18.4.13

El Majzén esta Nervioso

por Hamdi Sidahmed Ahmed

A pocas horas de publicarse en la red y en algunos medios de comunicación la noticia sobre la existencia de un borrador de proyecto, presentado por EEUU, para que el Consejo de Seguridad de la ONU debata una resolución que permita a la MINURSO( Misión Internacional de la Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental) supervisar el tema de los derechos humanos en el Sahara Occidental, en Marruecos ha saltado la alarma y el Majzén se ha propuesto a mover tierra y cielo con el objetivo de impedir, a cualquier precio que dicha resolución salga a la luz.
Para ello, el gobierno marroquí, en una carrera contra reloj y en menos de dos días ha adoptado una serie de decisiones que, en vez de surtir el efecto esperado, han dado una muestra de confusión y de desbordante nerviosismo que desnudan la realidad de un estado que ha cimentado casi toda su política sobre la mentira y el engaño.
Tres de des medidas, solo por citar algunos ejemplos, dan fehaciente prueba del estado de chok y de incertidumbre en que la se encuentra la el palacio de Mohamed VI:

1)  Reunión de carácter urgente, en el palacio real, convocado por el rey Mohamed VI a la que asistieron todos los asesores del monarca, el gobierno de turno y gobierno de sombra (en Marruecos casi todos los ministerios de tienen un asesor nombrado a dedillo por el rey y que en realidad son los verdaderos ministros), los partidos políticos y algunas formaciones populares para que, según un comunicado emitido por palacio, demostrar la unidad de todos los componentes del pueblo marroquí en lo que respecta la cuestión del Sahara Occidental.
Alguien que tenga el mínimo conocimiento de la vida política marroquí sabe de sobra que existen tres cuestiones sagradas en Marruecos. Son intocable: la monarrquia, la religión y el Sahara Occidental. Son competencia exclusiva del monarca. Quien se atreve a debatir, opinar o contradecir en cualquiera de estos tres temas podrá estar seguro que su destino será la cárcel.
Los asesores, el gobierno, los partidos políticos, las organizaciones populares y el pueblo general, solo se les cita para aplaudir y apoyar, incluso con sus vidas lo que decide el sultán.

2) Suspensión de obras militares que anualmente realizaba el ejercito marrqoui conjuntamente con la armada norteamericana. Esta decisión se ha tomado como represalia a la acción de EEUU por haber presentado la propuesta sobre las competencias de la MINURSO. Este tipo de comportamiento (mas allá de la posición que tenga cada uno sobre esas maniobras) da la medida de un país poco serio y nada fiable en sus compromisos, que en su mayoría se han elaborado y adoptado en detrimento de la posición de estos países con respecto al problema del Sahara Occidental, en especial que apoyen o al menos mantengan silencio con respecto a su ilegal ocupación del Sahara Occidental por parte de Marruecos.

3) Intensificar la campaña maliciosa de relacionar al Frente POLISARIO con organizaciones terroristas e intentar vender una imagen falsa de la lucha de pueblo saharaui, cuando en realidad todo el mundo sabe que el estado marroquí es el creador de la MUJAO, una de las organizaciones terroristas mas activas actualmente en el Sahel y que tiene como objetivo exclusivo intoxicar la imagen del Frente POLISARIO como representante único y legitimo del Pueblo Saharaui.
Nadie sabe, hasta este momento si la resolución se hace realidad o choque con la ya tradicional negativa de algún miembro del Consejo de Seguridad, pero lo que si es cierto es que la comunidad internacional no puede permitirse el lujo de seguir mirando para otro lado, mientras las fuerzas de seguridad y toda la maquinaria represiva marroquí sigue cometiendo, a diario todo tipo de violaciones de los derechos humanos contra la población civil saharaui, simplemente por reclamar, pacíficamente lo mas elemental de la vida: el derecho de decidir libremente su destino!!

La ONU no solo esta en la obligación de implantar un mecanismo de vigilancia y supresión de los derechos humanos en el Sahara Occidental, sino también ha de implementar medidas para que los saharauis pueden manifestarse libremente, gozar del derecho de expresión y de reunión.
Mucha desilusión ya tenemos los Saharauis con el papel que ha desempeñado la ONU en la búsqueda de la solución justa que le permite al pueblo saharaui decidir libremente su destino, sin embargo pensamos que esta es una buena oportunidad para que el organismo internacional recupere la credibilidad necesaria y ser merecedor de la confianza de los creemos en la justicia.

Hamdi Sidahmed Ahmed
bukah7@yahoo.es
18.04.13

-------------- Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark