20.10.13

EL AUTOR SEUDÓNIMO

por Ahmed Hatra

Seudónimo  es un nombre que el autor usa para ocultar su identidad. De hecho, algunos seudónimos son tan consolidados que muchos lectores ni saben los verdaderos nombres de  los buenos escritores. Algunos autores usaban seudónimos para respetar convenciones sociales, religiosas, y  para evitar la Inquisición, la represalia o la persecución. Otros autores simplemente prefieren otro nombre a su verdadero para no lucir sus conocimientos  o porque creen que tendrá mayor acogida entre los lectores, algo que no sucede en todos momentos y en especial cuando el objetivo del escritor es una rectificación de hechos sucedidos o la crítica de una situación errónea cometida por otros.
 Los autores de los artículos,  en sus mayorías critican alguna situación que vea el autor deficiente o expresa sus ideas en el marco del trayecto nacional con el objetivo de lograr nuestros deseos en arrebatar nuestra independencia. El pueblo saharaui  hoy en día necesita intelectuales que suman y no dividen que llevan en sus virtudes una apología determinante que vela por el interés común de todas las facetas de la sociedad.
Lo más importante para el autor es divulgar sus ideas mediante un mecanismo, pero lo más significativo para los lectores  es saber la identidad verdadera del autor de las ideas  y no la ficticia que se mueve por debajo de un rostro con nombre y apellidos falsos.  Cualquier autor, que revela su identidad le proporciona una sensación agradable ante sus lectores y entre sus conocidos, que mayoritariamente no sabían de su capacidad literaria.
Se puede conocer la personalidad de una persona, sus temores, sus fobias, sus aptitudes, sólo con el análisis de su letra así podemos desvelar nuestra intimidad cada vez que realizamos  un escrito.
Prácticamente todos nos conocemos aunque ocultamos nuestra identidad debido a que somos un conjunto muy reducido de autores de artículos para no decir que somos escritores, porque aun  carecemos de las cualidades profesionales necesarias, algunos del conjunto se llevan más por sus inclinaciones socio-políticas  y carecen de la ética honesta. Lo más absurdo es cuando el autor seudónimo expresa sus ideas extravagantes desde su rango político que ejerce dentro del sistema administrativo cubriéndose por un fino manto de  hipocresía. El político honrado no solo se quita de en medio u oculta su rostro cuando critica alguna situación, si no  debe tener integridad para hacer  frente a los retos que se le  vayan presentando,  y en especial en estos momentos, donde no es necesario ser un buen orador conocido por la gente, a veces ocurre que la palabra se contradice con los hechos,  además tiene el deber de solventar satisfactoriamente los nuevos retos que se les plantea a consecuencia de sus criticas y,  establecer un  nivel de credibilidad para aglutinar  la sociedad a su alrededor  para poder concretar y alcanzar los objetivos que deseamos en común. Algo que no lo puede lograr un seudónimo.
 Sin embargo, no es sorprendente que las fuerzas activas de la sociedad se dispersan en busca de nuevos métodos para alcanzar el objetivo principal en construir un estado soberano, ejemplo del mismo la creciente indignación desafiante al invasor  en las zonas ocupadas.

Ahmed Hatra
hetra2[at]hotmail.com
20.10.13

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark