2.1.17

HÉROES ANÓNIMOS

por ABDALAHI SALAMA MACHNAN

¿Que habrá sido, de aquellas personas que admiramos o reverenciamos?.

Los pasajes más emocionantes se reservan para los momentos agradables. Recordar a aquellos héroes anónimos me transporta automáticamente a los años de la inocencia, luego a los años de divina juventud. A veces cuando la nostalgia me acecha, decido rebobinar en mis recuerdos esperando encontrar o saber algo de aquellos héroes anónimos. Aquellos que en un determinado tiempo nos han llenado el vacío que agrietaba nuestras almas. Tiempos canallas son los que vivimos hoy en día, en los que nadie se acuerda de ellos. Vivimos en un mundo frenético, dónde la máxima es intentar hacer más en menos tiempo, la inapetencia y el olvido se han instalado en nuestras vidas.

Sacrificamos la calidad en aras de la cantidad; la elegancia, el estilo y la reflexión parecen sucumbir a las prisas de esos tiempos canallas. Hoy, después de largos años, he decidido derramar esta tinta en recuerdo a aquellos héroes anónimos, hombres sencillos que han librado titánicas batallas en la formación de muchas generaciones de Saharauis. Hombres, que nos retrotraen en el tiempo a un pasado señorial y brillante. Esos hombres son los que nos acompañaron durante muchos años en Cuba, como monitores, padres, guías, consejeros y protectores. Sentir gratitud en la vida, demostrar agradecimiento hacía aquellos que nos dieron una mano, es algo que habla bien de uno mismo; es un gesto hacia nuestros pares que nos han dado su apoyo en dificultosos momentos. Recordarlos es rescatar parte de nuestra memoria histórica. Esos héroes anónimos tienen nombres y apellidos:
HABIB MOHAMED FAKALA, ABDELHAY MOHAMED, EHMUDI MOHAMED EMBAREK LEBSIR, MOHAMED BACHIR EHMEDNAH, ABDELMAYID NAJLI (BARURA), LUALI MAMUN EHNIN, MULAY AHMED LEBSIR, FADLI ALI CHEIN, MAHYUB MUEISA (que en paz descanse), BEIBAT CHEJ WELD EHUEIDI, ABDALA MULAY MOHAMED, BOMBA CHADAD, ABDALAHI ABDERRAHMAN, JATRA LILI, HAMMA BACHRI, MUSTAFA SALEK DAH ZAMIT, MAHMUD BACHIR ALEM, CHEJ SIDI ABDALA, HAMADA EMHAMED OMAR, BRAHIM BEIHA, ABDALA LEJLIFA EREIGAS, HABIB BULAHI FADEL, AB.BA NOUCHA, SULEIMAN HUSSEIN, MOHAMED LAMIN GAJBAL, BAMBA EMBAREK ALI, SAID FEKU, LEFQUIR MAMUNI ZEIN, ALI BRAHIM OMAR (AHLI), AHMED HAMUDI, BAMBA CHARGUI, HAMUDI MOHAMED SALEM ALEIA, MOHAMED CHADAD BRAHIM, MOHAMED SIDAHMED (EL KORNETI), ALAL BUDAH, BRAHIM HUSSEIN BAHÍA (BAH), HAMADA BATI GREIFA, BACHRI BABA ADA.A, SABUTI (que en paz descanse), SIDATI, NEMA, MA-ANA.
Recordar a cada uno, — como eran en aquel entonces en su quehacer diario—, es premiar a sus bondades y a sus virtudes. No me pregunten cuál ha sido mejor, pues entre todos se complementaban. Han servido con entrega y dedicación.

A modo anecdótico, con HABIB MOHAMED FAKALA guardo con mucho cariño, un imborrable recuerdo. Trabajaba yo en aquel entonces por las mañanas en la radio local del Instituto Preuniversitario (IPUEC #5); el reloj marcaba las siete de la mañana, hora en la cual empezábamos a emitir nuestro programa matinal, que duraba hasta las nueve, buscábamos una segunda alternativa entre los programas convencionales de la televisión estatal cubana. Nuestro programa matinal combinaba contenidos musicales (canciones saharauis de perfil revolucionario) con la información, las efemérides y los concursos. Entre las noticias se destacaban las que nos llegaban del Sahara sobre la situación del conflicto. También poníamos énfasis en las informaciones de ámbito local.

En una de aquellas mañanas, en aquel diminuto y acogedor espacio, empecé a enchufar cables, probar sonidos, conexiones, comprobar la línea del micrófono, etc..; empezaba la cuenta atrás para la salida al aire del programa matinal de la radio, activé la tecla ON de encendido: ¡Saludos matinales! Buenos días radioyentes, aquí estamos un día más en la onda, son las siete de la mañana en todo el archipiélago cubano. Acto seguido accidentalmente, toqué un botón que no correspondía y terminé por sintonizar una frecuencia de la radio Siboney, y en aquel momento tenían en su repertorio de programa musical a unas baladas en inglés. No entendía ni la letra ni el contenido, pero era una música sumamente preciosa, preso de los nervios por no saber apagar aquello porque estaba al aire y toda la escuela lo estaba escuchando, cuando de repente apareció HABIB, pegando puñetazos al vidrio de la ventana del habitáculo, dando señales de que apague eso y que salga. Lo consideraron una falta leve, tuve una sanción de un mes lejos de mi habitáculo y los micrófonos.

Con el tiempo, terminé por agradecer muchísimo aquella sanción, porque descubrí que aquella lírica que sintonicé accidentalmente en la radio Siboney, correspondía a Bruce Springsteen, y que aquella canción se llama “Hungry Heart” corazón hambriento. Con los años, me convertí en un indiscutible admirador, coleccionando al completo la música, de este gran cantante y compositor estadunidense. Apodado a menudo THE BOSS (El jefe).

En Marzo del año 2016, veinticuatro años después, fortuitamente me encontré con HABIB en el aeropuerto de Tinduf. La misma elegancia, exquisito en el trato, la misma ternura paternalista. Nos fundimos en un cálido abrazo, mi corazón bombeó sangre de tanta emoción. En aquel largo abrazo, me pareció escuchar de fondo la banda sonora del BOSS “Hungry Heart”. Para mi HABIB era y es el autentico padre, el autentico y venerado BOSS. Hay cosas, en fin, que nunca cambian.

ABDALAHI SALAMA MACHNAN, BARCELONA.
02.01.17
sah_camaguey99@hotmail.com

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

5 comentarios:

arso dijo...

enviado por Emhammed Ali Al Ghasi

Estimado Abdalahi
Que bueno es el escribir estas anectodas sobre compañeros que realmente fueron grandes al cumplir de la mejor manera con sus responsabilidades en tan difíciles momentos, ya que tenían que jugar el rol de padres, tutores, amigos y responsables, frente a miles de menores alejados de sus padres y su pueblo durante largos años.
Algunos fueron compañeros mios de clase como Habib Fakala, que es un verdadero personaje que solo sabe derrochar humor y compañerismo, y Berrura . Otros son amigos de la infancia como Hmudi Lebsir.

Aprovecho la ocasion para tambien por mi parte, rendirles ese merecido homenaje y mandarles mis mejores saludos y deseos.

Brahim dijo...

Un placer volver a leer anécdotas de mi padre, escritas por parte de sus preciados y agradecidos alumnos.

Saaid Abdu dijo...

honor a quien honor merece. Fueron verdaderos héroes en el silencio.gracias al esfuerzo que ellos hicieron somos lo que somos hoy en día. Todos guardamos afectadas y recuerdos de nuestra feliz infancia.

Ghaithy bach dijo...

Habib Fakala, representa una personalidad única, un padre,educador,maestro,amigo,hermano.
Creo que muchos reconocen sus méritos.

SAID dijo...

merecen todos los elogios.Gracias por recordarles, demuestra que eres muy agredecido.