1.8.15

En Jerusalem no se escuchará a Aziza Brahim

por Lehdía Mohamed Dafa 

“Pobre del cantor que no halle el modo de tener bien seguro su proceder con todos” Pablo Milanes

La cantante saharaui Aziza Brahim ha anunciado que cancela su actuación en el “Jerusalem Sacred Music Festival Season 2015”, al que suponemos fue invitada. Le dimos los parabienes cuando anunció su participación y seguimos a su lado, respetando su decisión, en la que sin duda han podido influir las críticas, e incluso llamadas al boicot a sus actuaciones, por parte de personas destacadas del llamado “movimiento solidario”. No se trata ya de considerar si llevar la música saharaui al corazón de la capital del Estado de Israel es igual a apoyar su política o por el contrario dar a conocer allí la nuestra… Aziza no es una embajadora de la RASD, no está en “nómina” del Ministerio de Cultura, ha logrado sólo con su esfuerzo y su arte ser una figura internacionalmente reconocida; es simplemente una cantante, una artista que ha sufrido el refugio y que está comprometida con los anhelos del pueblo saharaui de recuperar su tierra y su libertad, y así lo canta.

Aquellos que tratan de poner fronteras, censuras o territorios de exclusión a la cultura y el arte, amparándose en ideologías, sin pretenderlo, se alinean con los episodios mas oscuros del totalitarismo. Si hay algo que requiere la mayor dosis de libertad es la creación y la difusión de las obras. Si hay algo que puede restañar las heridas de la política y la guerra es la música, como nos enseñó Edward Said y Daniel Barenboim creando la  Orquesta West-Eastern Divan, compuesta por jóvenes músicos árabes e israelíes tocando juntos, armoniosamente.

Cuando supe la noticia de la actuación de Aziza en “territorio ocupado” y vi las reacciones de la militancia y el activismo progresista no pude evitar pensar en los saharauis que deciden retornar, en los saharauis que hartos del refugio eterno y con la esperanza agotada, quieren volver a vivir en su país, aunque este esté ocupado, aunque esa decisión les prive de la ayuda humanitaria; saharauis, que aunque sabemos que nunca entregarán su corazón a Marruecos, sobre ellos se arroja la sombra de la sospecha y el reproche, construida desde un perverso entramado de intereses inconfesables que alimenta el statu quo. Como en la granja orwelliana hemos acabado llegando a una situación en la que “unos son mas iguales que otros”.Todos estamos sometidos al indeseable escrutinio de estos jueces del recto comportamiento que utilizan sus clichés ideológicos y su moralidad asamblearia para anatematizar cualquier “conducta desviada”, cualquier salida del redil.Los saharauis, cómo Ulises, algún día tendrán que atarse al mástil de su futuro como pueblo soberano para no dejarse seducir por los cantos de sirena de tantos “amigos”, que a veces confunden nuestra hospitalidad y gratitud con otorgarles derecho de acampada ideológica.Y mientras tanto: que nadie ose silenciar la música.

Lehdía Mohamed Dafa
31.07.15
lehdia.m.dafa[at]gmail.com
-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

12 comentarios:

Fadili salem dijo...

Hola.
He leído tu comentario sobre la decisión de Aziza. Supongo que no le habrá sido fácil tomar esta decisión, ya que para ella, lo más sencillo hubiera sido participar. Por que es de suponer que la han invitado, no entiendo tu sospecha. Si esta o no en "nomina" del ministerio de cultura, eso es cosa de ella. Por lo menos no nos deja en entre dicho.
Cómo siempre aprovechas cualquier resquicio para atacar al polisario. Todos sabemos que el polisario no retiene a nadie en contra de su voluntad. Entiendo que los que se van o defienden otra salida que no sea la independencia, pertenecen al otro bando, se llamen como se llamen.
Aveces me pregunto si la que escribe estos comentarios tan dañinos para nuestra causa eres tú.
El que lo hace, ya que trata sobre los sentimientos de los demás, considero que carece de ellos. No te hemos hecho tanto mal, para que a la menor oportunidad nos pongas a parir. No cabe separar a los sharauis por un lado y al polisario por otro. saharauis = polisario y viceversa. esto siempre es y será así, por mucho empeño que pongan algun@s.
gracias y como siempre te digo, hay que ser mas positivo.

Huneifa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Huneifa dijo...

((( Solicito a ARSO.ORG la sustitución del comentario anterior por éste otro. Es el mismo texto, sólo que he añadido, al final, mi nombre real)))) GRACIAS.
Menuda frase:
"...al corazón de la capital del Estado de Israel..."
A veces, el subconsciente, traiciona de una manera grosera.
Tan categórica afirmación, la de que Jerusalén (Jerusalem es la versión judía del término) es la capital del Estado de Israel, es contraria al Derecho Internacional.
Resolución 478 de 1980 del Consejo de Seguridad:
“El Consejo ‘censura en los términos más enérgicos’ la decisión de Israel de convertir a Jerusalén en su capital.”
“El Consejo determina que todos los actos legislativos y administrativos adoptados por la Potencia Ocupante, sobre Jerusalén, son nulos y carentes de valor y deben dejarse sin efecto inmediatamente”.
Por lo demás, ningún Estado reconoce esa capitalidad y todas las Embajadas extranjeras acreditadas ante Israel, están en Tel Aviv y ninguna en Jerusalén.
Esto por no hablar de la posición de la mayoría de los países árabes y de otras partes del mundo que ni siquiera reconocen al Estado de Israel, como para, encima, reconocerle Jerusalén como capital.
Y cuando una opinión es tan pro israelí, a la cantante Aziza, le trae más enemigos que amigos.
Haddamin Moulud Said.

Lehdía Mohamed Dafa dijo...

En relación a la capitalidad del Estado de Israel, que existir existe, le reconozca quién le reconozca, nos remitimos a la Wikipedia
https://es.wikipedia.org/wiki/Jerusalén

Niko dijo...

A Lehdía Mohamed Dafa,
Hola Lehdía,
Quiero responder y hablar contigo de lo de Aziza, pero voy a hacerlo en francès, porque sería bastante difícil para mi en castellano, ¿espero que entendras? (Es un poco largo, entonces haré dos comentarios.)
Primero
Je suis sûre que tu aimes beaucoup Aziza, sa personne et son talent de chanteuse. Je ne la connais pas personnellement mais j’adore aussi ce qu’elle chante, comment elle chante, elle mérite le surnom que lui a donné un admirateur : « star du désert ». Elle témoigne pour le peuple sahraoui, pour son désir farouche de retrouver sa terre et sa liberté.
Alors, j’ai été vraiment très surprise quand j’ai appris qu’Aziza devait participer au « Festival de musique sacrée de Jérusalem » (qui n’est pas la capitale de l’Etat d’Israël, aucun pays ne la reconnaît comme ça…). Mais je n’ai pas pensé que c’était une faute morale ou une trahison de sa part, j’ai pensé que c’était une erreur, et je le pense toujours (je dirai pourquoi tout à l’heure).
Ce qui m’a étonnée encore plus, c’est ta réaction Lehdía, ta défense jusqu’au bout d’Aziza, y compris dans sa décision initiale de participer à ce Festival (son erreur selon moi). J’ai fini par comprendre qu’elle avait subi de la part de certains une véritable campagne de dénigrement, en Espagne, mais aussi en Amérique latine, où j’ai trouvé un appel à la boycotter si elle ne renonçait pas… Plutôt salaud comme argument ! Après, une fois qu’elle a renoncé, il y avait encore des commentaires sur le Net du genre « donneur de leçons » (« que sirva de lección » !). Bref, des comportements méprisants qui justifient ta défense déterminée d’Aziza. Mais je ne pense pas qu’ils étaient majoritaires. Tous ceux que j’ai partagés sur les réseaux sociaux exprimaient une demande insistante à ne pas participer, et non une accusation/dénonciation. D’ailleurs Aziza, dans son communiqué final, a su très bien répondre à tout cela : « Quiero agradecer sinceramente la comprensión y el apoyo de mis seguidores, así como el respeto que muchos me han mostrado al manifestar sus opiniones » (« Je veux remercier sincèrement ceux qui me suivent pour leur compréhension et leur soutien, et pour le respect que beaucoup d’entre eux m’ont montré en donnant leur opinion. »)…
Mais il faut en venir à l’erreur. Aziza, qui chante pour le peuple sahraoui, ne peut pas croire que sa participation au Festival de Jérusalem serait innocente. Même si elle ne veut pas être « l’ambassadrice de la RASD », son attitude, ses paroles, ses concerts ont un sens politique, pour les Sahraouis eux-mêmes, pour tous ceux qui les soutiennent, pour les Palestiniens et… pour les Marocains.

Huneifa dijo...

El argumento que esgrimen los defensores de una Potencia Ocupante consiste en creerse lo que pone el sitio web de Wikipedia, dejando de lado lo que dicen las Resoluciones del Consejo de Seguridad de NNUU y, también, la Asamblea General de NNUU.
Para quienes hayan ido a leer ese enlace, les recomiendo, que lean la versión árabe de esa misma entrada. Es decir, una vez en el texto, hacer clic en la palabra “العربية árabe” que aparece en la columna de los idiomas que aparece a la izquierda. (Si lo prefiere, el enlace es este: https://ar.wikipedia.org/wiki/%D8%A7%D9%84%D9%82%D8%AF%D8%B3)
Si la versión castellana, para afirmar la capitalidad de Jerusalén para Israel, se basa en una ley israelí, la versión árabe, por su parte, se basa en la Proclamación de Independencia de Palestina, hecho en Argel, el 15-11-1988, por el que se declara que Jerusalén, Al Quds para los árabes, es la capital de Palestina.
O sea, los lectores, en efecto, pueden acceder a ese sitio web que ha sido facilitado por quienes defienden las tesis israelíes, pero también pueden entrar en la versión árabe de esa misma entrada.
Y ante las discrepancias tan notorias, no habrá más remedio que atenerse a lo que dice la ONU y el Consejo de Seguridad, algo que, por lo visto, se niegan los nuevos defensores de la Potencia Ocupante.
Haddamin Moulud Said.

Niko dijo...

A Lehdía Mohamed Dafa,
Aquí es la segunda parte de mi comentario sobre las decisiones de Aziza (en francès perdón) :
Le plus grave, c’est vis-à-vis des Palestiniens. Car Jérusalem-Est, où se trouve la Tour de David dans laquelle ont lieu ou auront lieu les concerts, est une terre palestinienne occupée, une terre dont des milliers d’habitants palestiniens ont été chassés, leurs maisons spoliées au profit de colons israéliens. La société civile palestinienne (et non les instances dirigeantes du Fatah ou du Hamas) a lancé depuis 2005 le mouvement BDS (Boycott-Désinvestissement-Sanctions), inspiré du mouvement de boycott qui a permis aux Africains du Sud d’en finir avec l’apartheid. Ce mouvement BDS en Palestine a le soutien d’une partie de la société civile israélienne rassemblée dans l’association Boycott from within (« Boycott de l’intérieur ») ; il s’est beaucoup développé depuis 10 ans. Il touche les aspects économiques, les ventes d’armes, et aussi les aspects culturels ; des fonds d’investissements occidentaux se sont retirés d’Israël, et des artistes internationaux ont renoncé à leurs concerts dans le pays. BDS devient une vraie gêne pour Israël, bien plus que les condamnations de la communauté internationale qui n’ont aucun effet sur cet État nourri à l’impunité. C’est pour ça qu’une artiste engagée pour la dignité et la liberté de son propre peuple ne peut pas ne pas être solidaire des Palestiniens, ne pas les aider à connaître leur "moment sud-africain" (le mot est de Omar Barghouti), la fin de leur apartheid à eux...
Dans ces conditions, le débat qui selon toi, Lehdía, aurait dû avoir lieu – « Apporter la musique sahraouie au cœur de Jérusalem, est-ce soutenir la politique de l’État d’Israël ou au contraire donner à connaître là-bas la lutte du peuple sahraoui ?» – est hors de propos, car, malheureusement, Israël se fiche bien du soutien d’une artiste sahraouie à sa politique, alors que les Palestiniens ont besoin du soutien international (y compris symbolique) à leur mouvement, d’une part ; d’autre part, ceux qui pourraient aimer découvrir la lutte du peuple sahraoui, à savoir les Palestiniens et les progressistes israéliens, seraient déçus d’avance et risqueraient fort de boycotter le Festival…
En revanche, les « récupérateurs » seraient certainement bien là : au premier chef les Marocains, trop contents de pouvoir dénoncer une chanteuse issue des camps de « séquestrés » de Tindouf pour soutien à la politique d’occupation des territoires palestiniens par Israël !
Je pense que personne ne veut censurer Aziza. Il n’y a pas d’idéologie dans le mouvement BDS, seulement la volonté – un peu violente parfois – d’être solidaire avec les Palestiniens. Et l’avenir est dans le développement de la solidarité des Palestiniens avec les Sahraouis, jusqu’à maintenant trop limitée. Car tout les rapproche : l’occupation, la colonisation i, l’existence de murs, l’impunité du régime israélien comme du régime marocain, les liens nécessaires et pourtant insuffisants avec la population civile de la puissance occupante, etc.
En laissant libre cours à la créativité des artistes, à celle d’Aziza.

Lehdía Mohamed Dafa dijo...

Sr. Niko, lamento no saber francés, ni conocer su identidad.
Me ha parecido entender en sus comentarios las razones del boicot (BDS) al Estado de Israel por su ocupación del territorio palestino. Es una iniciativa política pacífica que merece todo mi respeto y consideración. Pero, si usted a leído mi artículo se habrá dado cuenta que mi intención no es reflexionar sobre el conflicto judío-palestino sino hacerlo sobre: la instrumentación política de la cultura y el arte; sobre el retorno o la presencia de saharauis en un territorio ocupado por la fuerza como es el del Sahara Occidental; sobre la policía moral que nos vigila y calumnia (en otros comentarios puede ver algunas muestras) y sobre la excesiva tutela política o marcaje ideológico de algunos de nuestros amigos solidarios.
Merci beaucoup. Cordialement

Niko dijo...

Hola Lehdía,
Perdoname, hablé del tú directamente !
Ahora trataré de escribir todo en castellano, aunque no sea muy bueno…
Bien entendí tus intenciones creo ; y comparto al menos dos de tus posturas, sobre « la excesiva tutela política o marcaje ideológico de algunos de nuestros amigos solidarios » (lo entendi cuando descubrí que unos apelaban a boicotear Aziza), por una parte, y « sobre la policía moral que nos vigila y calumnia » por otra parte (bien ví algunas muestras en los comentarios).
Pero no creo que puedes hablar de « instrumentación política de la cultura y el arte » a propósito de la demanda a Aziza de no participar en el Festival de Jerusalem. Aziza no es cualquiera artista. Representa a su pueblo. Y su pueblo esta oprimido al igual del pueblo palestino. Pedirla solidarizarse con los Palestinos boicoteando ese festival es una petición, no es instrumentalizar su arte, no es censurarla.
Trató de argumentar eso ayer en francès, porque fuí de los que la han pedido cancelar su participación, y la agradecí mucho de haberlo hecho.
En cuanto al « retorno o la presencia de saharauis en un territorio ocupado por la fuerza como es el Sahara Occidental », no entiendo la relación con la ida de Aziza a Jerusalem. Pero bien entiendo que ese tema te preoccupa, y lo respeto.
Muchas gracias por tu franqueza. Un cordial saludo.

arso dijo...

comentario por Emhammed Ali Al Ghasi

Israel no es el Lugar indicado para divulgar la musica, o expresar sentimientos pacifistas. Aziza con su decision, sobre todo se salvo de aprender a „cantar la musica del Mosad“.
Saludos cordiales
Emhammed Ali Al Ghasi

SAID dijo...

Aziza canta a la lucha del pueblo saharaui y a la libertad de los pueblos,los que escuchamos su musica no nos sorprende su decisión porque es acertada y acorde con los principios de la revolución del 20 de mayo que lidera el Frente Poliario.
Aziza no recibe ningún atributo de la administración como la mayoría de los saharauis en los campamentos pero está siendo apoyada por el Polisario para desarrollar su actividad como artista y llevar su voz a la esfera internacional. Dra.Lehdia has hecho una comparación ridícula de la situación con los saharauis que deciden abandonar los campamentos rumbo a Marruecos.He leído en algún otro articulo tuyo tu defensa a estos personajes traidores de la patria y no puedes aprovechar cualquier ocasión para demostrarnos que son héroes porque es intolerante que una persona culta y respetada como tu insistes en vestir al mono con traje y corbata porque seguirá siendo mono.saludos.

Alamin Alamin dijo...

Aziza tenia que haber cantado en Jerusalén