7.11.14

Vacaciones en paz

por Ahmed Iahdih Islem

Hay cosas que nos podemos empeñar en taparlas durante décadas y conseguirlo, pero, inevitablemente, llegará un momento en que, pese a la voluntad de muchos, todo saldrá a la luz. Y ese momento está llegando.
Los “ensara” se están dando cuenta de ello. Todos los saharauis lo saben pero callan.
Ya no surte efecto el discurso “victimista”, sin más, con la excusa de sacar provecho personal a costa del sufrimiento de todo un pueblo. No obstante, dicho pueblo lo sabe y lo permite.
Incomprensible.
Es un círculo vicioso que no se rompe porque todos participan de alguna manera, activa o pasiva.
Ni siquiera hay ni un Delegado que destaque en un sentido positivo; de palabra y de hecho. Todos actúan como un gremio, que entre el silencio o el argumento “defensivo” se protegen unos a los otros originando una cúpula impenetrable y despojando de autoridad moral a los pocos de buenas intenciones porque también están salpicados.
Luego están los saharauis “patriotas” que se creen que son los verdaderos saharauis porque no hablan de estas cosas. Sólo se limitan a reproducir los acontecimientos que nos han llevado a la Hamada y pedir la independencia. Este grupo “selecto” de mayores y, sobre todo, jóvenes “trepas” son los defensores de argumentos como que los trapos sucios se laven en casa.
¿Habrá que sacarlos al sol para que se sequen?
Y que tengan claro que la independencia no es la “cura” a todos los problemas, sino todo lo contrario, pues los problemas seguirán y se agravarán.

De toda la actualidad socio-política saharaui, el presente artículo tiene por objeto un tema concreto que conozco muy bien: Vacaciones en Paz.

El proyecto estrella de la RASD esta condenado al fracaso o hacer visible toda la corrupción que existe en los campamentos.
La mayor parte de las asociaciones y familias de acogida lo saben y han propuesta de forma reiterada al F. Polisario diversas propuestas.
Muchas asociaciones desconocen los criterios que sigue y aplica Juventud, en los campamentos de refugiados, para la elección de los niños/as que vienen en el proyecto. De todos modos, sean cuales sean los criterios en su origen, se han de actualizar.
Cada vez son menos los niños que salen de los campamentos a pasar el verano. Por tanto, todos no tienen cabida en el proyecto y hay que priorizar y desde mi punto de vista los criterios que se establezcan deben de compensar a los niños/as de las familias más desfavorecidos dentro de los campamentos.

Algunos criterios que deberían tenerse en cuenta:

1. Que los niños/as quieran venir a Europa, es decir, que exista una voluntad real por parte de los menores y no sean empujados por sus familiares que los usan como instrumento de sus intereses.

2. Que los niños/as no procedan de familias social y económicamente pujantes.

3. Que los niños/as no estudien o vivan en Tindouf, y sí en los colegios de los campamentos.

4. Que los niños no tengan a ninguno de sus padres residiendo en Europa o incluso tengan la nacionalidad española.

5. Que no se prolongue la estancia de algunos menores un año más dentro del proyecto, impidiendo que otros niños/as saharauis vengan, a no ser que sea por motivos justificados de salud.

Cuando digo priorizar, no estoy diciendo que se favorezca a nadie ni que se les quite el derecho a nadie. Lo que no se puede es, ante situaciones manifiestamente desiguales, tratarlas de formal igualitaria. Eso no es aplicar la igualdad sino más bien favorecer a que la desigualdad siga creciendo. ¿Pero quién hará esto? Nadie, porque no hay Estado, no hay Movimiento, no hay Ley, ni Autoridad.

Otra cuestión: las familias biológicas saharauis que odian la cultura de “ensara”, así como sus valores, que, por favor, se abstengan de enviar a sus niños. Muchos saharauis no tienen moral o la poca que tienen la venden por un puñado de euros y una maleta llena. Ser consecuentes.

Ahmed Iahdih Islem
07.11.14
ahmedhadiislem[at]gmail.com

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

9 comentarios:

Fadili salem dijo...

te resulta muy fácil generalizar. Creo que una persona que tenga datos y hechos de estas irregularidades, debería denunciarlo.
considero muy injusto todas las criticas gratuitas. Cuestionas la independencia. Esa pregunta se la deberías hacer a la señora que perdió a sus hijos, para que hoy podamos todos criticar y acusar sin pruebas.
Te recuerdo que en todas partes hay ovejas negras, pero gracias a dios somos mas los que nos sentimos orgullosos de ser saharauis a pesar de todo lo que nos acusáis.

taleb alisalem dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lehdía Mohamed Dafa dijo...

Le felicito por su opinión. Saludos. Lehdía M. Dafa

Med Al dijo...

Tienes toda la razon del mundo, los que intentan tapar todas las injusticias quese cometan por parte de los corruptos, que por desgracia ya ni se esconden, son complices, comen del mismo plato o son cercanos. Ya es hora de que todos los sahraui alzamos la voz y pongamos fin a todas las injusticias que cometan nuestros dirigentes y no vale la tipica escusa de que somos un mivimiento de liberacion y el objetivo es otro etc etc.. tenemos la obligacion y el deber de enderezar la situacion sino queremos condenarnos al fracaso por nuestros propios errores. Nos han convertido en un pueblo temeroso, sin iniciativa incapaz de decir basta ya. Hasta aqui hemos llegado.

taleb alisalem dijo...

Pido disculpas por mi comentario si han podido molestar al autor del articulo, creo que mis palabras no fueron las mas correctas por eso e borrado mi comentario pero sigo manteniendo la idea general, escribir un articulo criticando no forma parte de la solucion, sino del problema. Un saludo.

Antònia Pons dijo...

Llevo años trabajando en Vacaciones en paz y me ofende profundamente que usted se atreva a acusarnos de “colaboradores necesarios” en la corrupción que según usted campa a sus anchas en los Campamentos. He estado allí innumerables veces pero mis estancias han sido cortas por tanto me abstendré de corroborar o negar este extremo. Supongo que, como en todas las sociedades, habrá de todo. Sí que puedo hablar de la propia experiencia y esa me dice que siempre se ha procurado trabajar con rigor y limpieza. Si no creyéramos en este proyecto no trabajaríamos todo el año para que llegara a buen término. Por otra parte llevo oyendo que el proyecto se está terminando desde el principio. Cada año es lo mismo: estamos en el principio del fin, pero las vacaciones de los nenes siguen a pesar de los agoreros de aquí y de allí. Cierto es que desde que estalló esta crisis salen menos niños pero es por causa de esta misma crisis que ha recortado de modo drástico las subvenciones públicas y ha mermado la economía de muchas familias acogedoras, que a veces no saben cómo van a llegar a fin de mes.

Antònia Pons dijo...

Sigo.Éste es un proyecto muy costoso y si solo nos centráramos en la vertiente humanitaria cabría preguntarse qué es mejor: favorecer a 4000 niños o destinar estos fondos a proyectos en los Campamentos donde, seguramente, tendrían mucho más impacto entre las poblaciones refugiadas. Pero no debemos perder de vista la vertiente política que ha conquistado a muchos militantes españoles que, de acogedores, han pasado a activistas por no hablar de la atención que estos pequeños suscitan en los medios de comunicación en tanto que son invitados por las autoridades a recepciones y actos de bienvenida. En una época del año en la que los medios tienen pocas noticias y deben recurrir a “la nevera” la llegada de los saharauillos siempre es noticia. Las motivaciones de nuestros políticos para recibirles las voy a pasar por alto porque no me gustaría ofender a los que creen en la libertad del Sahara, que de haberlos, haylos.
Sobre los criterios de selección, pueden ser los que usted expone o podrían ser otros, de acuerdo a otras prioridades. ¿Qué niño quiere separarse de su madre para ir a un lugar desconocido con personas extrañas? ¿Qué niño quiere ir a la escuela o por primera vez a un Campamento de verano? Sin embargo luego a muchos les gusta.

Antònia Pons dijo...

Respecto a prolongar un año más la salida, depende como se mire. Puede que esta medida perjudique a los más pequeños pero si pensamos que un niño nacido en el 95 tuvo 5 años de vacaciones y los nacidos en 2002 solo tendrían 3 es también un agravio comparativo.
Sobre lo de las familias económicamente pujante, el principio de igualdad de oportunidades debe regir para todos. Haciendo un inciso, en España para obtener una beca, la renta de la familia no puede sobrepasar una cierta cantidad, pero pongamos por caso que una familia rica no quiere pagar los estudios universitarios de su hijo ¿qué pasa con él? ¿acaso no tiene el mismo derecho a estudiar que uno pobre? Por tanto ¿por qué dejar fuera a un niño cuyo padre, madre o los dos estén en la diáspora?
Sobre los residentes o estudiantes en Tinduf, yo conozco a un joven gravemente enfermo al cual su madre no dejó que fuera a un internado argelino y está ahora estudiando en Tinduf, cerca de su familia ¿vamos a castigarle por ello? O de la niña asmática que se ahoga con el polvo de los Campamentos y está con sus abuelos en Tinduf.
Por último recordarle que los chanchullos no son exclusiva de Juventudes. He visto y soportado presiones de toda índole por parte de familias españolas que desean que “su niño” regrese, sea como sea, sin importarles nada los que se quedan.

mamen dijo...

Veo que no contemplas la Independencia de un pueblo invadido y masacrado; para qué seguir. Espero que en Marruecos encuentres la justicia que buscas.