6.9.08

Historia de Marruecos; entre las falsas promesas y la traición

por Zrug Lula

Desde que empezó la fiebre del fenómeno llamado „terrorismo" se ha observado que el comportamiento del régimen marroquí oscila entre la paranoia y la confusión. Y es que la política del régimen alauí fue basada desde inicios en la confusión el miedo y la traición.

Desde que Francia decidió desterrar a Mohamed-V, para luego devolverlo como una coartada para su control actual del régimen, y el pueblo marroquí vive en una situación de miedo y sumisión total a una familia que sólo trajo consigo el infortunio y la eterna enemistad con sus vecinos.

Después de la supuesta independencia de Marruecos, el reino alauí y sus secuaces del partido Istiqlal se embarcaron en una política de perfidia y engreimiento que comenzó con la usurpación de la parte norte del Sahara Español para más tarde continuar con sus pretensiones de un Gran Marruecos, que hasta el mismo Zapatero está al tanto de su mapa.

Marruecos apuñaló por la espalda a los saharauis en 1958 durante la operación „Huracán"(Ecovilion), haciendo de persecutor de quienes formaron el Ejército de Liberación y en 1975 con su invasión, golpeó a una Argelia recién levantada de un sangriento colonialismo despiadado y menospreció(aún lo hace) a una Mauritania que luego sedujo en su aventura de anexión al Sahara Occidental.

Esta la historia de un Marruecos que en pleno siglo XXI sigue gobernado por una monarquía feudal que cada vez ahoga a su pueblo en una situación de miseria absoluta.

El pueblo saharaui es de naturaleza beduina, algo que no le permite vivir bajo ningún tipo de opresión. Esa libertad de la que pueblo saharaui ha gozado desde que existe, no está dispuesto a perderla ni arriesgarla a cambio de falsas promesas.

Marruecos nunca fue, no es ni será jamás una democracia mientras lo domine un „Príncipe de los Creyentes".

Por lo tanto, ni el CORACAS ni las negociaciones(encuentros) ni los mezquinos llamamientos-llantos de M-VI realizados a Argelia, en forma de acusaciones, para que abra las fronteras son realmente gestos de buena voluntad por parte de Maruecos.

Los únicos que creyeron en las falsas promesas del Reino Alauí son los traidores de Omar Hadrami, Brahim Hakim y el resto de su calaña, y que hoy día están pagando las consecuencias entre la enajenación y el remordimiento.

Zrug Lula.
06.09.08

--------------
Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Ce texte exprime l'opinion de l'auteur et n'engage pas les modérateurs du forum.
This text expresses the opinion of the author and not of the moderators of the forum.
Share/Bookmark

5 comentarios:

Hassana Ahmadnah dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

querrás decir"la actitud de la diplomacia marroquí". La historia del hermano pueblo marroquí es mucho más que efemérides y actos irresponsables de sus dirigentes.

Anónimo dijo...

Felicito al compatriota Zrug por su brillante artículo que nos recuerda en el momento preciso al verdadero enemigo y culpable de todas nuestras desgracias. Otros en cambio, sin querer, se desvían lo cual favorece sólo a las discordias y al aferramiento a asuntos personales y comentarios abstractos y confusos con sabor a venganza y trapos sucios.
Le aconsejo que en vez de mencionar a solamente unos nombres de ciertos desertores, mencionarlos todos o ninguno ya que tu artículo podría hacer creer a algunos lectores muy exigentes que tus intenciones huelen a algo personal o tribal o cualquier otra interpretación mezquina. Respeto tu opinón y de nuevo te felicito.

Anónimo dijo...

Felicito a zrug por su artículo. Los desertores son eso, desortores, traidores y cobardes, todos sin excepción. Lo que sí es cierto que algunos intentan hacer más daño aun que otros y son aquellos que en el Polisario asumian altos cargos, por eso, es acertada la referencia a esos y no a otros, por el daño que siguen haciendo a la causa aun depues de murtos.Eso es política no es ni tribalimos ni mucho menos cosas pesonasles, porque de todas las tribus puede haber traidores y no por eso son representativos ni de sus tribus ni mucho menos del pueblo saharaui; representan solo su ego y su miseria y son responsables por ello de forma única y exclusiva, todos y cada uno, pero a la cabeza de ellos, Omar Hadrami; Ayub;el canoso que era ministro de exteriores y Hamati Rabani; así, por ese orden,por las responsabilidades que ostentaban y muchos y muchos más, que no han podido hacer ni una pizca de daño a nuestra causa.Pero para todos ellos les tengo una buena noticia, se acabo el bote del que chupaban en palacio, ahora la mayoria estan enzarzados en conflictos de protagonismo y sobre quien puede besar mejor la mano del lacayo.

Anónimo dijo...

Con todo el repeto que mereces,tengo la obligacion de decirte que por cuestion de opiniones,para otros tambien son mas tridores,los "dirigentes" del Polisario,por mantener a todo un Pueblo en un desierto con la unica finalidad de mantener su negocio.Una cuestion de opinion.