8.4.15

De la lectura del Informe General del 7º Congreso de la Unión Nacional de Mujeres Saharauis (UNMS)

 por Lehdía Mohamed Dafa

Acaba de finalizar el 7º Congreso de la UNMS, celebrado del 3 al 5 de abril de 2015 en la wilaya de Smara de los Campamentos de Refugiados Saharauis. 
Además de las delegadas saharauis, incluida una representación de las mujeres del Sahara ocupado, han participado delegaciones de distintas organizaciones de mujeres de todo el mundo, “amigas de la UNMS y de la causa saharaui”. Una de las sesiones se ha dedicado a la presentación del Informe General, que publica la revista-web “Futuro Saharaui”. He aquí un breve resumen del mismo, en el que se relatan los logros y los retos, según la propia organización:

 - Ha mejorado la presencia de las mujeres saharauis en las instituciones políticas: 32% en el Parlamento, 4 Ministras, 20% en el Tribunal Constitucional, y un 96% en los Consejos de las Administraciones Locales; así como una amplia presencia en el Cuerpo Diplomático del F. Polisario.
- Se destacan los programas de orientación y sensibilización acerca de los peligros de fenómenos ajenos a la sociedad saharaui como las drogas, el uso indiscriminado de cosméticos, la obesidad buscada y el uso de internet (sic)
- Se han llevado a cabo varios programas de sensibilización sobre la salud de la mujer y la infancia, con especial hincapié en el fomento de la natalidad, la lactancia materna y una correcta alimentación para prevenir ciertas enfermedades carenciales como las anemias ferropénicas.
- El Departamento de Salud de la Mujer parece haber dado pasos importantes en estos cuatro años. El reconocimiento explícito de la necesidad de mejorar las condiciones en que se desarrolla la vida de las madres solteras es la mejor muestra de ello. Está en marcha un nuevo centro de internamiento para las mismas y un programa para su “reinserción” social.
- En relación con los Derechos Humanos, se relatan las continuas denuncias llevadas a cabo por las violaciones de los mismos en el Sahara ocupado.
- Mejoran los proyectos de cooperativas (agricultura, ganadería artesanía y comercio) financiados con microcréditos de la Cooperación internacional, cuyo objetivo es fomentar la independencia y la autosuficiencia de las mujeres.
- Mas de 7 páginas (la mitad del informe) están dedicadas al trabajo de la organización en el campo diplomático y la política exterior. La UNMS ha estado en los cinco continentes, con amplia presencia en Europa y África.
- Se reconocen ciertas deficiencias relacionadas con la gestión administrativa y la falta de conocimientos en materias clave como: la salud de la mujer, la autosuficiencia, la alfabetización, el liderazgo político y los Derechos Humanos, que favorecerían lograr una mayor visibilidad en los foros internacionales. Se alega la falta de medios económicos, como causa de dichas deficiencias.
- La UNMS dice ser consciente de la importancia de la protección de las mujeres saharauis frente a los peligros de la Globalización y sus consecuencias, así como del uso de las nuevas tecnologías. La organización (por sorprendente que pueda parecer) alerta sobre estos peligros y su negativa repercusión sobre la familia y la sociedad saharaui, sobre todo en la educación de los niños. Para contrarrestar los efectos de estos fenómenos se proponen más conferencias y programas de sensibilización.

Hasta aquí lo que dice el Informe. A continuación quisiera hacer unas breves consideraciones.

- No se hace ningún tipo de mención, ni exigencia, al desarrollo y ejercicio de los derechos civiles de las mujeres en los Campamentos. Es como si las únicas referencia a derechos fundamentales solo fueran de exigible cumplimiento en el Sahara ocupado, dando la impresión que mas que creer en ellos y comprometerse en su defensa, en cualquier tiempo y circunstancia, se vieran como un mero instrumento, que convenientemente amplificado por el movimiento solidario, puede favorecer los objetivos de “la causa”.
- Se reclama mas esfuerzo para proteger a la mujer contra las consecuencias “inmorales” de la Globalización y el uso de las nuevas tecnologías. Esto resulta una ironía, ya que el acceso a Internet en los Campamentos no creo que llegue al 1%, no hay prensa escrita accesible y la radio y la televisión son solo las estatales (RASD), las argelinas y los canales por satélite en árabe clásico, que no todos entienden, o en español…
- Una vez más, y desde las políticas oficiales, se vuelven a reproducir los modelos más rancios del patriarcado, que sitúan a la mujer como objeto moral y espejo en el que se refleja el grado de cohesión de la sociedad, la pureza racial y la conservación de los valores identitarios, que tan a menudo son una traba para el progreso, por no decir causa de rechazo al otro, al diferente.
- La UNMS sigue reclamándose una organización de masas (lo típico en las trasnochadas estructuras del “frentepopulismo”) Por mas que se autodefina como organización civil, no ha dejado nunca de ser un instrumento político al servicio de la oficialidad y los dictados del Secretariado Nacional del Frente Polisario.
- La reelección de la Secretaria General, por cuarta vez consecutiva, es otro síntoma de la falta de una auténtica democracia interna que favorezca el relevo de las élites, nula confianza en las nuevas generaciones y la esclerosis de liderazgos, que afectan a todas las esferas del Frente.
- La liberación nacional sigue siendo el todo. Un todo al que la UNMS subordina la ayuda y la protección a las viudas , a las repudiadas, a las divorciadas con hijos a su cargo, a las jóvenes que nunca podrán disfrutar de una mayoría de edad legal, victimas todas de unas tradiciones y una falta de protección jurídica, que la UNMS no se atreve a denunciar, perpetuando la situación con su silencio cómplice, con su ocultación, ocupando un espacio político que debería ocupar una autentica organización que defendiera los derechos e intereses de la mujer y no solo los del F. Polisario.
- Lamentablemente, está muy lejos el papel emancipatorio que la UNMS podría jugar reivindicando los derechos sociales, políticos y económicos que hoy por hoy las mujeres saharauis no tienen. Una organización con 40 años de experiencia, que por estar plegada a la dirección del Frente, no ha sido capaz de reivindicar un cuerpo mínimo de legislación que reconozca y garantice la igualdad, la libertad y la justicia para las mujeres.
- Es posible que no pase mucho tiempo para que se oigan nuevas voces de jóvenes saharauis que ya no soportan la hipocresía de nuestra sociedad y que no están dispuestas a sacrificar su libertad a unas normas y valores patriarcales que ya no tienen cabida en nuestro tiempo. Algunas mujeres saharauis no podemos dejar de pensar y decir: ¿que a quién realmente representa y qué intereses defiende la UNMS?

Lehdía Mohamed Dafa
lehdia.m.dafa[at]gmail.com
7 abril 2015
-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark