14.11.16

Trump versus Hillary. Alimentando sueños, tragando decepciones

 por Lehdía Mohamed Dafa

Muchos saharauis, como otros ciudadanos de la aldea global, no paran de expresar sus opiniones y bromas sobre Donald Trump y su triunfo en las elecciones a la Presidencia de los EEUU. Un primer balance de sus comentarios en las redes sociales sería el entusiasmo con que celebran la derrota de la candidata demócrata Hillary Clinton, dado el apoyo que siempre brindo al monarca marroquí.

Los saharauis, casi sin distinción, incluido el difunto presidente Mohamed Abdelaziz, recibimos con alborozo y esperanzas la llegada de Obama a la Casa Blanca, creímos que un presidente como Obama, afroamericano y musulmán en su juventud, era nuestra oportunidad para encontrar una solución al conflicto que respetase nuestros derechos. Poco a poco nuestras esperanzas se fueron desvaneciendo, el proceso de negociaciones siguió estancado y fuimos constatando como las razones de Estado se acaban imponiendo a la biografía y personalidad de un presidente, incluso en el caso de Obama. Y todo ello sin contar la indignación que producían noticias como que la Casa Real marroquí había “donado” 12 millones (28 según otras fuentes) de dólares a la Fundación Clinton, ¿pago por servicios inconfesables? Como no iban a alegrarse los saharauis de la derrota de la ex Secretaria de Estado de Obama.

Pero, ¿y Trump? ¿Qué sentimientos albergar ante la victoria de Trump? ¿Cómo puede ser para nuestra causa?

La respuesta a estas preguntas revela una cierta confusión por parte de los saharauis que están expresando sus opiniones. Van desde los que se suman al carro de los insultos por el declarado anti-islamismo del nuevo Presidente, a los que muestran un tibio entusiasmo especulando con los nombres de John Bolton o Newt Gringich como potenciales Secretarios de Estado. El primero ayudante, en su día, del histórico James Baker, el enviado especial que mas cerca estuvo de encontrar una solución al conflicto del Sahara, y el segundo, senador por Tennesse, del que se conocen sus declaraciones sobre la necesidad de encontrar una solución definitiva al conflicto. Pero buscar un soplo de esperanza en estas especulaciones o en algún detalle o información mínima pone en evidencia la extrema vulnerabilidad de nuestra posición, y que las esperanzas se derivan de la dependencia de la posición de las grandes potencias y de modo especial de EEUU.

Tampoco faltan las ideas pintorescas, como las de aquellos saharauis, que empatizan con un personaje “echao pa lante”, machista hasta lo soez, que desprecia a la clase política en una peligroso deslizamiento o identificación de ésta con el marco democrático y que alimenta los peores sentimientos hacia los extranjeros. En cuanto a los que apuestan por el “cuanto peor, mejor” o creen ver en el ascenso de Trump la etapa terminal del imperialismo y una oportunidad para sus delirios de asaltar palacios o bombardear pentágonos, no creo que merezcan mayor atención.

Hay una gran coincidencia en que Donald Trump va a soltar lastre en cuanto a su presencia internacional, lo que pudiera favorecer, en ausencia del "sheriff", el recrudecimiento de conflictos regionales latentes como el del Sahara, incluyendo en él la rivalidad de Argelia con Marruecos, o activos como el de Siria. Por tanto: menos atención, si cabe, a un declarado "conflicto menor" y mas riesgo de tensiones e inseguridad en la región.

Tampoco se podría descartar dado el carácter imprevisible del Sr. Trump algún episodio de desentendimiento con la corte de Mohamed VI, cuya diplomacia cuando se les contraría o se sienten desairados, brilla por su ausencia.

Todo, menos considerar que este Presidente pueda adoptar una posición constructiva, seria y comprometida con nuestros derechos como pueblo para impulsar una solución definitiva o cuando menos duradera, que favorezca la seguridad y desarrollo del Occidente del Magreb, que no olvidemos es la frontera sur de España y la UE.

Lehdía Mohamed Dafa
lehdia.m.dafa@gmail.com
13 noviembre 2016

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark