10.2.13

Ciber ataque en defensa del colonialismo

Por los Cineastas Sudafricanos: Lebogang Rasethaba , Botshelo Motuba  y Mbuso Ndlovu
en la Revista The Thinker. Volumen 48/2013  
Titulo original : Hacking in defence of Colonialism
Traducido por: Elmami Brahim

Meses atrás, leímos acerca de un 'solitario' patriota marroquí que dejó inválidos temporalmente tres sitios Web del gobierno Sudafricano (Business Day; "Hacker defiende a Marruecos de la villanía Sudafricana", Thabiso Mochiko, 10 de diciembre de 2012). Entendimos después, que la principal motivación detrás de esta guerra cibernética contra el gobierno de Sudáfrica resultaba del reconocimiento y apoyo de Pretoria a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Según el supuestamente “nacionalista” marroquí llamado "H4ksniper", ha pirateado las webs porque: "... SA apoya a la [RASD] y es [enemigo] de Marruecos considera...Estoy defendo a mi país ", Decía.

Tanto como H4ksniper tiene todo el derecho a defender a su país, sería más apropiado para él decir: "Sólo estoy defendiendo la ocupación ilegal por mi país del Sahara Occidental."

De todos modos agradecemos a H4ksniper una cosa: Está atrayendo la atención de los medios y del publico sudafricanos sobre la situación del pueblo del Sahara Occidental, un territorio considerado como la última colonia de África. Tuvimos la oportunidad de visitar los campamentos de refugiados Saharauis el año pasado, con el propósito de filmar un documental sobre esas olvidadas gentes amantes de la paz y su lucha por la independencia.

Ríos de tinta han sido derramados por numerosos analistas en este país argumentando la apatía política entre nuestra generación, comúnmente conocida como "Generación Kwaito", por ese género de danza urbana famoso por sus connotaciones mas negativas que positivas.

Resueltos a no ser encasillados por nuestros predecesores, tomamos en serio aquél famoso toque de trompeta de Frantz Fanon que decía: "cada generación debe salir de una relativa oscuridad, descubrir su misión, cumplirla o traicionarla".

En mayo de 2012, como jóvenes cineastas decidimos hacer un largo viaje desde el extremo sur del continente africano a su extremo norte. Nuestro viaje a Argelia no partía del deseo de ver las atracciones turísticas del país donde Nelson Mandela y otros movimientos de liberación africanos recibieron entrenamiento militar durante las luchas de liberación anticolonial. Esta última consideración llevó a uno de los grandes hijos de África, Amílcar Cabral de Guinea-Bissau a llamar a Argelia la Meca de los revolucionarios!

Nuestro principal interés en viajar a Argelia era visitar los campamentos de refugiados Saharauis cerca de la ciudad de Tinduf, en medio del árido desierto del Sahara al suroeste de Argelia. El propósito de la visita era asistir a la novena edición del Festival de Cine del Sahara comúnmente conocido como FISAHARA

El objetivo del festival es, entre otras cosas, elevar la conciencia de la comunidad internacional sobre la situación de los refugiados y permitir a los saharauis contar su propia historia a través del cine dejando un duradero legado de habilidades y equipamiento en los campamentos. Hemos realizado un video documental sobre la situación de los refugiados Saharauis, que está programado para ser lanzado a principios de 2013.

Como jóvenes realizadores sudafricanos, somos de la opinión de que es importante comprometer a otros de nuestra generación con temas relativos a las luchas por libre determinación e independencia y cómo todos podemos entenderlos a través de nuestra propia historia similar. A otro nivel cabe decir que, como seres de raza humana, somos muy presuntuosos y superficiales cuando utilizamos términos como "postcolonial" cuando todavía existen apéndices coloniales en el continente, en particular nos referimos al Sahara Occidental.

Nuestra generación, post apartheid, encuentra a si misma lidiando con la angustia que va emparejada a tal cuestión, ahora “qué se supone que debemos hacer?" . Bien aquí, creemos, que es una digna y justa causa de la que las personas deben, al menos ser conscientes, y desde luego con este tipo de situaciones, uno nunca hace demasiado.

Es dentro este contexto donde deseamos proporcionar nuestra perspectiva sobre el tema del Sahara Occidental como lo entendemos nosotros los jóvenes sudafricanos.

Para los no iniciados, el inalienable derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación, primero fue confirmado en 1960, tras la aprobación por la Asamblea General de las Naciones Unidas de la Resolución 1514(XV) conocida como la declaración sobre la concesión de independencia a los países y pueblos coloniales, en el momento en el que el Sahara Occidental era reclamado por Marruecos y Mauritania.

En 1963, el Sahara Occidental fue inscrito en la lista de los territorios no autónomos bajo el capítulo XI de la carta de la ONU. La lista incluía los territorios cuyos pueblos no habían alcanzado todavía la plenitud del autogobierno.

El 16 de diciembre de 1965, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la resolución 2072 sobre el Sahara español (Sahara Occidental), en la cual recordaba la resolución 1514(XV) y pedía a España tomar todas las medidas necesarias para liberar "el Sahara Español de la dominación colonial". Como consecuencia de aquella resolución, España fue también reconocida como la "Potencia administradora " del territorio en consonancia con el artículo 73(e) de la carta de la ONU.

En 1974, España anunció planes para descolonizar el Sahara Occidental a través de la realización de un referéndum a realizarse dentro de un año.

Anticipándose a la probable inclinación del pueblo saharaui por la opción de la independencia, el gobierno de Marruecos exigió un dictamen de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre un “pretendido derecho histórico” de Marruecos sobre el territorio. Como tal, el dictamen de la CIJ fue anunciado el 16 de octubre 1975 y contuvo entre otras cosas que: ".. .la conclusión de la corte, es que la información y materiales presentados a ella no establecen ningún lazo de soberanía territorial entre el territorio del Sahara Occidental y el Reino de Marruecos o la entidad mauritana. Así el Tribunal no ha encontrado lazos legales de tal naturaleza que podrían afectar la aplicación de la resolución 1514(XV) en relación a la descolonización del Sahara Occidental y, en particular, del principio de autodeterminación a través de la libre y genuina expresión de la voluntad de los habitantes del territorio".

Después de ese histórico fallo afirmando el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación, Rey Hassan II del Marruecos anunció que 350.000 civiles marroquíes marcharan sobre el Sahara Occidental para reivindicar el territorio. Ese acto desafiante por parte de Marruecos sería conocido como la 'marcha verde'.

En vista de lo anterior, hay que destacar que el 6 de noviembre de 1975, el Consejo de seguridad de la ONU en su resolución 380 "deplora" la realización por Marruecos de 'la marcha verde' y le exhortó a " retirar a todos los participantes en la misma del territorio".

Una crisis política interna en España exacerbada por la enfermedad del dictador Francisco Franco, el clima de la guerra fría y una mayoría de aliados de Marruecos en el Consejo de seguridad de la ONU favoreciendo la ocupación del Sahara Occidental, obligaron España a negociar. Para ello, el 14 de noviembre de 1975, representantes de ese país, Marruecos y Mauritania (cuyas reivindicaciones territoriales del Sahara Occidental fueron desestimadas por el ya mencionado fallo del TIJ de 16 de octubre de 1975) se reunieron en Madrid y anunciaron un acuerdo por el que Marruecos y Mauritania obtendrían el control administrativo del territorio a partir de febrero de 1976. Este 'Pacto de caballeros' iba a ser conocido como el 'acuerdo de Madrid'.

En este contexto, cabe señalar que ese acuerdo no afectaría al estatuto del Sahara Occidental como territorio no autónomo, de acuerdo al capítulo XI de la carta.

El "traspaso" del Sahara Occidental a Marruecos y Mauritania, a pesar de que la ONU lo sigue tratando como una colonia, desencadenó un conflicto armado entre el Frente POLISARIO que perseguía liberar el territorio; y Marruecos y Mauritania que lo ocupaban militarmente. Mas tarde, Mauritania firmó un Tratado de paz con el Frente POLISARIO el 5 de agosto 1979 y renunció a sus pretensiones territoriales en Sahara Occidental.

El 6 de septiembre de 1991 un alto el fuego entre el Frente POLISARIO y Marruecos fue declarado por las Naciones Unidas. Poco antes de la cesación del fuego, las Naciones Unidas estableció la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum En el Sahara Occidental(MINURSO), cuya tarea principal será organizar un referéndum en que el pueblo saharaui debe elegir entre la independencia o la integración en Marruecos.

En el momento en que estas líneas están siendo escritas, aproximadamente 21 años desde la creación de la MINURSO y la declaración del alto el fuego, el referéndum no se ha celebrado y como consecuencia de la no resolución del conflicto, una buena parte del pueblo saharaui continua confinada en las duras condiciones de los campamentos de refugiados.

En esta coyuntura, permítenos examinar las bases en las que Sudáfrica apoya la lucha del pueblo del Sahara Occidental y que han sido las que H4ksniper utilizó como pretexto para su ofensiva.

El derecho a la libre determinación es la base sobre la cual se funda la Sudáfrica Democrática. Como tal, Sudáfrica ha sostenido de forma reiterada que la violación de este sagrado principio vis-à-vis a la cuestión del Sahara Occidental constituiría una grave traición a su propia lucha y el compromiso de respetar la carta de las Naciones Unidas y el Acta Constitutiva de la Unión Africana, como dijo el ex Presidente Thabo Mbeki.

Sudáfrica igualmente expresó ese mismo criterio en numerosas Resoluciones del Consejo de Seguridad de NU que reiteran su compromiso de ayudar a "alcanzar una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable, que prevé el derecho de autodeterminación del pueblo del Sahara Occidental en conformidad con los principios y propósitos de la carta de las Naciones Unidas."

La postura de Sudáfrica es informada por su propia experiencia de resolución de conflictos a través del diálogo político, en vez del uso de la fuerza.

Con respecto a la situación del Sahara Occidental, Sudáfrica ha pedido constantemente lo siguiente:
• Poner fin a la explotación ilegal de recursos minerales de en los territorios ocupados del Sahara Occidental; 
• Poner fin a los abusos contra los activistas saharauis en los territorios ocupados y extender el mandato de la MINURSO a la supervisión de los derechos humanos. La MINURSO sigue siendo la única misión de la ONU sin mandato en esa materia;
 • El levantamiento del bloque informativo impuesto por Marruecos en los territorios ocupados que impide a los observadores internacionales ver la situación en la que encuentran los Saharauis; y
• El incremento de la ayuda humanitaria a los refugiados saharauis que viven en duras condiciones de exilio debido a la no resolución del conflicto. 
 A modo de conclusión y contrariamente a las pretensiones de H4ksniper, que decía que sus acciones son en defensa de su país, creemos que la posición que él defiende, no es mas que una velada burla a las innumerables resoluciones de la ONU que reafirman el inalienable derecho de los saharauis a la libre determinación. Como tal, estos actos cobardes de H4ksniper sólo sirven para preservar la ocupación ilegal y la colonización permanente del Sahara Occidental en lugar de ser una acto de defensa de Marruecos!

Lebogang Rasethaba, Botshelo Motuba y Mbuso Ndlovu
Revista The Thinker. Volumen 48/2013
10.02.13

-------------- Este texto expresa la opinion de los autores y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark