22.7.10

Carta al periodista Chema Gil

por Salek Jatri Andala

Señor Chema Gil, ante todo un saludo, supongo que estará usted al tanto de lo ocurrido en el Aaiún (capital del Sahara Occidental, actualmente ocupada por Marruecos) el fin de semana pasado, ya que usted trata de mantenerse informado de lo que acontece en el norte de África y puede afectar de una manera u otra a la sociedad española, como bien sabrá, la policía marroquí arremetió contra la población saharaui que celebrara la llegada de un grupo de activistas de derechos humanos, de una visita a los campamentos de refugiados de Tinduf. Estaban presentes varios observadores españoles, para poder certificar que dicha celebración era totalmente pacifica, con la presencia de mujeres niños y ancianos.
La policía marroquí cargo contra ellos y contra los observadores españoles, y detuvieron a varios ciudadanos saharauis y golpearon a varios de ellos. Pero quizás usted desde su redacción, en su infinita sabiduría, me dirá que son cosas que pasan, que los saharauis son unos revoltosos, que es una provocación de parte de la población, que no se puede tolerar que un grupo de impresentables se paseen triunfales y pacíficamente por el Aaiún difundiendo su viaje a “la prisión de los campamentos de Tinduf”.
Pero claro esto que le expongo es solo el punto de vista de un Saharaui “revoltoso”, “con estudios universitario” y “que escribe desde la comodidad de Europa” como usted nos definió en un artículo suyo. Por ello para evitar que mi opinión contamine su “imparcialidad” le envío un enlace donde aparece la denuncia presentada por los observadores españoles presentes en el lugar (y la imposibilidad ante la negativa de la policía de aceptar la misma). Busque usted alguna respuesta oficial del gobierno marroquí, de seguro medios y contactos no le faltan, quizás así los “revoltosos saharauis” podremos saber porque se arremetió y se apedreo a la población el fin de semana pasado. Quizás le moleste a su majestad Mohamed VI, ¿o era “El comendador de los creyentes”? que los saharauis respiremos su aire, lástima que no podamos complacerlo, ya respiramos en su momento el napalm y el fosforo blanco que nos lanzo desde sus bonitos aviones desde el 1975 hasta 1991, y en estos días respiramos los gases lacrimógenos que sus educados policías hacen respirar a los “revoltosos” , pero la verdad es que de momento no hemos podido terminar de acostumbrarnos, será cuestión de tiempo que le cojamos el “tranquillo”.
Pero de lo ocurrido el fin de semana, no me sorprenden ni las piedras lanzadas, ni las detenciones, ni los golpes e insultos, ni los dientes rotos y los huesos machacados, solo me sorprenden dos cosas y son el silencio del gobierno español ante el apaleamiento, no ya de los ciudadanos saharauis (esos que se jodan) sino el de sus propios ciudadanos que se encontraban observando de forma neutral lo ocurrido ¿daños colaterales quizás?. Y por otra parte, el silencio de ustedes los periodistas y medios de comunicación, que son capaces de promocionar el turismo y las bondades de invertir en Marruecos (eso sí, previo paso por caja), a la vez que nos pintan un Marruecos defensor de los logros y bienestar de Occidente, valedor de todas nuestras atenciones y consideraciones. Qué triste que la vieja Europa y la chocha Francia no quieran ver más allá de sus propias narices. Serán cosas del Alzhéimer.

Salek Jatri Andala “El Ninserani” (salekjatri@yahoo.es)
Murcia. España
22.07.10
--------------
Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

1 comentario:

Abdelhak Aoufi dijo...

La carta dirigida al Sr. Gil Chena por el el Sr. Salek no tiene nada que ver con la realid del conflicto mencionado, es un tema muy cumplicado y sin salida, respecto a la intervenciçon de Argelia en el conflicto, que sólo está vinculado con intereses personales...