16.3.15

Las lecciones de un foro

por A. Mahayub

La última versión del Foro Crans Montana, celebrada en la ciudad ocupada de Dajla, con un despliegue diplomático y financiero sin precedentes en la historia del Majzen, ha dejado claro que los que dirigen los designios del Marruecos actual se han quedado en el siglo pasado. Varios avisos en los últimos años debieron alertar al reino Magrebí de que la política del hecho consumado no va a favorecer sus pretensiones en el Sahara Occidental pero Marruecos sigue actuando, sabe dios gracias al dinero de quien, como un “nuevo rico” que piensa que lo puede arreglar todo con un puñado de dírhams.
Para empezar, pensar que el Sahara es marroquí porque un foro, venido a menos, lo dice es, cuanto menos, ingenuo. Todo en el fórum, que acaba de terminar, es falso. Ni el lema, ni el mapa, ni el lugar, ni los invitados, ni siquiera la foto del rey es actual. El gran mapa de los territorios marroquí y saharaui, unidos con una mancha roja y una foto, antigua, del rey (Papa Doc. Os está viendo) rodeando a los oradores, dejaban a las claras la naturaleza propagandística del evento. A quien se le ocurre organizar un evento sobre África y la cooperación Sur-Sur y traer a Moldavos porque, a ultima hora, le ha fallado la Unión Africana.
Los invitados son otra de las “peculiaridades” del foro. En realidad eran una mezcla de momias políticas con ganas de un buen retiro y endeudados buscando una tajada fácil para aliviar sus penurias económicas y judiciales. Algunos, incluso, se han inventado ser representantes de alguna organización internacional o partido político para avivar la gula mediática del majzén y obtener mayor rédito. Los saharauis llevados al foro simplemente hacían bulto.
Los saharauis tenemos un dicho que dice algo así como “Al listo con una mueca y al tonto con un puñetazo”. Pues Marruecos ya ha recibido muchas muecas o señales de que ni la ONU, ni nadie le va a seguir en su juego de apoderarse del Sahara con acciones unilaterales o de política de hechos consumados. Nadie ha comprado la autonomía, ni ligar al Polisario al terrorismo, ni ninguna de las varias mentiras que el majzén se inventa y luego se cree que son verdades. Marruecos ya ha retirado su confianza en Ross en dos ocasiones y las señales que ha recibido es que tiene que aceptarlo. El año pasado, Marruecos dijo que solo negociaba la “autonomía” como solución y la señal que recibió en el informe es que “el Sahara Occidental es un territorio no autónomo”. La huelga de Aminetu, el amague americano con incluir a los derechos humanos en el mandato de la MINURSO, todas son muecas claras. Es normal que tras tantas señales, Marruecos reciba un puñetazo en la clausura del foro que pensaba que consagraba sus fantasías.
El dinero ha engañado a los que trazan la política del Majzen. El flujo financiero que está gastando Marruecos, últimamente, en la gestión diplomática del conflicto del Sahara Occidental no es propio de un país con las limitaciones económicas del reino alauita. Desde la compra de voluntades emprendida por Hillale en Europa y Cherai en USA, a estar entre los diez países que más gastan en lobistas americanos (13 compañías de lobistas en 2013) a la altura de Emiratos Árabes y Alemania, pasando por mantener en nomina a ex mandatarios (Felipe González, Zapatero?) y otras personalidades para que trabajen, en la sombra para su causa, a la compra de individuos para que testifiquen a su favor en la cuarta comisión de la ONU (Erik Jensen, Chema Gil..) o organizar eventos como el recién finalizado Crans Montana. Esta esquizofrenia financiera ha convertido a Marruecos en un verdadero imán de oportunistas y mercenarios atraídos por el dinero fácil y los lujos de Casablanca, Tánger y Fez. Y ha puesto a nuestra causa en la mira de todo tipo de personajes atraídos por el olor del dinero marroquí.
En todo esto Marruecos no ha dudado en demonizar a Argelia y al Polisario. No parece que haya aprendido la lección. Los que diseñan la estrategia del Marruecos actual siguen apostando por la solución impuesta gracias al chantaje, al dinero, a las influencias… Marruecos no ha interiorizado que esa solución, de ningún modo, será ni duradera, ni pacifica, ni garantizara la seguridad y estabilidad de su país ni el de la región. En vez de convencer, con dinero y lujos al oportunista de turno, Marruecos puede emprender un camino valiente, audaz y con miras de futuro. Un verdadero proceso de negociación con el frente Polisario seria un primer paso para resolver, de una vez por todas, el conflicto y abrir un nuevo horizonte para todos los pueblos del Magreb. Es irónico, pero un Foro que fue fundado para “alentar la cooperación internacional, el dialogo, el desarrollo, la estabilidad, la paz y la seguridad en el mundo”, aun, habiendo preconizado todo lo contrario en su apuesta por un territorio no autónomo, puede hacer que Marruecos comprenda que ha llegado la hora de apostar por esos mismos valores para construir un futuro dingo para todos los pueblos en la región del Magreb.

A. Mahayub
16.03.15
amahayub[at]yahoo.com
-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark