25.1.11

Quien dice NO primero, no le pasará nada

por Sid Hamdi Yahdih

Ningún saharaui, mayor o menor de edad, aunque recién nacido, cree ahora en el resultado de las negociaciones. Todos, tanto los habitantes de los Campamentos como los de las Ciudades Ocupadas, dicen que no habrá ningún resultado positivo a favor de ellos. Y hasta que algunos dicen que los negociadores saharauis, fulano y fulano, no creen, también, en la eficacia de las negociaciones. En resumen, la opinión publica saharaui está muy unida que la ONU, a causa de sus fracasos interiores, no podría obligar a Maruecos a dejar el Sahara a sus verdaderos dueños.
En cambio, la otra parte, el reino marroquí y los marroquíes, como los saharauis, no fían también en el resultado de las negociaciones. Es decir, Maruecos no cree que la ONU podría obligar a los saharauis, un día, de aceptar otra solución que no sea la independencia.

Si supongamos que ambas partes - Maruecos y el Polisario- no fían, en absoluto, en el resultado de las negociaciones, pues, ¿ por qué siguen negociando?
Tal situación nos invita a intuir la estrategia de cada parte en lo relacionado con las conversaciones directas.

1- La estrategia marroquí:
A Maruecos no le ha importado nunca el paso del tiempo, o mejor dicho, no tiene prisa y, por supuesto, puede seguir negociando mil años más. El discurso político marroquí actual se centra sobre dos planes:
- Plan A: Maruecos quiere convencer a los ciudadanos saharauis que las negociaciones son una perdida de tiempo. El objetivo de esta estrategia contempla sembrar la decepción entre los saharauis y, por lo tanto, podría empujarlos- según el sueño marroquí- a: dejar los Campamentos, o a sublevar contra el liderazgo saharaui.
- Plan B: este plan tiende a empujar al liderazgo del Polisario a perder los nervios, es decir, obligarlo a decir NO de una vez a la prolongación de las negociaciones inútiles. Maruecos cree que si el Polisario dice NO a las negociaciones se le cae el cielo encima ( el mundo entero se une contra él).
2- La estrategia saharaui
A los saharauis, y a raíz de las condiciones difíciles vividas en los campamentos y en las Ciudades Ocupadas, les irrita, y mucho, el paso y el peso del tiempo. No quieren más negociaciones inútiles. Pero, a pesar de ello, ellos también tienen su estrategia relacionada con la participación en los encuentros organizados por la ONU. Como hemos dicho antes la participación saharaui en las negociaciones, no tiende a llegar a una solución. Eso es casi imposible por todo lo que sabemos ( la transgresión marroquí, la incapacidad ye l fracaso de la ONU, la complicidad de las superpotencias). El único objetivo que los saharauis pretenden realizar de las negociaciones, actualmente, es hacer fracasar al plano marroquí de autonomía; creen que más rechazo y más negociaciones podrían obligar al CS de descartar definitivamente le Plan de Autonomía. Siempre según la estrategia saharaui, el fracaso del plan de autonomía marroquí significa el recurso a otra opción que, aunque sea mala, no será como la autonomía. El fracaso del plan de autonomía sitiará a Maruecos en la esquina entre la pared y la espada. Y por lo tanto, la ONU tendrá que intervenir, otra vez, y buscar otra solución basada sobre la autodeterminación.

Sin embargo, y aunque la ONU podría rechazar el plano marroquí y recurrir a otra sugerencia, pero, al fin y al acabo, no podría ni convencer ni obligar a Maruecos a dejar el Sahara, o convencer o obligar a los saharaui de rendirse. Aquí radica el problema. La ONU no podrá convencer a ninguna parte de ser más flexible y de dejar su postura tradicional.

Puesto que las dos partes no fían ni en las negociaciones ni en la capacidad de la ONU de resolver el asunto, por qué, pues, los saharauis, la parte afectada, no dicen NO clara a más negociaciones. Nadie cree que el rechazo saharaui de participar en más negociaciones tendrá resultados negativos sobre la lucha histórica del pueblo saharaui.

SID HAMDI YAHDIH
25.01.11
--------------Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark