15.10.12

¿Tiene el POLISARIO un programa político?

 por Said Mahamud

Me vais a perdonar, pero he intentado por todos los medios conseguir ver algún programa político del frente POLISARIO definido para comprender a qué aspiramos los saharauis en el futuro y no he tenido suerte. Uno de los motivos quizás dirán los responsables del POLISARIO es que estoy lejos del campo de batalla, pero creo que hay muchos medios para que todos los saharauis fuera de los campamentos participan activamente o simplemente se enteran de lo que pasa.

El programa político representa el compendio de objetivos o fines que se propone realizar la organización política al asumir el gobierno, o que exige que se realice a quienes ejerce el gobierno. El programa constituye, entonces, la base de acción que unifica a los miembros de una organización política en sus aspiraciones fundamentales; que son heterogéneas por la diversidad de demandas, pero, a su vez, con una forma homogénea relativa al carácter político de los distintos planteamientos. En el caso del POLISARIO lo tiene fácil porque gobierna sólo y no hay ideas dispares, ni oposición que le impide llevar a cabo sus objetivos.

El objetivo principal de todos los saharauis sin duda y que estamos todos de acuerdo es conseguir la independencia del Sahara occidental y a la espera de este fin los saharauis debemos fortalecer y desarrollar en la medida de lo posible nuestras instituciones, con programas acordados y definidos por el único partido en el gobierno, el Frente Polisario.

 Lo que nunca vamos a estar muchos saharauis de acuerdo con la dirección del Frente Polisario es que ante a la ausencia de un programa político claro y práctico tenemos que estar con los brazos cruzados viendo como nuestras instituciones desaparecen. Los saharauis estamos padeciendo una crisis institucional, hemos perdido el apetito ya no sentimos la crisis alimentaria que tenemos, nos supera más la crisis institucional. Es un hecho sin precedentes, la incapacidad del Frente Polisario para hacerle frente ha llevado al pueblo saharaui a una situación insostenible que es necesario superar cuanto antes.

 El balance de los últimos años resulta desolador, países que retiran su apoyo a la causa, decadencia en el censo de la población, gente joven que abandona a los campamentos porque no encuentra oportunidades, sistema educativo incapaz de avanzar y unas cuentas públicas fuera de control. En definitiva, un mal gobierno que no genera confianza y pone en peligro real el futuro de todos los saharauis, hay una falta de estrategia y de horizonte.

Si nos fijamos en algunos de los principales ministerios de la RASD, podemos entender verdaderamente el caos de las instituciones saharauis.
El ministerio de educación, carece de formación de profesores, las becas están muy limitadas y reservadas de antemano, los colegios mermados de tanta ausencia de profesores y medios educativos.
 El ministerio de defensa nuestra gran baza para presionar al enemigo, abandonado por militares con mucha experiencia para poder dar de comer a sus hijos, no hay formación militar continua de gente joven y lo peor de todo la gente ya no tiene voluntad para listarse en el ejército porque para estar sentado en los puestos militares sin hacer nada es mejor buscarse la viada en otros sitios.
El ministerio de sanidad, un fracaso total de los responsables saharauis que no han aprovechado la gran ayuda de los amigos que apoyan a nuestro pueblo y que han inyectado este ministerio con grandes proyectos. Hay un deterioro total de los hospitales, abandono del 90% de los médicos y venta de médicos donados al pueblo saharaui.
El ministerio de comercio, desconocido por la propia sociedad saharaui y aprovechado por la familia que le toca administrarlo. La luna roja saharaui un imperio gestionado por una pandilla y que el pueblo no sabe lo que entra y lo que sale de los miles de hangares situados en rabuni, eso sí, la gente se entera en las noticias cuando escasean los alimentos y el jefe de turno casi llorando pidiendo auxilio a los amigos del pueblo saharaui. El transporte no tiene funciones porque el pueblo no lo usa y me consta que tiene unas subvenciones anuales importantes de algunas comunidades Españolas que apoyan a la causa saharaui.
El ministerio de equipamiento es un desastre porque a buen entendedor pocas palabras. Respeto profundamente las personas invidentes, pero El cargo lo pueden hacer otras personas mejor. Tesorería central, no la entiende ni el gobierno saharaui, querrán decir tesoro central de la presidencia porque ni fu ni fa.
El ministerio de exteriores el mayor despilfarro de lo poco que tenemos los saharauis y que desgraciadamente es un cero patatero. Hace poco el presidente y sus amigos han dejado el país en vilo porque procedían a una remodelación del personal político que representa este ministerio y resultó una falsa alarma porque han recolocado las mismas caras de siempre para que nos representen en muchos puestos políticos. No han tenido en cuenta la gran crisis mundial. Me gustaría que algún responsable saharaui del ministerio de exteriores me explicara de qué viven seis delegados saharauis en Andalucía, cada uno arrastra con él su familia y algunos más. Por último me ha llamado la atención que existe algo parecido a un ministerio llamado dirección central de control e inspección, por DIOS, no insultáis al pueblo saharaui, todo lo que está pasando de malo en los campamentos es porque precisamente no hay control de nada, ni hay inspección porque no puede haber en un sistema tan corrupto como el que tenemos en los campamentos.
Hay muchos ministerios que realmente tienen que desaparecer porque no caben en la estructura actual y sólo producen gastos innecesarios.

 El primer responsable es el Presidente de la RASD, quien nombra a su libre arbitrio a quien le viene en ganas para ser ministro, o miembro del cuerpo diplomático y para ello basta con la lealtad perruna, sin tener en cuenta los méritos y capacidades del nombrado. En segundo lugar tiene mucha responsabilidad los ministros que no saben, ni cómo, ni cuándo poner atención a temas tan importantes de su cartera, porque realmente no tienen dominio de los asuntos del ministerio ya que no han estudiado la correspondiente titulación académica. Además no tienen el valor suficiente para dimitir.
El Frente POLISARIO necesita el cambio para gobernar de forma austera, eficaz y transparente. Sólo con un compromiso reformista auténtico se pueden arreglar los problemas, el presidente no debe ser omnipresente en todo, debe contar con la mayoría.
Desde el año 1991, estamos en una depresión incurable debido a los grandes fracasos de nuestra política que no queremos aceptar, pero están ahí esperando desaparecer con algunas hazañas que no vienen porque son tiempos difíciles y los verdaderos héroes los estamos enterrando cada día en unos cementerios prestados. Desgraciadamente el tiempo juega en contra de nuestra causa y debemos reaccionar para cambiar las cosas. Hago un llamamiento a los saharauis para exigir al gobierno del frente POLISARIO, mayor transparencia, austeridad, mayor control de las cuentas públicas, educación de calidad, priorizar en salud, bienestar de nuestros mayores, derechos para las víctimas de la guerra y sobre todo una urgente regeneración de los malos dirigentes que llevan la dirección del querido Frente Polisario.

Said Mahamud
15.10.12
Said.mahamud[at]yahoo.es


-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

1 comentario:

Honesto hosein dijo...

Hace unos días, he visto el artículo escrito por Said Mahamud, titulado ¿Tiene el Polisario un programa político?
Desde el punto de vista teórico, en todos los Congresos Generales del Fpolisario, se presenta un Programa de Acción Nacional, es un programa ambiguo, e ineficaz, ya que no esta sujeto a ninguna norma, y los objetivos no están argumentados estadísticamente, para que la Dirección Política, responda al final de la legislatura por el cumplimiento de los mismos.
Ya que no existen normas, ni control, y la legislación no es mas que un adorno, para enseñarla a los visitantes y demás organizaciones y asociaciones, para hacerles creer que somos un país democrático, mientras que en la practica, no somos mas que un pueblo que esta gobernado, al estilo de Pancho Villa. En la RASD no están gobernando, ni los mejores, ni los mas capacitados, el Gobierno está compuesto por los corruptos, los tribalistas, los ladrones y los ignorantes.
A lo largo de toda la historia del F.Polisario, jamás nos hemos enterado, de que la dirección Política, o el Gobierno Saharaui, a través del Ministerio de Justicia, el Parlamento, o la policía, han suspendido o detenido a ningún dirigente, por malversación de fondos, o abuso de autoridad, mientras que todos nosotros, estamos viendo, que algunos responsables de determinadas instituciones, las están desvalijando, como si fueran empresas privadas de su propiedad, hasta cuando nuestro pueblo va a seguir permitiendo que unos corruptos oportunistas, que se han perpetuado en el poder, y que están gobernando en nuestro nombre.