadanos de la RASD por supuesto, pero también refugiados y apátridas algunos. Lean este artículo de análisis de Huneifa Ibnu Abi Rabiaa, alis Haddamin Mouloud Said, sobre este tema. Él considera peligrosa y maniobra del enemigo marroqui, la concesión del estatuto de refugiados a la población de los campamentos y también la de apátrida que esta "fascilitando" desde hace unos meses el estado español a los saharauis. Personalmente me atrevería a decir que independientemente de lo que pueda representar cada una de estas condiciones, por encima de todo la gente, los ciudadanos de la RASD deben tener la libertad suficiente e independencia para elegir y decidir ellos lo que quieran hacer con su "ciudadanía" y su destino que desde luego no esta ESCRITO....

draimiz dijo...

Es un articulo lleno de informacion que puede servir para muchos, realmente nuestra gente en su mayoria les da igual todo y, aveces parece ingenua y ajena de todo y, por hacer papeles , recuerdo el dicho ;el fin justifica los medios: Esta mañana he estado en la polecia y pregunté sobre la apatrida...la responsable alli me respondio que no recomendaría pedirla y para vosotros los sahrauis en caso deque no tengeis papaeles es mejor solicitar la cedula de inscripcion, porque según ella es un tema muy complicado....en fin puedo entender la situacion de cada uno,,pero tambien no es todo vale para tener un documento , que luego te puede complicar la situacion....Gracias Haddamin para esa informacio

Emmhammed Said dijo...

Muy estimado Hadamin



La Rasd, por mas que la queramos y por mas que luchamos por su total liberacion,lamentablemente todavia no es un Estado soberano. como sabes mas del 80% del territorio esta controlado por marruecos, las zonas liberadas son zonas de presencia de la guerrilla, salvo insignificantes asientos en algunos lugares.
La Rasd a la que Usted hace mencion esta en Rabuni, los ciudadanos de nuestra Rasd estan divididos entre las zonas ocupadas,Rabuni,Mauritania,Argelia, España y otros paises. Hasta hoy dia nadie reconoce a los refugiados la ciudadania de la Rasd,salvo algunos paises que reconocen a la republica.
Usted como letrado sabe que los tribunales españoles reconocieron el Estatuto de Apatridas a los solicitantes saharauis en virtud de las convencines que españa ratifico y en aplicacion de las convenciones internacionales relativas altema y no con el objetivo de "maniobrar" contra la Causa saharaui.
Los saharauis residentes en los campamentos viven en condiciones totalmente precarias en todos los sentidos y aqui se incluye el tema de su documentacion.
El Estatuto de Apatrida es un elemento que refuerza la lucha de los saharauis, pues es siempre un factor que nos recuerda que nuestra querida patria todavia esta invadida.
Los, vietnamitas, los palestinos,afganos,eritreanos,somalies etc... Tuvieron acceso a documentos para poder circular libremente y entre esos documentos estaba/esta el Estatuto de Apatrida.Eso no resto nada de sus luchas por la liberacion de sus tierras.Nosotros mismos los saharauis que disponemos de nacionalidades de otros paises, seguimos siendo los mismos, en muchos casos con mucho mas entusiasmo para seguir nuestra lucha de liberacion.
Quiero de nuevo recordar algo que siempre cite en este foro: un gobierno puede estar en el exilio, un Estado NO puede estar en el exilio; La Rasd es un Estado que todavia no reune las condiciones requeridas para poder decir que los saharauis no son refugiados y menos apatridas (aqui no incluyo el derecho de existencia de la Rasd o su reconocimiento, una Cosa es el "derecho" y otra la realidad ) .La totalidad de las instituciones estatales de la Rasd esta en Rabuni, Rabuni es Argelia y solo Argelia puede ejercer su soberania sobre Rabuni y por su puesto el resto del Pais.En Este sentido los saharauis que viven en los campamentos no pueden ser mas que refugiados por una parte y por otra para su documentacion son los perfectos candidatos al Estatuto de apatrida.Cualquier otra opinion que quiera negar dicho Estatuto a los saharauis,tendra que luchar contra las decisiones de los tribunales Españoles,tendra que oponerse al Estado argelino por aceptar en su territorio a refugiados y no a "ciudadanos" de la Rasd; de igual manera tendra que enfrentarse a las organizaciones internacionales.
El querer limitar a esos castigados refugiados a la burocracia de la Rasd en Rabuni, es un elemento mas que vendria a endurecer terriblemente la vida de nuestros compatriotas.
Saludos cordiales
Beni Hassan

Huneifa dijo...

Dos aclaraciones:
1).- El reconocimiento de la condición de refugiado a los saharauis, lo considero peligroso para la Causa. Pero es harto improbable que suceda; y
2).- El reconocimiento de la condición de apátrida a los saharauis, NO he considerado que sea peligroso. Esto es algo más probable, al menos en España.
Por lo demás, no veo qué grado de libertad tiene aquél que tan sólo tiene dos opciones: REFUGIADO o APÁTRIDA. ¿De verdad se es libre siendo Refugiado o Apátrida? ¿Es eso la libertad?

hayat Sauba dijo...

A mi hermano Beni Hassan, creo que que en tu comentario has dejado un poco de lado los hechos históricos que han obligado lo que tu llamas derecho y realidad, el derecho no puede reemplazar una realidad que a lq hemos sido obligados a soportar tantos años, es mas rechazamos categóricamente esa realidad y nos aferramos a nuestros derechos, el Estado Saharaui ha sido proclamado teniendo en cuenta los crtiterios del derecho internacional Publico (DIP) a saber: la tierra (soporte material) un pueblo, y un gobierno, estos requisitos se han dado en en el Estado saharui.
El problema del reconocimiento, que en este caso se hace de una forma unilateral, ya que solo los estado como elemento del DIP pueden reconocer o no a otro estado, en función de sus intereses etc . para no ampliar mucho el tema. Creo que Hadamanin tiene toda la razón del mundo en plantear este tema, estamos realmente ante estas dos opciones: Refugiados o Apatridas.
Yo creo hermano Beni Hassan, que las dimensiones de este tema son mucho mas complicados de lo que aparentan. Comparto tu opinión al decir que somos saharauis alla donde estemos y con la nacionalidad que ostentamos, seguiremos siendo saharauis.

Emmhammed Said dijo...

Muy estimada hermana Hayat

En mi comentario no quise poner en duda la existencia de la Rasd o su derecho a existir. Lo que si quiero poner en claro que la Rasd todavia no es un Estado soberano,como se puede entender que un Pais soberano mas del 80% de su territorio esta invadido y ocupado por otro Pais y los propios ciudadanos de ese Pais sufren a diario las peores vejaciones, represion y opresion por parte del Pais Invasor.Como se puede entender que la Rasd es un Pais soberano y la mitad de sus habitantes lleva mas de 38 años en el exilio reivindicando la liberacion de su patria. Las instituciones Estatales de la Rasd estan en Rabuni y Rabuni es Argelia y Argelia acoge en su territorio a los saharauis como Refugiados.Lo peor de este Tema, es que el Polisario gobierna a esos refugiados que viven en Rabuni aplicandoles leyes y burocracia de la Rasd sobre el mismisimo territorio Argelino, cosa que normalmente es incompatible con la soberania del Estado Argelino. A lo mejor eso tendra alguna explicacion, pero desde el punto de vista del Derecho internacionl, desde luego que no la tiene.
Por favor que nadie se asuste del Estatuto de Refugiado o de Apatrida, las dos cosas son el reflejo de la realidad de los saharauis desde 1975 y los saharauis luchan para no ser mas ni refugiados ni apatridas y para poder disponer de su propio Pais libre y soberano sobre todo el territorio de la Rasd.Quien mas este protegido con Documentos reconocidos internacionalmente, sera mas capaz para luchar contra el enemigo.

Saludos cordiales
Beni Hassan

SAID dijo...

Yo creo que estamos mezclando muchas cosas sin centrarnos exactamente en la explicación y razonamiento del artículo del Sr.Hadamin.Él no ha dicho que el que solicita apátrida no es saharaui,ni teniendo la condición de apátrida es un delito.Hadamin ha intentado explicar 3 conceptos importantes para mucha gente que hasta el momento no los entendíamos bién y que verdaderamente servirá para que los saharauis entendemos nuestra situación real y que la gente desesperada no caiga en trámites que no conoce.La mayoria de los comentarios anteriores no nos hablan sobre la cuestión principal del artículo que es la apátrida y sus ventajas para que los ciudadanos saharauis pueden estar tranquilos y despejan todas las dudas,se empeñan en discutir con el autor sobre el estado saharaui y el término refugiado, dos conceptos que buscando en internet encuentras el significado exacto.En ningún momento he visto que hadamin habló de la libertad de los saharauis y por último me gustaria que la gente nos enriquece más con sus comentarios y no hablar por hablar.

Emmhammed Said dijo...

Muy estimado compatriota Said

Por favor, como se atreve Usted hoy dia despues de mas de 38 años de Exilio, nos invita a reflexionar sobre nuestra situacion real ? Puedo entender que mucha gente desconozca el Estatuto de Apatridas, pero lo de desconocer si son refugiados u otra Cosa es simplemente incomprensible.
A mi juicio, todos los comentarios al articulo del Letrado Hadamin van en buena direccion y se complementan.

Saludos cordiales
Beni Hassan

Sidi Abdala dijo...

El que ha escrito esto, seguro que tiene la nacionalidad española, al igual que Mohamed abdelaziz y todo su familia, que seguro que la tienen. Porque yo estoy hasta los cojones de ir a inmigración para renovar papeles, y yo no tengo problema economico interno. Y es totalmente falso lo que dices, principalmente porque la RASD no esta considerada como un estado en las principales organizaciones mundiales, así que sí, pedimos la apatrida porque es lo que somos por el momento, ojala no fuera así, pero es así. Así no le laves la cara al Frente Polisario que todos los que trabajan en el, viajan con pasaporte español.