21.5.11

Moderación y madurez y no hacer al enemigo partícipe

por Lehbib Brahim Laabid

Hay momentos en la vida en los que, por más que uno intente aguantar lo que ve, lo que oye o lo que siente, se llega, a veces al borde del precipicio, viéndose obligado a hacer algo para desahogarse. Se pide a los intelectuales que escriben en arso, moderación en el diálogo y más madurez en los planteamientos de sus opiniones y comentarios.

En este mundo nadie es perfecto. Los humanos, propensos a equivocarnos, debemos reservar un espacio en nuestras vidas para las críticas, rectificaciones y reproches. De lo contrario, siempre dependeremos de unas decisiones tomadas unilateralmente y que, por supuesto, no siempre acertadas.

En la convivencia de las sociedades está el progreso y el desarrollo de las mismas. Ésta convivencia fruto de una relación constructiva que, también, ha de existir entre los individuos de una misma sociedad, con miras a un futuro prometedor, en aras de la creación de un espacio, dentro del cual cada uno tiene un sitio.

Por más atareados que estemos, es imposible hacerlo todo de una vez. Un individuo al intentar saltar varios peldaños de una escalera, ya sea subiendo o bajando, puede y en la mayoría de los casos ocurrirle algo. Su intención, al principio, era acortar el tiempo para llegar antes, pero, no siempre se llega.
Con una edad de 35 años, no se puede de la noche a la mañana tener los 50. Hay un gran trecho, por medio, que recorrer.

Para comparar a nuestra gente, nuestra organización, nuestra lucha o nuestro estado con otros en cuanto a su desarrollo y la forma de afrontar sus problemas, el factor de la similitud debe estar presente. Ateniéndonos a esto, puede que demos con el porqué de algunos de nuestros problemas.

Por otra parte, vivimos en un mundo complejo y ambiguo, caracterizado por la celeridad y variedad de unos cambios que se manifiestan, de una manera u otra, en un momento dado, sin que, casi, nadie quede a salvo. En un mundo que, dicen globalizado, en el cual disponemos de innumerables medios, para conseguir nuestros objetivos y disfrutar de una vida mejor. Y, conste, no es globalización contarles a los demás nuestros problemas, en un medio que está al alcance de todos.

La globalización es un proceso tecnológico, económico, cultural y social a gran escala, merced a una serie de modos, medios y medidas, que tiene un objetivo difícil, sino digo imposible: el de convertir al conjunto de sociedades, en los moradores de una sola aldea.

No obstante, la proliferación de medios, tiene su doble filo. Un medio, por más eficaz que sea, si no se domina su manejo y se marcan los objetivos a conseguir con su uso, puede sacrificar a su operario.
El colosal beneficio que nos aporta Internet, las redes sociales, el teléfono móvil, la televisión… etc., es inimaginable. Estos medios debemos aprovecharlos, positivamente, o sea, propagar, a través de ellos, a los cuatro vientos los logros del pueblo saharaui en sus 38 años de lucha por la independencia, bajo la vanguardia del F.Polisario, contra el colonialismo español, primero y después contra la invasión marroquí. Precisamente, hoy, el pueblo saharaui conmemora el aniversario XXXVIII del 20 de mayo.

En cuanto a nuestra situación actual, no cabe la menor duda, que las cosas han de cambiar a mejorar, independientemente de la objetividad o subjetividad de los argumentos o pretextos que esgrime una parte u otra, sobre una situación determinada, en la que, según unos, no se avanza, sino, se retrocede, mientras la otra parte tilda la situación de otro ritmo, tono y colores diferentes, vista desde otra perspectiva.

Las diferentes opiniones, la diversidad de criterios y la crítica constructiva, son factores que favorecen la evolución y el progreso. Los tiempos cambian y con ellos cambia el entorno, las exigencias, la mentalidad, etc. En esto no hay divergencias. Pero, sí, las encontramos, al abordar las formas y modos de cómo desarrollar esta evolución sobre el terreno.

Cabe destacar, que hay acontecimientos que jalonan la lucha del pueblo saharaui, entre ellos, el Congreso Popular General que, según muchos, es un montaje o un pasatiempo ya consumados, que representa la clausura de un capítulo y la apertura de otro, en un mismo escenario y con los mismos protagonistas. Estos, criticados y vilipendiados con anterioridad, por una gestión que no contribuyó, totalmente, a la lucha del pueblo saharaui, mientras, que para otros, este jalón es la clave para cualquier cambio en el aparato político del F.Polisario y la gestión de los asuntos de este luchador pueblo. Temas muy discutidos en las dos últimas décadas, pero por muy discutidos, no resueltos.

Lo que leemos en arso, en algunos artículos y en muchos comentarios, sobre la gestión de los asuntos de los Campamentos de Refugiados Saharauis, en las zonas liberadas, en las zonas ocupadas y en la diáspora, es algo que requiere ser tratado con profundidad e intentar ponerle fin, pero, parece ser que el mensajero elegido, para ello, creo, por parte de algunas personas, no es el apropiado.

Los asuntos en cuestión hay que tratarlos en su tiempo, en su lugar y no hacer al enemigo partícipe. Estar dentro de casa no es como estar fuera de ella. Que no se confundan los términos. En base a esto, se concluyen dos cosas: la primera es que nuestro enemigo diga de nosotros, sin nosotros confirmarlo y la segunda es que, nosotros, lo confirmemos… Meditar y reflexionar en esto.

Si a alguien le duele, le hace sufrir esta situación, le comunico que no emprendió el camino que le llevará a la solución, contando sus penas a los demás y a sus enemigos: Maruecos y sus aliados. No le va servir de nada, sino difamar su imagen y alentar a su enemigo, suministrándole oxígeno.

En un artículo publicado en arso, un compatriota dijo: la ropa sucia se lava en casa… Evidentemente. Porque lo que hará nuestro enemigo, si llega a sus manos, es ensuciarla más y tenderla, para que los demás la vean. Quien exhibe sus errores a su enemigo, está asestando, contra si mismo, un arma letal.

Creo, que todas las organizaciones tienen sus problemas y el F.Polisario, entre estas, tampoco se puede salvar. Sí, tenemos nuestros problemas, pero se han discutir en casa y se van a solucionar dentro de la misma. No en Marruecos, ni en España, ni en Francia, gobiernos enemigos 100% de la existencia del pueblo saharaui. Gobiernos en los que el conflicto tuvo sus inicios y siguen en su empeño.

En Internet, no le enseñéis a nadie vuestras deficiencias, vuestras discrepancias y aprovechar este medio para hacerles llegar a vuestros interlocutores, los grandes logros del pueblo saharaui, acaecidos en años atrás, cuando poseer un móvil era un lujo y… de Internet, ni hablar.

En Internet, a través de arso, defenderos de los ataques de los gobiernos de países enemigos del pueblo saharaui, de las declaraciones de sus políticos, de las emisiones de sus medios de comunicación que no simpatizan la Causa Saharaui, de organizaciones que no están haciendo sus deberes, hacia una justa lucha. Ello, pues, es otra faceta de la lucha. Esto ha de ser el deber de todos los saharauis, estén donde estén. De lo contrario, estamos cargando contra nosotros mismos.

Ahora, que Internet está en cada esquina, contarles la realidad de la lucha del pueblo saharaui. Contarles que el pueblo saharaui hizo lo imposible… Contarles que el pueblo saharaui luchó contra el exterminio y lo venció; luchó contra las bombas de NAPALM, contra las bombas de fósforo blanco, contra las bombas de fragmentación, fabricadas en países mencionados con anterioridad y otros, de las que tanto se habla, en estos días, todas prohibidas internacionalmente… pero, en el Sahara Occidental, todo es tolerable.

Contarles que EL PUEBLO SAHARAUI EXISTE y que es capaz de todo por arrebatar su libertad, que hechos no os faltan.

¡Viva la lucha del pueblo saharaui! ¡Viva el F.Polisario!

Lehbib Brahim Laabid.
lehbibbrahim(at)yahoo.es
21.05.11
--------------Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark

2 comentarios:

rabuni dijo...

Desgraciadamente el enemigo participa con nosotros en este foro.Esta gente que defiende a las personas fracasadas como sadafa son el enemigo de los saharauis y que sus comentarios llenos de odio peligran la unidad nacional.el descrédito del señor sadafa se completó con la apariciíon de su último defensor JAFAF,el gran traidor del pueblo saharaui, da la casualidad de que son gente que han trabajado en el polisario y como no los han eternizado en el poder salieron rebeldes y traidores.Decirle a jafaf que es mejor ser perro de los dirigentes del polisario que haber sido perro del polisario y ahora burro de la inteligencia marroquí los enemigos de los saharauis.

aidid dijo...

El hecho de que los saharauis, debaten, muestran su capacidad intelectual y su madurez política, creo personalmente que son elementos que aportan más a la causa de lo que le restan.
Lamentablemente la situación interna, y el mal manejo de la política tanto interna como externa de nuestra causa, han llegado al borde de la paciencia de los militantes. Nadie puede negar hoy por hoy que las cosas vayan de mal a peor.
Creo que tanto los amigos como los enemigos ( todos los enemigos que usted ha mencionado en su articulo) han llegado a la conclusión que la lucha del pueblo saharaui YA es irreversible, el pueblo saharaui esta condenado a vivir libre e independiente, sino desaparecerá ……
Los militantes saharauis, estimado Lehbib, están cansados, agotados y preocupados por la situación actual, y lo han intentado con todos los medios (legales) para cambiar las cosas, pero la dirección saharaui siempre ha hecho oídos sordos a sus reclamaciones. Apreciado Lehbib, NO toleramos que alguien sea quien sea paraliza la evolución de nuestro pueblo, NO vamos a consentir que estemos peor que hace 20 años, No vamos a consentir que el tribalismo este cada vez mas arraigado en nuestra sociedad , No vamos a consentir que nuestro sistema educativo este peor que hace 20 años, No vamos a consentir ni tolerar que las instituciones saharaui se conviertan en empresas privadas en manos de personas que la sirven por fines tribales.
En fin, estimado militantes, tu escrito pudiera haber sido mejor con un párrafo mas o una conclusión dedicada a la dirección política saharaui, para que escuche estas voces criticas y emprender un proceso de cambio, PRECISAMENTE para honorar a los buenos militantes saharauis y ACALLAR a los oportunistas y los fracasados y traidores al servicio del enemigo.
Con todo mi respeto