15.4.15

No al Alto Comisionado de DDHH en el Sahara Occidental

Haddamin Moulud Said

En lugar de proceder a la ampliación del mandato de la MINURSO para que incluya la supervisión y el monitoreo de la situación de los DDHH en el Sahara Occidental, Ban Ki Moon, a diferencia de lo que pensaba en 2014 y 2013, parece inclinarse, ahora en 2015, por dejar esa misión en manos del corrupto Alto Comisionado de NNUU para los DDHH.

Vamos a intentar aquí plasmar algunos argumentos que aconsejan rechazar esta opción:

1.- Ginebra, o sea, el Alto Comisionado, es el elemento novedoso en este conflicto. En cambio, Nueva York, o sea, la MINURSO, es el elemento original.
Introducir un nuevo actor implica, necesariamente, reducir el rol y la importancia del actor original. Si antes aspirábamos a reforzar el papel de la MINURSO, ahora, viene Ginebra para convertirse en el actor principal en el conflicto, para así relegar a la MINURSO y, por su puesto, olvidar la función esencial de aquella misión (la celebración de un referéndum).

2.- El rechazo frontal de Marruecos hacia cualquier papel que la MINURSO pueda asumir en materia de DDHH y, en cambio, su aceptación a que ese mismo papel sea asumido por Ginebra, plantea no pocas sospechas. ¿Porqué Ginebra si y Nueva York no?

3.- Para Marruecos, la presencia de la MINURSO, supone un duro golpe a su supuesta soberanía sobre el Sahara Occidental. Por el contrario, Ginebra, viene a reforzar la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental. Si la MINURSO considera al Sahara Occidental como un TNA al que es de aplicación la Resolución 1514, sin reconocer la soberanía marroquí sobre el mismo, Ginebra, trata al Sahara Occidental desde el prima de la administración de facto del territorio por Marruecos. Es decir, para todo lo que tiene que ver con el Sahara Occidental, Ginebra, necesita de la autorización y visto bueno de Rabat, no así la MINURSO que, incluso, ha quitado las banderas marroquíes de sus sedes en el Sahara Occidental y quiere quitar, también, las matrículas marroquíes de los coches de la MINURSO para, en su lugar, colocar únicamente las de NNUU.
Todas las iniciativas y propuestas del Alto Comisionado no parten de Ginebra, sino de Rabat. Por ejemplo, ¿Quién elige a los Relatores Especiales que visitarían el Sahara Occidental? No es Ginebra, sino Marruecos. ¿Quién elige el momento y el lugar donde pueden encontrarse con las ONGs saharauis? Es Marruecos, no el Alto Comisionado. En definitiva, es Marruecos, quien controla el supuesto papel que vendría a jugar Ginebra en este conflicto.

4.- Las filtraciones de “Wikileaks Al Majzen” han terminado por confirmar que el ACNUDH depende más de Marruecos que de NNUU. Para disipar estas dudas, hace ya varios meses, que el Polisario presentó una solicitud en ese sentido al ACNUDH. Hasta este momento, el ACNUDH no ha podido disipar esas dudas.

5.- En estos mismos momentos, tarde del martes 14 de abril, hay una Delegación del Alto Comisionado de NNUU en El Aaiún y se prevé que visite, también, a la ciudad de Dajla.
Sin embargo, esta visita no viene para supervisar la situación de los DDHH en el Sahara Occidental (mentirían si dijeran que sí, puesto que sólo van a estar unos días). Esta visita viene a reforzar las Sedes Regionales de El Aaiún y de Dajla, del llamado Consejo Nacional de Derechos Humanos de Marruecos. Es decir, el ACNUDH, a diferencia de la MINURSO, viene a reforzar la presencia del Estado marroquí en el Territorio No Autónomo del Sahara Occidental. En una visita de cuatro días, la Delegación, sólo ha tenido a bien dedicar una hora y media para encontrarse con las ONGs saharauis.
Esta visita, en realidad, entra en el apartado de los aspectos positivos de Marruecos en los informes internacionales sobre DDHH, puesto que viene a dar brillo a esa idea que Marruecos siempre ha querido vender sobre su “alto grado de cooperación y compromiso” con el ACNUDH.
Con esta visita, Marruecos, quiere beneficiarse de las ayudas económicas en materia de DDHH, puesto que se exhibe como un país plenamente colaborador pero que su débil economía le impide progresar como es debido.

6.- Para aceptar esta visita, Marruecos, ha impuesto como condición que no se haga ningún informe sobre la misma. Es decir, la Delegación visita el territorio pero no realiza ningún informe sobre su visita. Durante la 28ª Sesión del Consejo de Derechos Humanos, celebrado en Ginebra, en marzo de 2015, unos doce países, con Argelia y Sud África a la cabeza, presentaron una moción solicitando que esta visite elabore un Informe y lo eleve al Consejo de DDHH. Marruecos, respondió que no habrá informe.

7.- Los detalles sobe esta visita, tales como su composición, miembros, cargos de los miembros, momento de los encuentros, lugar de los encuentros, etc., sólo los sabía Marruecos. El ACNUDH no ha informado al Polisario ni, tampoco, a las ONGs saharauis en las Zonas Ocupadas, porque el ACNUDH entiende que Marruecos es el único al que debe informar. Si para la ONU, el Polisario, es uno de las dos partes en conflicto, para el ACNUDH, no es así. De modo no hace falta consultarlo en las cuetiones que tienen que ver con el Sahara Occidental. Si para la ONU y la Comunidad Internacional, el Polisario, en el único representante del pueblo saharaui, aquí, viene el ACNUDH para excluirlo de las cuestiones que afectan a la sociedad civil saharaui.

8.- ¿Y dónde se han celebrado los encuentros entre esta Delegación y las ONGs saharauis? En 2014, durante su visita anterior, el ACNUDH, fue boicoteado por todas las ONGs saharauis porque Marruecos había impuesto la condición de que los encuentros tuvieran lugar en algún hotel de la ciudad. Por su parte, las ONGs, proponían que, dichos encuentros, tuvieran lugar en la sede de la MINURSO. Con buen criterio, alegaban que si la ONU tenía sede en el Sahara Occidental, ese lugar, debía ser el lugar para las reuniones con los organismos adscritos a la ONU. Al final, Marruecos no cedió y las ONGs se vieron obligadas a boicotear la visita.

Ahora, en 2015, las ONGs han vuelto a solicitar que los encuentros se celebren en la sede de la MINURSO. Marruecos se ha opuesto y para no volver a boicotear al ACNUDH, las ONGs, has tenido a bien ofrecer la alternativa de celebrarlos en la vivienda de alguno de los miembros de dichas ONGs, dado que no disponen de locales, puesto que ninguna ONG es considerada legal por Marruecos, por lo que no puede disponer de local de actividad.

Al final, el encuentro entre el ACNUDH y las ONGs saharauis ha tenido lugar en una vivienda particular. Es decir, la ONU, se gasta cientos de millones de dólares anuales para el mantenimiento de su misión en el Sahara Occidental y, ahora, un organismo de la ONU, cuán indigente, tiene que ir mendigando para que algún particular le ofrezca cobijo en su vivienda para reunirse con las ONGs saharauis. Inaudito. Pero, claro. Marruecos sale ganando porque esa vivienda, a diferencia de la sede de la MINURSO, no supone una merma para su pretendida soberanía sobre el territorio.

Haddamin Moulud Said
ibnuabirabiaa[at]yahoo.es

15.04.15

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark