17.6.08

por Antònia Pons i Valldosera

Este post pretende dar respuesta a un artículo de opinión publicado ayer en El País. El título responde a la pregunta planteada al principio del mencionado artículo.


Marruecos necesita un cambio. Los marroquíes se merecen un gobierno y un rey que los tenga en cuenta. Tienen derecho a la libertad de opinión y de expresión.
Los niños marroquíes deberían vivir y crecer en un país que les asegurara el acceso a la educación, al trabajo y a una vivienda digna.
Los súbditos de M6 deberían dejar de serlo para convertirse en ciudadanos y éstos deberían poder elegir libre y democráticamente a sus gobernantes porque el poder dimana del Pueblo y no de Dios.
Y sobre todo, deberían tener derecho a un reparto justo de la riqueza, hoy día, en manos de unos pocos. Es inmoral que los marroquíes no gocen de igualdad de oportunidades.

Otros pueblos han conseguido estos derechos fundamentales sin intervenciones externas y sin ningún deus ex machina que, milagrosamente, los redimiera de la injusticia.
En este hipotético Marruecos, los Derechos fundamentales de los ciudadanos estarían garantizados y por lo tanto no tendría ningún sentido la ocupación por la fuerza de un territorio pendiente de descolonización. En una democracia el pueblo decide y se presupone que este derecho se les reconoce a los otros pueblos.

El Frente POLISARIO es un movimiento de liberación nacional que empezó a luchar contra el colonialismo español y sigue haciéndolo contra el nuevo colonizador. La responsabilidad del Frente es únicamente hacia los saharauis. La ha venido ejerciendo durante 35 años. Ha protegido a sus ciudadanos de la barbarie de la guerra, ha creado un estado en el exilio y ha construido una sociedad nueva cuyos pilares fundamentales son la educación, la sanidad y la igualdad ante la ley.
Sin embargo, no tiene ninguna responsabilidad hacia el Pueblo marroquí. Son dos pueblos diferenciados como bien se recoge en el dictamen del CIJ.

Marruecos y la RASD tienen un conflicto abierto: un agresor que ocupa ilegalmente un país y explota sus recursos naturales y un agredido que quiere recuperar su tierra y decidir libremente su futuro.
La ONU, como garante de la legalidad internacional, se ha mostrado incapaz de hacer cumplir sus propias resoluciones porque hay países que han amenazado con el veto. Ha pasado la patata caliente a las dos partes en conflicto para que sean ellas las que solucionen sus diferencias.

El pueblo saharaui vive separado: unos en los Campamentos donde padecen una precariedad extrema y otros en su tierra donde además de la pobreza padecen la represión derivada de un estado policial y dictatorial anclado en la Edad media. Marruecos sabe que nunca obtendrá una legitimación para la anexión del Sahara si los saharauis no aceptan ser marroquíes. En consecuencia busca apoyos, subterfugios y pretextos para seguir con la ocupación y el expolio de los recursos del país ocupado.
El último ha sido el ofrecimiento de una amplia autonomía para el Sahara, bajo soberanía marroquí.
Los voceros y partidarios de las tesis del Majzén apoyan la opción argumentando que: la realización del referéndum no es viable, invocando los sufrimientos de los exilados, teorizando sobre las bondades de una opción que abriría el camino hacia el autogobierno a otros pueblos del estado de Marruecos. Y pasan la responsabilidad de los cambios, que decíamos al principio, al Frente POLISARIO.
Además pretenden convencer a los activistas, ONGs, estados y entes locales que están a favor de la legalidad y por consiguiente de los saharauis para que dejemos de apoyarlos, por su propio bien y por el bien de los súbditos de M6.
Hablan de ética y de moralidad y sin embargo son tan profundamente inmorales que negocian con el hambre de los refugiados y pretenden que dejemos de denunciar las exacciones que sufren los saharauis de los territorios ocupados.
Califican al mediador de honesto pero olvidan que un mediador que apoya una de las tesis se inhabilita porque no se puede ser juez y parte.
No dudan en utilizar el argumento de los niños, estos que están a punto de llegar para pasar sus vacaciones en paz en España, criaturas que han ganado para la Causa de su pueblo a mucha gente justa de buena voluntad. Y esto es perverso porque parte de una falsa premisa.
Los niños saharauis crecen en la Hamada porque Marruecos obligó a sus abuelos y a sus padres a huir si querían salvar su vida y preservar su libertad. El Frente POLISARIO sólo les protegió y les sigue protegiendo.
La respuesta a la pregunta de Van Walsum es NO, aunque no por lo que este señor y el ilustre profesor piensan. Es inmoral porque lo son las causas que propiciaron el exilio. Y si éstas no se corrigen, la inmoralidad continuará.

¿Es moral que los niños saharauis sigan creciendo en el Sáhara Occidental bajo la férula de un estado que los deja huérfanos?
He aquí la cuestión.
1
7.06.08
--------------
Esto texto esprime la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Ce texte exprime l'opinion de l'auteur et n'engage pas les modérateurs du forum.
This text expresses the opinion of the author and not of the moderators of the forum.
Share/Bookmark

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Animo. Es un articulo muy consistente en el fondo y respetuoso en la forma.

Quisiera anadir que; en 1975 se ha entregado al pueblo saharaui, maniatado en una bandeja de plata, para servir de cobaya en los laboratorios del exterminio marroqui secundados en dicha tarea por calculos geoestrategicos cortos e inmorales. Aunque ha dejado sus indelebles huellas de horror, el experiemto no ha logrado acabar con el pueblo saharaui ni su heroica resistencia.

En el 2008, 33 anos despues, el ilustre profesor Bernabe Lopez -que tiene bien empapada la nacida- muerta propuesta marroqui de autonomia- viene a la carga para someternos a un nuevo experimento no menos nocivo. La novedad, esta vez, radica en un embalaje de presentacion enganador para que la cobaya de' su brazo a torcer.? Donde esta' la moralidad?.

Sobre la democratizacion de marruecos y la responsabilidad del polisario en el asunto, quiero subrayar que este ultimo conoce ''el limite de sus fronteras''y siempre fue respetuoso con los demas, distinguiendo entre lo que es de Dios y lo que es del Cesar.

Antònia P. dijo...

Tienes toda la razón, los saharauis son respetuosos con los otros pueblos. Es algo que debería aprender Marruecos.
El ilustre profesor está desacreditado y más ahora que ha salido en la prensa los horrores de la represión contadas por ¡Halihenna!
Recibe un abrazo fraternal.

Anónimo dijo...

A mí me parece que ese profe está agarrando la táctica del Felipito Gonzalez que se forró con sus inversiones en Marruecos y ganará más siempre que siga pro-marroquí porque no llamarle Bernabé Ijallihelhom Lopées eh...!?

Oiga señorito Lopez. Llegará el día en que los saharawis juzgén a todos los que les traicionaron en su día siendo aún oportunistas españoles com tú. ojo!!

AB