23.10.16

La visita del genocida Ladsous al Sahara Occidental: mal asunto

 por Haddamin Moulud Said.

Si por algo ha destacado el francés Hervé Genocide Ladsous, ha sido por su sumisión total a los intereses de Francia en la política global y, especialmente, en África.

Su nombramiento, al frente de las misiones de paz, ha sido un auténtico hándicap para los sucesivos secretarios generales de NNUU. Lejos de adoptar una línea acorde con el espíritu del Secretario General de turno, a menudo no tan alineado con el Consejo de Seguridad, el francés Hervé Genocide Ladsous, ha seguido una política absolutamente lineal con los intereses de Francia.

El sentido común indica que, si alguien no debe estar contento con una Misión de Paz sin competencias en materia de DDHH, ese alguien debe ser el máximo responsable de las misiones de paz, o sea, el Sr. Hervé Genocide Ladsous. Sin embargo, lejos de estar preocupado por la cuestión, él ha sido el artífice de la resistencia a que esa misión tenga competencias en materia de derechos humanos.

Cómo se explica, entonces, que una teocracia medieval pueda expulsar a los soldados del Consejo de Seguridad de NNUU sin que éste emita una sola declaración de condena.

Marruecos ha salido indemne de su pulso con el Secretario General de NNUU y de su polémica expulsión de los cascos azules, gracias al Sr. Hervé Genocide Ladsous.

Y para qué viene, ahora, el Sr. Hervé Genocide Ladsous? El Consejo de Seguridad lleva varios meses metido en un auténtico atolladero, sobre todo, a partir de la crisis de El Guergarat. De momento no ha prosperado ninguna iniciativa para resolver la cuestión. Las pretensiones tendentes a que la ONU asuma la construcción de la carretera que proyectaba Marruecos, han chocado de plano con la férrea oposición del POLISARIO. Y la cosa quedó en tablas en ese punto muerto. Ladsous viene, ahora, para cocinar alguna solución muy del gusto de Marruecos.

Cuando la humanidad conoció uno de los crímenes más terribles de África, el Genocidio de la Región de los Grandes Lagos, el Sr. Ladsous ocupaba el cargo de Representante Permanente de Francia en la ONU. Y, justamente, por su posición y apoyo decidido en favor del gobierno genocida de entonces, pasó a ser conocido como Hervé Genocide Ladsous.

Quizás la mejor definición que se puede decir de este hombre es aquella misma que aparece en su curriculum vitae: ha sido Representante Permanente de Francia en Ginebra. Representante Permanente de Francia en la ONU. El Representante Permanente de Francia en la OSCE y embajador en otros varios Estados. Qué se puede esperar de alguien que condensa, en su cabeza, todos los arcanos de la política exterior de un país destacado, precisamente, por esa pésima política exterior.

Lo peor del caso es que el Sr. Hervé Genocide Ladsous visita el Sahara Occidental, después de su enorme decepción por no haber sucedido a BKM al frente de la ONU, tal y como era su aspiración.

Lejos de su habitual espíritu de colaboración, el POLISARIO, haría bien en tratarlo con la máxima cautela y con toda la desconfianza que se pueda exhibir en público y en privado. Al fin y al cabo, los saharauis, al menos, los saharauis, no esperamos nada bueno de esta visita.

Quizás el hecho de que los EEUU hayan propuesto una visita del Consejo de Seguridad al Sahara Occidental, constituya la mejor prueba de la escasa confianza que el personaje infunde en ciertos países miembros del Consejo de Seguridad.

Haddamin Moulud Said.
ibnuabirabiaa[at]yahoo.es
23.10.16

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark