12.11.10

Carta de un español a su Gobierno y parlamentari@s

por Jorge Bofill Moscardó

Ante los acontecimientos que se están desarrollando en la capital ,El Aaiún,del Sahara Occidental ocupado por Marruecos querría expresarle a ustedes como representantes del Pueblo español lo siguiente:

El pueblo saharaui ha gozado y goza de lazos fraternales con el pueblo español,no en vano fue provincia de España hasta que la invasión marroquí fraccionó su territorio y las familias que lo habitaban. Aunque nos intentan convencer de que la ocupación llamada Marcha Verde se realizó pacíficamente sólo lo fué en apariencia, puesto que difícilmente puede, una invasión no violenta, producir heridas de napalm y fósforo blanco en la población saharaui que huía indefensa. En la actualidad las autoridades marroquíes utilizan el mismo lenguaje, no pudiendo verificar los hechos por el bloqueo informativo al que ha sido sometido el territorio.
Aún cuando las resoluciones de las Naciones Unidas han sido siempre claras respecto al carácter del Sahara Occidental,territorio no autónomo,y a la solución del conflicto,ejercicio del derecho de autodeterminación por parte del Pueblo Saharaui como se indica en la resolución 1514, la capacidad de tergiversación de lo anterior por el Reino de Marruecos ha sido inmensa contando con el silencio cómplice de muchos Estados que se autoproclaman democráticos y defensores de la legalidad internacional.
Que este silencio cómplice al que aludo, ha sido el comportamiento de muchos gobiernos españoles y más en concreto del actual.Su intento de imponer el argumento de que "los intereses nacionales" nos obligan a no cumplir con la legalidad internacional es perverso. Podría consentir,aunque no compartir,que toda la responsabilidad para la solución recae en la ONU,pero ¿qué
pasa con la cobarde aceptación de la vulneración de los Derechos Humanos en una población desarmada?.La persistencia en esta actitud desautoriza al gobierno y parlamentarios que la mantienen, a ondear la defensa de los DDHH como bandera, pues también los sátrapas pueden esgrimir sus intereses particulares frente a derechos universales como justificación de sus satrapías. Insisto, si el gobierno español y los parlamentarios no condenan las vulneraciones de los más elementales derechos de los compatriotas saharauis mejor que callen y acepten su nueva condición moral de no defensores de Derechos Universales, a la que nos arrastran al resto de los españoles.
A pesar de todo, todavía confío en su sensibilidad para con los temas fundamentales que atañen al ser humano así como en sus convicciones democráticas, para que realicen una condena enérgica y valiente de cuanto está ocurriendo, la tragedia del Pueblo Saharaui y la dignidad del Pueblo español así lo exigen.Como dijo alguien: "lo mejor del pueblo español estará con ustedes".Atte.

12-11-2010

--------------Este texto expresa la opinion del autor y no de los moderadores del foro.
Share/Bookmark