16.5.13

Es la fuerza de la razón, señores.

“Lo que Aboubakar Al Jamaï y Ali Anouzla no quieren ver”

 por Haddamin Moulud Said

En un artículo, diría yo, de obligada lectura, los dos destacados periodistas marroquíes, fabrican una teoría, sencillamente, insostenible:
Según ellos, “cuando, en 1999, los jóvenes saharauis empezaban a manifestarse, lo hacían sin banderas de la RASD ni, tampoco, reivindicaciones independentistas”.
Según ellos, “la democratización de Marruecos haría que los jóvenes saharauis, nacidos después de la marcha verde y educados en las escuelas marroquíes, fueran verdaderos partícipes en la construcción de una autonomía dentro de Marruecos”.
Y terminan diciendo que “la democratización de las instituciones del Estado marroquí brindaría la oportunidad de arrancar, al mundo, un reconocimiento internacional de la soberanía de Marruecos sobre su Sahara y blindaría su integridad territorial”.
Se intenta, así, dar a entender que son razones económicas, sociales o culturales las que empujan a los saharauis a salir a la calle, portando banderas de la RASD.
Queriéndolo o sin quererlo, pero más bien lo primero, los dos periodistas omiten las verdaderas razones y datos que justifican que los jóvenes y no tan jóvenes saharauis salgan a manifestarse, portando la ‘Zreiga’.
No sólo cuando salen a la calle, sino desde que nacen maman de los pechos de sus madres el indomable espíritu de lucha por la libertad e independencia del Sahara Occidental. Cuando alcanzan cierta edad, se topan con los irrebatibles argumentos del Tribunal Internacional de La Haya, a favor de la autodeterminación. Nada más mirar un mapa del mundo colgado en cualquier web de cualquier país del mundo, notan que el Sahara Occidental no es marroquí. Con adentrarse en cualquier hemeroteca, leen que Marruecos niega, hoy, el referéndum que, ayer, aceptaba. Y más aún, leen esto:

Las posiciones públicas y solemnes asumidas por el Reino de Marruecos respecto del Sahara Occidental:

1).- Day Ould Sidi Baba, representante de Marruecos ante el Comité de los 24, (Addis Abeba, June 7th, 1966):
“Pido la independencia del Sahara Occidental a la mayor brevedad posible y esto debería ser una auténtica independencia, por lo tanto, podemos superar el impasse actual. Una vez dueños de su destino, los habitantes de la región podrían lograr con total libertad sus derechos como ciudadanos dignos y conscientes y actuarán a favor de una política que se adapta a los objetivos nacionales de su pueblo”.

2).- Mohamed Charkhawi, Ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos. Discurso ante la 21ª Sesión de la Asamblea General de NNUU, 13 de Octubre de 1966:
“Marruecos apoya una verdadera independencia del Sahara Occidental, poniendo el futuro de la región en manos de sus hijos, que en el contexto de la libertad decidirán libremente sobre su autodeterminación. Por lo tanto, llamo a la organización de un proceso de autodeterminación de acuerdo con las siguientes etapas: el retiro de las fuerzas militares de España del territorio y el despliegue de fuerzas de la ONU (...) la retirada de la administración española y el retorno de los refugiados saharauis en el extranjero. Estas son las condiciones que la ONU podría asumir, con el apoyo de las autoridades marroquíes y españolas”.

3).- El Rey Hassan II . Explicación dada en Conferencia de Prensa, el 30 julio de 1970:
En vez de ir a los tribunales reclamando todo el territorio del Sahara, hemos reclamado la celebración de una consulta popular que tendrá lugar, siempre y cuando el primer resultado sería la salida de no africanos y que daría al pueblo del Sahara Occidental la opción elegir entre la vida bajo la égida marroquí bajo su propia égida o bajo cualquier otra égida”.. Conférence de presse du Roi Hassan II, le 30 juillet 1970, in Annuaire de l’Afrique du Nord, 1970, CNRS, Paris, 1971, p. 807.

4).- Mr. Butaleb, representante de Marruecos en la 25ª Sesión de la Asamblea General de NNUU. 12 de octubre de 1970.
"Marruecos y los países vecinos, preocupados por la paz en la zona, el desarrollo y la cooperación entre ellos, han decidido poner en práctica y facilitar la aplicación de la autodeterminación del territorio del Sahara Occidental, en colaboración con la organización internacional y la potencia administradora."

5).- M. Benhima, ante la 28ª Sesión de la Asamblea General de NNUU, el 3 de octubre de 1973:
"Se sabe que mi país proclama solemnemente y ante otras autoridades internacionales la autodeterminación de los habitantes de este territorio destinado a la descolonización del Sahara Occidental".

6).- Los Jefes de Estado de Argelia, Mauritania y Marruecos. Proclamación de Nouadhibou y de Agadir: “Inquebrantable compromiso con el principio de la libre determinación y su voluntad de garantizar que este principio se llevaría a cabo dentro de un marco que garantice la expresión libre y auténtica de los habitantes del Sahara, de conformidad con las decisiones de las Naciones Unidas sobre este tema” Communiqués conjoints tripartites du 14 septembre 1970 à Nouadhibou (Mauritanie) et du 24 Juillet 1973 à Agadir (Maroc)

7).- Durante la reunión del Consejo de Ministros de la OUA, celebrada en Rabat, Marruecos, trabajó activamente para que el Consejo aprobara la Resolución nº 15, CM-RES 272, 1972 que pedía a España, en tanto que potencia administradora del territorio que:
"Crear un ambiente libre y democrático en el que la gente de este país pueda ejercer su derecho a la libre determinación y la independencia sin demora y de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas."

8).-
El Rey Hassan II, en su discurso ante la 37ª Sesión de la Asamblea General de NNUU, el 27-09-1983, declara:
"Marruecos anuncia que quiere un referéndum, Marruecos anuncia que está listo para que el referéndum se lleve a cabo mañana, si se quiere, Marruecos está dispuesto a proporcionar todas las facilidades a todos los observadores para que haya un alto el fuego y para que haya una consulta justa, equitativa y legal. Por último, Marruecos se compromete solemnemente a ser, y se considera obligado por los resultados del referéndum".

Pero no sólo eso. Marruecos tiene un serio problema, no con los saharauis, sino con la Comunidad Internacional, en su conjunto. Marruecos es el único país del mundo que festeja lo que la Comunidad Internacional deplora. Algo grave, pues, debe sucederle a un pueblo cuando es empujado, por sus gobernantes, a festejar lo que el resto de los habitantes del planeta califican de deplorable.

Año tras año, el Majzén marroquí empuja a su pueblo a celebrar la marcha verde. Y, sin embrago, la marcha verde es un acto deplorable, no sólo para los saharauis sino, también, para la Comunidad Internacional.
Me cuesta creer que, a estas alturas, los Señores Abubakar Al Jamaï y Ali Anouzla, no se hayan leído la Resolución 380 (1975) del Consejo de Seguridad, donde se dice, expresamente, que el Consejo,

1.- Deplora la realización de la marcha Verde;
2.- Pide a Marruecos que retire inmediatamente del territorio del Sahara Occidental a todos los participantes en la marcha;
Son resoluciones de este tipo, Señores Al Jamaï y Anouzla, las que robustecen el convencimiento de los saharauis, de los saharauis de hoy, mañana y pasado mañana para seguir luchando por un Sahara Libre. ¿Lo entienden ahora?
En las festividades de Marruecos, sean religiosas o nacionales, el reino recibe felicitaciones de muchos Estado. En cambio, en lo que El Majzén llama ‘fiesta de la marcha verde’, Marruecos, nunca recibe felicitación alguna. Debe ser muy triste, que anunciando tu cumpleaños, incluso, en tu muro de Facebook , nadie se acuerde de ti para felicitarte.
Por mucho que Marruecos invierte en el Sahara Occidental y por muy democráticas que sean sus instituciones, Marruecos, no podrá conseguir quitarse de encima esa especie de aislamiento internacional en el asunto del Sahara Occidental. Para no seguir siendo un Estado paria, Marruecos, sólo tiene un camino posible: adecuar su conducta a lo que exige la legalidad internacional, reconociendo al pueblo saharaui su derecho a la autodeterminación y la independencia. Y, en la divulgación de estas ideas, los intelectuales marroquíes, deberían ser la vanguardia, en lugar de repetir los estereotipos del Majzén. A fin de cuentas si abogaran pública y abiertamente por la independencia del Sahara Occidental, los señores Al Jamaï y Anouzla, no estarían sino reiterando las honorables posiciones que habían asumido públicamente sus abuelos Mohamed Charkhawi, Mr. Butaleb, y M. Benhima.

PD. Para leer el artículo de Al Jamaï y Anouzla: http://www.lakome.com
Si le ha llamado la atención el nombre de Day Ould Sidi Baba, no dude en leer este brillante artículo de Jatri Beiruk: http://saharaopinions.blogspot.com.es/2009/10/la-historia-se-repite.html

Haddamin Moulud Said. En Valencia, a 12 de mayo de 2013.
ibnuabirabiaa[at]yahoo.es

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.

Share/Bookmark