25.10.14

La diputación de Valencia confunde la solidaridad

por Said Mahamud

La Diputación de Valencia suspende sus ayudas de cooperación que mantiene con el pueblo saharaui porque según el vicepresidente de la corporación provincial y diputado de cooperación municipal e internacional, Juan José Medina se han “vulnerado los derechos humanos de la joven saharaui Mahadjouba Mohamed Handidaf” . Esta decisión drástica se fundamenta en la denuncia de los padres de acogida y no adoptivos Batiste Llopis y Verónica que afirman con rotundidad que la joven está retenida y que los campamentos de refugiados son una cárcel para muchas chicas jóvenes saharauis. La familia de acogida Española la hemos visto en muchos medios de comunicación locales y nacionales apoyada por el alcalde genovés Emilio Llopis y la diputación de valencia defendiendo los derechos legítimos de la joven saharaui para ser libre y acusando al pueblo saharaui de no respaldar los derechos humanos, condicionando las ayudas al desarrollo con una solución inmediata del problema de mahyuba. "No entendemos la ilegalidad que supone que a Mayuba le hayan retirado el pasaporte y el teléfono móvil", ha asegurado el vicepresidente de la Diputación.,También ha afirmado que hasta que el Gobierno saharaui no solucione este problema la corporación provincial suspenderá todos los convenios de ayuda que tiene con él porque "no pueden cooperar con ningún país que no respalda los Derechos Humanos". La familia ha pedido ayuda al Ministerio de Asuntos Exteriores de España y a organizaciones nacionales e internacionales, así como al Frente Polisario, para que se reconozcan los derechos de la joven y el padre de acogida relata su viaje arriesgado a los campamentos de esta manera,"Me jugué allí el pellejo, porque hay peligro", ha señalado Batiste Llopis, quien al ser preguntado por si teme por la vida de su hija adoptiva ha dicho: "no creo, hay presiones fuertes y ya dije que si le pasaba algo se armaría algo gordo. A la chica no la toquen, les dije, y parece que lo están respetando".Este señor nunca se ha quejado en sus anteriores viajes a los campamentos. Siguiendo con los disparates que se han comentado estos días, el alcalde de Genovés, Emilio Llopis, ha manifestado su "repulsa" por la "retención ilegal" de esta "ciudadana española, valenciana y de Genovés" y ha indicado que la voluntad de la población es que Mayuba "vuelva a Genovés porque esa es su voluntad", Se le ha olvidado de que Mahyuba además de Española, valenciana y Genovés, es Saharaui.
Secuestro, retención, prisión, son algunos términos que se han empleado estos días para tratar el problema de Mahyuba que suenan duro en los oídos de los que conocemos la vida en los campamentos y que no reflejan la realidad del pueblo saharaui. Respeto la conjura por el interés de que mahyuba vuelva a Valencia, pero con responsabilidad y respeto a la causa saharaui, que es más importante que cualquier conflicto entre familias .Ver las lágrimas y los sollozos del padre de acogida de Mahyuba en los medios emocionan y debemos imaginar también los llantos que no se ven de sus padres biológicos los largos años que ha estado lejos de ellos en España. Dejemos la diplomacia que busque la solución correcta para respetar la libertad de todos, como está haciendo el ministro de Exteriores de España con buen criterio y no tomar decisiones como las de la Diputación de Valencia fundamentadas en el amiguismo de una familia desesperada. Me gustaría decir a aquellas personas que quieren aprovechar este problema para decir que no hay libertad de la mujer saharaui que se equivocan y que los campamentos de refugiados están abiertos para corroborar la libertad y el papel de la mujer saharaui en la sociedad.
Las actuaciones precipitadas de la diputación de Valencia y de la familia de acogida de la niña saharaui defienden los derechos de libertad de Mahyuba, pero prohíben a todo un pueblo las ayudas para sobrevivir en los campamentos de refugiados esperando esa libertad que quieren para su “hija” y que quizás deben recordar que sus sucesivos gobiernos son partícipes en el sufrimiento del pueblo saharaui y en la falta de la maravillosa libertad que defienden y que los saharauis la necesitan como el vivir. Marruecos no respeta la libertad y la voluntad de los saharauis de vivir en su tierra libremente y no hemos visto decisiones valientes de políticos españoles para presionar al gobierno marroquí a proteger los derechos humanos en el Sahara.
Los Saharauis agradecemos la solidaridad INCONDICIONAL de la sociedad Española para seguir luchando por la independencia del Sahara y como ellos no entendemos la posición ambigua de sus gobernantes con la causa saharaui,la solidaridad es la ternura de los pueblos,

Said Mahamud
24.10.14
said.mahamud[at]yahoo.es 

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark